31 agosto 2019

Chow-Chow, origen e historia

En un remoto y misterioso periodo de la evolución apareció el animal que ahora llamamos Chow-Chow.



Sin duda alguna es una de nuestras más antiguas razas de perros. Los historiadores han encontrado crónicas que datan de hasta el siglo 11 AC, en las cuales se describe al 'Perro Tártaro' o 'Perro Foráneo', mostrando claramente que sus características únicas estuvieron presentes en ese entonces.
Los perros eran descritos como "de contextura pesada con pelo sedoso y áspero, con patas traseras absolutamente rectas y lenguas azules". La evolución y su subsecuente domesticación tuvo obviamente que tener lugar antes de ese momento .

En el árbol genealógico de los carnívoros, los últimos en separarse fueron los caninos y los ursinos (o úrsidos). Se asegura que durante el periodo Mioceno (entre 28 a 12 millones de años atrás), el Hemicyon, un intermediario entre el Cynoelesmus ('padre' de los demás canes) y el Daphoneus (antecesor directo de los osos modernos), originó el Simicyon, un animal de tamaño que variaba entre el del zorro y un pequeño oso que habitaba en las regiones sub-árticas y que después de trasladarse a Siberia y el Noroeste de Mongolia, en donde sufrió mezclas con animales locales, dieron origen al Chow-chow. Se sabe que el Simicyon también poseía 44 dientes.


Aparte de las características obvias parecidas al oso, es interesante notar que el Chow-Chow comparte con los pequeños osos del Tibet y Manchuria la característica lengua azul, el cráneo amplio, el hocico corto y el cuerpo cuadrado. Estas son más características ursinas que lupinas.
La final y concluyente prueba es dada por la dentición de los animales. Mientras el grupo normal de canes tiene 42 dientes, el Hemicyon y el Simicyon tenían de 44 a 46, el Chow-Chow tiene también 44 dientes aunque usualmente pierden su par extra de dientes en la adultez. El Chow-Chow, o un antecesor muy parecido, estuvo probablemente establecido en las altas y frías estepas de Mongolia muchos años antes de la evolución del hombre mono al homo sapiens.

El Chow llega a China
La China fue frecuentemente invadida por las tribus Bárbaras provenientes de su frontera norte. Estas tribus, los Tártaros y Mogoles, estuvieron acompañados por sus “perros de guerra”. En ese tiempo la palabra “Mastin” fue a menudo usada pero no con su actual significado. Como era usada en ese entonces, indicaba un perro de tamaño, fuerza y habilidad para cazar y fue usada indiscriminadamente por escritores y traductores independientemente de la raza del perro. Los perros de guerra Tártaros fueron descritos como de apariencia "Leonina", grandes, poderosos y de lenguas negras. Los registros indican que el Emperador Wu Wang (1122-1116 AC) recibió como tributo del enemigo un gran número de esos perros descritos como "de gran fuerza y con abundante pelo y mayormente rojo".
A pesar de la destrucción de la literatura china ordenada por el emperador Chin Shih en el año 255 AC, numerosas referencias permanecen y los cuales indican que los perros fueron traídos a la China por las tribus Bárbaras que vivían en la frontera norte y los cuales eran nombrados como 'Chow Foráneo' y cuya descripción coincide con el Chow-Chow actualmente.



Existe la persistente relación de la lengua azul o negra y sus patas posteriores rígidas; también sus encías y labios y el detalle de que sus labios no se sobrelapan sino que apenas se tocan, característica que le da al Chow-Chow su típica imagen que lo aparta de las demás razas.
El "Perro de Guerra Tártaro" o "Chow Foráneo" fue visto por los chinos como de gran "importancia para ser usado por los hombres" y fue altamente valuado para cacería, pastoreo y vigilancia. Los Emperadores y la nobleza en general mantuvieron al Chow-Chow en lujosos recintos. El emperador Ling Ti criaba a los Chow-Chows como mienbros de la Casa Imperial los cuales eran alimentados con el mejor arroz y carne por un contingente de sirvientes, tenían una escolta militar, dormían en ricas alfombras y fueron premiados con títulos nobiliarios y condecoraciones como la Orden de Kai Fu (Virrey). Estos Chow-Chows tuvieron el doble propósito de cuidar el palacio y de verse hermosos y dignos. Los emperadores de la dinastía Tang tuvieron perreras de cacería de 25,000 parejas de 'sabuesos' de puro tipo Chow-Chow. En el "Libro de Ritos" (Siglo VII), el 'Foráneo Chow' fue clasificado como perro de caza, usado para atacar otros perros y leopardos.



