18 diciembre 2016

La pirotecnia y los perros


Claves para proteger a los perros en los festejos de Navidad y Año Nuevo


El oído del perro es hasta cuatro veces más agudo que el del humano; puede distinguir sonidos imperceptibles para nosotros. En esta época los perros responden con ansiedad, miedo, tendencia a la huida, escape y pánico, ante estos estímulos sonoros que les provocan un condicionamiento negativo. La utilización de la pirotecnia pone en serio riesgo a las mascotas, principalmente a los perros y gatos que son hipersensibles al sonido y estruendo de los fuegos de artificio.


Los veterinarios advierten que si bien todos los animales son sensibles a los ruidos fuertes, los perros son los más afectados, debido a su delicado sistema auditivo. Por eso, se recomienda colocarles un collar o un simple trozo de tela alrededor de su cuello, con una identificación que lleve nombre, dirección y teléfono de su dueño. Esto durante los días anteriores y posteriores a los festejos.

 

También si los animales quedan solos en la casa es aconsejable dejarlos en una habitación con las persianas bajas, con agua, su comida, la puerta cerrada y dentro de lo posible con la radio encendida o música a un volumen que disimule las explosiones. 


En el caso de utilizar sedantes, se aconseja consultar con un veterinario la medicación y dosificación correspondiente. Asimismo, si durante la celebración de las fiestas el perro la pasa en una casa con gente que no conoce o frecuenta habitualmente, hay que permitirle que se esconda debajo de algún mueble o lugar donde se sienta seguro para evitar un sufrimiento aún mayor.

  

Algunos tips para tener en cuenta durante la noche de las fiestas, y que los animales de la casa no pasen un mal rato. 

 

1)   Es muy recomendable que el día 24 y el 31 saque a su perro a hacer mucho ejercicio, a la noche estará cansado y un poco más tranquilo. 

2)   No olvide colocarle una placa identificatoria en el collar para facilitar la devolución en caso de extravío o póngale una cinta a modo de collar y escriba allí un número de teléfono.  

3)   Si su perro está muy asustado con la pirotecnia, no vaya a su lado y le hable, lo acaricie o abrace en demasía, no trate de calmarlo de esa manera porque estará reforzando esa conducta y creerá que es un premio a su comportamiento. Mucho menos lo regañe o le grite. No obstante, algún miembro de la familia debe acercarse periódicamente a la habitación donde se encuentra, para que no se sienta solo.

4)   Si ud. no puede resistirse a esa locura de salir a la calle a mirar los fuegos artificiales no lleve a su perro, ni lo deje suelto en la vereda ya que podría asustarse y escaparse imprevistamente. Además algunos perros se excitan demasiado y persiguen o tienden a agarrar con la boca algún objeto que caiga humeante, lo que podría tener graves consecuencias. 

5)   Nunca deje a su perro atado, ya que el pánico y el terror que le produce la pirotecnia, puede provocar que se ahorque o desnuque con su propia correa. 

6)   Si su perro se siente cómodo arrinconándose bajo una mesa o encerrándose en el baño, déjelo pero no le refuerce la conducta, ignórelo. 

7)   Suele funcionar en muchos casos dejarlos en un ambiente cerrado, tranquilo y ponerles música, como mencionamos anteriormente.

 8)   Si lo va a dejar solo en su casa porque se va a pasar las fiestas a la casa de algún familiar, no lo deje en lugares con puertas de vidrio u objetos donde el perro con la desesperación pueda llegar a lastimarse. 

 9)   Se pueden colocar tapones de algodón o siliconas, siempre y cuando el animal esté acostumbrado a ellos.

10)   No permita que la gente que vaya a su casa esos días le dé al perro restos de comida, dulces, etc. Esta conducta puede parecer simpática pero puede afectar gravemente al animal.

11)   No le dé gotitas sedantes sin indicación veterinaria. Y si el año pasado el veterinario se las recetó, consúltelo nuevamente acerca del tema, puede haber ahora otro producto que logre mejores resultados.

 

Fuente: losandes.com.ar / Damián Murcia - vet. docente UJAM, Mza.