13 julio 2016

Un hombre y su perro hacen el último viaje

Fue la peor noticia que podría tener sobre su mejor amiga. Ella tiene cáncer a los huesos, por lo que hay que amputarle una pierna, pero lo peor es que se ha propagado el cáncer a sus pulmones. 




Ahora se trata de una condición terminal. Entonces Robert Kugler decide hacer un último viaje con su mejor amiga, una labrador chocolate de tres patas llamada Bella. "Esta es una de las conexiones más grandes que he tenido nunca con otro ser vivo, no me importa que se trate de un perro", dijo Kugler, quien es de Broken Bow, Nebraska.
 

Viendo la puesta de sol en el Lagoo Erie
Kugler se encontró el año pasado con que Bella estaba muriendo de cáncer. La había adoptado de cachorra hace nueve años y no estaba listo para dejarla ir, ni quería ponerla a dormir, entonces comenzó con Bella un viaje por el país.


Rodando en la hierba de un parque en Cleveland
Twitter, Facebook e Instagram documentaron sus recorridos: Bella delante de un mural en Detroit; siendo acariciada por algunos campaneros del Ejército de Salvación en Bowling Green, Kentucky; en la puesta del sol sobre el lago Erie; Bella y Kugler acampando ya sea en su Toyota 4Runner o con sus amigos en el camino. Kugler hace este viaje, no sólo para Bella, para otros también. "Quiero inspirar a la gente a salir a la calle y vivir, vivir", dijo. "Ámense unos a otros por lo que somos y hagamos amigos".

En la cataratas del Niágara
Ahora están en la Florida, en el lado de la costa del Golfo, disfrutando de San Petersburgo y de la playa de arenas blancas en Siesta Key. Bueno, no disfrutando totalmente, ya que el calor intenso es bastante peligroso para Bella. "El frío es más fácil de combatir para un perro que el calor", bromeó Kugler. Dice que las aguas son tan calientes en la Florida en este momento que no son exactamente "refrescantes" para ella. Fueron a los majestuosos parques nacionales del país, Yellowstone y Yosemite. 

En Adirondanck Mountains en New York

En realidad no ha planeado este viaje con mucho detalle. Y eso es parte del encanto de este largo adiós. "Viajar y ver el país es una buena excusa para pasar más tiempo con mi perra", dijo. Ser espontáneo puede ser a veces un dolor de cabeza, ya que significa gastar una enorme cantidad de tiempo "averiguando dónde vamos a dormir", pero también significa disfrutar de pequeñas aventuras imprevistas. 

Frente al Bosto's Fenway Park
Los doctores le dieron a Bella de tres a seis meses de vida el año pasado; ella ha sobrevivido mucho más que eso, pero Kugler sabe que el tiempo de Bella se acaba. "Hace unas semanas, la miraba, jugando en las aguas en una playa y tuve la visión de un final pacífico para ella. Algunos días estoy completamente preparado. Me la imagino simplemente nadando en el mar", dijo.
 

Explorando el Lincoln Memorial en Washington


Pero cuando y donde sea que pase, él estará con ella. Es parte de la tarea de ser los mejores amigos con un perro.


Fuente: CNN | Doug Criss