Como cazador, el Chow-Chow tuvo destacables capacidades de olfateo, tácticas ingeniosas y de gran fuerza. Su fuerza es evidente en el uso del arnés mostrado en el ceramio proveniente de las tumbas del periodo Han (206 AC al 201 de nuestra era) en donde el perro está amarrado a un fresno mediante un curioso tipo de arnés conectado por una correa en el frente y amarrada a un aro de hierro sobre la espalda en la cual el fresno está atado, además por su gran corpulencia que indica que el perro es extremadamente poderoso. Estos ceramios fueron enterrados con sus amos muertos para cuidarlos de las "influencias demoníacas y los espíritus repugnantes".
En la provincia de Yunnan los perros alimentados para cazar el ciervo almizclero fueron descritos como "perros de gran tamaño y peso, muy activos y de paso seguro". Durante este período existen muchas referencias en las crónicas de la temprana China, en las cuales es fácilmente reconocible el Chow-Chow como 'Perro Cuadrado' de aspecto fiero y parecido al león por su gran cuello cubierto de pelo, cazando jabalíes. También eran descritos como "extraños animales y muy diferentes de cualquier otra raza siendo de naturaleza suspicaz, hosca y hostil hacia los extraños pero sumamente valiente".


También existe una pintura de la Casa Imperial China de alrededor de 2000 años atrás en la cual claramente se muestra a un Chow-Chow echado debajo de una mesa. Este Chow-Chow tiene una cobertura roja perfectamente acicalada y tiene la misma expresión de los Chow-Chows de hoy en día. Hasta ahora las referencias al Chow-Chow han mostrado su color tanto rojo como negro. En las montañas aisladas del norte de China, Manchuria y Mongolia, los monjes en los monasterios Budistas de los Lamas fueron criadores de Chow-Chows azules. Los primeros chinos fueron hábiles en la genética de la crianza del color y les debió tomar considerable tiempo estabilizar esta dilución de negro a la constante perfección del azul pálido el cual ellos lograron alcanzar. Estos Chow-Chows azules fueron usados para cuidar y proteger el monasterio, para pastoreo y como perros de caza y fueron celosamente guardados en los monasterios.



El Chow-Chow se pareció al sagrado león, el defensor del creyente con el arnés que significaba la servidumbre hacia Buda. Estos Chow-Chows azules fueron distinguidos no solo por su color sino también registrado como de mayor tamaño y con mejor estructura ósea que aquellos fuera de los monasterios. Con el fin de la dinastía Tang apareció y se incrementó la pobreza nacional y, excepto dentro de los monasterios, la crianza selectiva cesó. Los cazadores imperiales desaparecieron. La raza pura original se mantuvo solamente en las casas de los mercaderes ricos y nobles y en los monasterios. 

Con el comercial y ahorrativo pensamiento chino establecieron granjas de perros 
Al Chow-Chow se le encontró útil para la cacería, el pastoreo, el tiro de trineos, la vigilancia y también por su pelaje y su comestible carne. Grandes granjas de perros fueron dispuestas en los distritos norteños en donde los Chow-Chows fueron criados por su valioso pelaje, y en el cual los perros eran estrangulados alrededor de los 10 a 12 meses de edad para evitar que se dañe la piel. Las reglas estrictas de la sociedad exigían que "obre una túnica de piel de perro u oveja está prohibida llevar una segunda túnica", hecho para presumir la belleza del traje. En Manchuria cuando una muchacha campesina se casaba ella recibía una dote de seis Chow-Chow como base para formar su granja.

