28 octubre 2011

Maltrato animal

Tito Domingo o la historia de un Domingo diferente… 
 Dr. Juan Enrique Romero 

“Maltrato animal” es hoy en día un término ya reconocido y empleado por muchos.
Es una expresión global compuesta por múltiples y variadas situaciones.
No alimentar correctamente a un animal del cual somos responsables, no darle cobijo, pegarle, la falta de su debido control sanitario, etc. están comprendidos dentro del “maltrato animal”.
Pero hay situaciones que no tienen nombre...




Tito Domingo (que ahora sí tiene nombre) nació para nosotros hace un mes.
¿Cómo nos llegó? Desde arriba… Alguien lo tiró desde la Av. General Paz de Buenos Aires, en una de sus partes más elevadas y cayó al piso desde una altura de aproximadamente 15 metros.
Tito debe tener más o menos 12 años y se llama Tito porque fue la palabra que más le llamó la atención cuando intentábamos indagarlo acerca de su nombre. Su apellido es Domingo porque lo encontramos ese día.

Tito está vivo porque mucha gente se conmovió y puso esfuerzo, tiempo, dinero, cariño y tanto más para que él esté aun de este lado.
El policía que lo cuidó en la calle hasta que casualmente pasamos por la zona y vimos la situación, el Centro Médico Veterinario de Cuidados Intensivos y Emergencias, la Dra. Elena Martínez (Traumatóloga), el Dr. Boeri (Neurólogo), el Dr. Arrayago (Cardiólogo), el equipo completo del Instituto del Dr. Romero, la cantidad de pasantes que desfilaron cada noche de las primeras dos semanas durmiendo a su lado, Nadia Peña (Clínica Veterinaria) que se ocupa a diario de sus ejercicios y masajes y lo llena de besos y caricias, la Sra. García que nos mandó una manta divina hecha por ella misma para que Tito esté cómodo; Y hoy, luego de la cirugía, la Dra. Graciela Sterin que se encarga de la recuperación kinesiológíca de Tito. Y muchos anónimos más que saben del caso y nos llaman y se preocupan.
Un perro súper simpático al que se ve cada día un poco más feliz.
Pero es posible que Tito no vuelva a caminar.
Este es un caso más de maltrato que define a tantos otros casos por lo exagerado y absurdo.

Pero increíblemente, es solo uno más.

Ahora que el concepto ”maltrato animal” está por fin instalándose dentro de la terminología cotidiana, este caso aislado ya está contemplado en una ley. Y de ahora en más, el que haga lo que se le hizo a Tito, es un delincuente. Ni un loco, ni un idiota, ni un vivo bárbaro. Es simple, lisa y llanamente un soberano delincuente…

Fuente: www.drromero.com.ar