01 octubre 2019

Piglet, el cachorrito que nació ciego y sordo

Se llama Piglet y toma este nombre por su gran parecido al cerdito de dibujos animados de Winnie the Pooh. Al igual que él su piel es rosada, sin embargo se trata un perro, mezcla de salchicha y chihuahua. Este cachorrito es influencer en Instagram, pero sobre todo es un ejemplo de superación e inclusividad.




Nació ciego y sordo y al poco tiempo fue abandonado. Cuando Melissa Shapiro, una veterinaria de Connecticut (Estados Unidos) lo conoció en un refugio, casi recién nacido y con menos de un kilo de peso, no pudo evitar la tentación de llevárselo con ella. Ahora vive como un “príncipe” junto con otros 37 perros en Georgia. “Fue una decisión muy dificil. Cuidar de un cachorro discapacitado es como tener un trabajo a tiempo completo. Pero es tan mono que no pudimos separarnos de él”, declaró Melissa a People. A Pigle le costó mucho adaptarse a su nuevo entorno y la veterinaria apenas salía de casa por quedarse con él. “Tenía tanta ansiedad que gritaba constantemente”, afirma. Fue cuestión de tiempo salir adelante y ahora se ha convertido en toda una estrella en las redes sociales.



Esto, sin embargo, es tal vez lo menos importante ya que Pigle es mucho más que eso. Su dueña pensó que su historia podría ayudar a más personas que, como él, sufren alguna discapacidad. Por eso lo dio a conocer a través de Internet.



Al poco tiempo, el cachorro fue utilizado por un profesor de un colegio de Massachusetts como ejemplo de una terapia de crecimiento positivo y lucha personal. A los estudiantes les caló tan hondo que al final de año recibieron una visita sorpresa del protagonista. Actualmente, Pigle tiene su propia página web con un programa de aprendizaje para niños que se enfrentan a desafíos como el suyo. Les enseña a vivir con lo que tienen, aceptarse y olvidarse de lo que no tienen.


Además, Pigle y su historia han servido para animar a otros dueños como Melissa a adoptar cachorros que tienen este tipo de problemas. Todo el dinero que la veterinaria gana con las visitas a redes sociales es invertido en refugios de animales con necesidades especiales. Por ahora, ya ha recaudado 30.000 dólares, pero solo es el principio. Este cachorrito ya ha demostrado que no se rinde tan fácilmente.

Fuente: larazon.es