La carne del Chow-Chow era un sustituto deseable para la carne de carnero y las provincias de Kwantung y Kwan-si especializadas en la crianza para uso comestible. En Cantón los perros fueron alimentados con arroz especial en su dieta para incrementar su sabor . Se decía que los perros negros recibían especiales nutrientes. Los cachorros tiernos matados a los nueve meses eran reservados para gente adinerada aunque las clases más pobres comían perros adultos. La lengua del Chow-Chow era una delicadeza pues se pensaba que tenía propiedades curativas. El Chow-Chow era comido en Otoño con grano oleaginoso y fue especialmente mencionado para ser comido en la fiesta china de Achee. En 1928 de nuestra era, una ley fue dada en la provincia de Peking prohibiendo comer carne de perro.
A pesar de esto, algunos de los chinos más viejos conocían todavía donde adquirir esto y la carne era vendida bajo el nombre de “carne fragante”. Hoy en día el perro todavía es comido en Corea del Sur en donde es servido comúnmente como medallones de carne sobre cebollas .

¿Pudo haber sido esto el porqué el Chow-Chow mantiene su característico ceño como si él hubiera conservado un agravio contra la vida?

El Chow-Chow Viaja al Oeste 
La primera persona Europea que menciona y describe al Chow-Chow fue Marco Polo, quien visitó la China en el siglo 13 y quien escribió sobre ellos en el recuento de sus viajes.
Pero el Chow-Chow fue desconocido en el mundo occidental hasta el siglo 15 cuando fue traído como curiosidad por marineros y mercaderes en los buques de la compañia India del Este.
Escribiendo en su libro "The Natural History and Antiquities of Seaborne", el reverendo Gilbert White describe con preciso detalle la importación de un par de cachorros por un joven caballero de la Compañía del Este de India. Estos eran "de la casta china de Cantón tal como son engordados en este país para ser comidos". Continúa diciendo "las piernas traseras son normalmente rectas sin ningún doblez en el corvejón. Los ojos son azabachados pequeños y hundidos. La lengua el labio y la boca son del mismo color azul".
Claramente estos fueron definitivamente Chow-Chows, probablemente uno de los primeros en Inglaterra como lo fue en los inicios de los 1780’s. Durante los inicios del siglo IXX unos pocos perros fueron traídos como curiosidades.
Existe una referencia de un perro oriental con cobertura gruesa de color rojo y de lengua azul que venía de China, varios perros fueron ubicados en el Zoológico de Londres en el "área de Perros Salvajes" y en 1865 a la reina Victoria se le presentó algunos Chow-Chow los cuales fueron mantenidos en jaulas en Windsor.

Pero el interés en la crianza y exhibición debió haber empezado en 1879 cuando una perra Chow-Chow llamada “Chinese Puzzle” llegó a Inglaterra. El siguiente año fue expuesta en la exposición canina del Palacio de Cristal por su propietario Mr W.K.Taunton. Es interesante notar, a la luz de nuestro presente estándar, que ella media 40.6cm medidos en el hombro y pesaba 14.5kg.
En 1884 the Earl of Lonsdale importó un Chow-Chow y tres años más tarde le dio a la Marquesa de Huntley un perro llamado Peridot. Ella entonces crió a un perro llamado Peridot II, el cual fue la base para las perreras de Lady Granville Gordon. Lady Granville Gordon fue la que se esforzó en lograr que el Kennel Club reconozca la raza como Chow Chow en vez de "Perro foráneo". Ella también fue propietaria de los primeros Chow-Chows azules en Inglaterra. Su hija, Lady Faudel-Phillips, posteriormente fundó el famoso Amwell Kennels y se convirtió en la líder de la crianza y exhibición hasta alrededor de 1898. En 1890 el primer Chow-Chow fue exhibido en América. Esta fue 'Takya', de propiedad de la Srta A.C.Derby.

Uno de los más importantes años en la historia de Chow-Chow debió seguramente ser 1895. Cuatro eventos importantes ocurrieron. El campeón “Chow VIII” vino a ser el primer campeón Chow-Chow, a Peridot II se le nominó como el mejor en el Campeonato de Exhibición LKA, el Chow Chow Club fue formado y el estándar de la raza fue formulado basado en el campeón "Chow VIII".
Desde entonces la cría y exhibición de esta raza han continuado rápidamente. La Sra. Jarrett de Philadelphia fundó el primer "American Chow Kennel" y obtuvo reconocimiento para la raza del "American Kennel Club".

"Chinese Chum" fue exportado a la Sra. Proctor de America en donde se convirtió en el Campeón Americano y padre de muchos campeones americanos incluyendo al campeón americano "Black Cloud" y al campeón americano "Night of Asia", el cual fue la base para sus perreras ‘Blue Dragon’.
En 1906 fue fundado el "American Chow Club". Este fue seguido en 1924 por la fundación del "French Chow Chow Club" por Madame Mareschal (conocida después de la última guerra como Madame Yvonne Diot). También el 1974 se tuvo el primer ingreso de un Chow-Chow en el "German Stud Book". Gradualmente el carácter amable del Chow-Chow se hizo ampliamente conocido y desde 1920 la popularidad de la raza se incrementó firmemente y continúa incrementándose hasta el día de hoy.

Un gran número de gente conocida, por no decir famosa, han poseído Chow-Chows.
En la familia real la reina Victoria así como otros, han tenido Chow-Chow como mascotas. A la reina Alejandra, en sus propias palabras 'loca por los animales', le fue presentado un Chow-Chow por Sir Henry Knollys, el cual había estado trayendo algunos desde 12,000 millas por un capitán en el Ejército Indio. El último Duque de Kent era propietario de un Chow-Chow y la actual Reina Isabel II tiene recuerdos infantiles de los perros de sus parientes. Los estadistas también han poseído Chow-Chows. Lloyd George tuvo dos Chows y un Chow-Chow vivía en la Casa Blanca en el mismo tiempo que el presidente Calvin Coolidge. La actriz Sarah Bernhardt, el dramaturgo George Bernard Shaw, Sigmund Freud, el Dr Konrad Lorenz y el célebre conductor de orquesta Herberl von Karajan han poseído Chow-Chows. Hay una descripción amorosa de un Chow-Chow llamado "Pooh-Baht"  en el libro "The Bird in the Tree" escrito por Elizabeth Goudge, quien no poseía un Chow-Chow pero vivía en la misma Villa que el Sr. Martin (Nitram Chows) y obviamente debió haber estado fascinada por el carácter del Chow-Chow por como lo describe con precisión.

El nombre del 'Chow-Chow'
Es muy difícil decir como una raza tan antigua como el Chow Chow adquirió ese nombre. Uno de los nombres originales fue ‘Chao’ que significa 'perro grande, primitivo, extraordinario y de gran fuerza' y el nombre 'Ao' el cual ocurre en el siglo 17 AC, es probablemente una corrupción de éste. También en el mismo siglo es llamado 'Man Kout'  significando "perro de los bárbaros" o "perro Tártaro". Alrededor del año 100 de nuestra era fue varias veces referido como ‘Mang’ (perro con mucho pelo), 'Chao' (perro de gran fuerza) o ‘Ti’ (perro rojo).
Al llegar a Occidente muchos siglos después fue llamado primeramente "Perro foráneo" y luego ‘Perro comestible de China’. Pero la gente de occidente no le gustaba recordar su propósito alimenticio y fue entonces que adoptó el nombre 'Chow Chow'. Esto pudo haber sido debido a varias mercancías traídas de China fueron conocidas por los ingleses como 'chow chows' o pudo venir originalmente de la palabra, 'Chao'.


Fuente: chowchow21.wordpress.com