04 octubre 2018

Día Mundial de los Animales


Para muchos el motivo es recordar lo importante que son para las personas los perros y gatos, cómo ayudan y cuánto amor incondicional les ofrecen cada día. 

Pero, además, el Día Mundial de los Animales, que se conmemora desde 1931, es una oportunidad para frenar el maltrato animal y extender el amor hacia ellos por ciudades y vecindarios. ¿Cómo? No hay más que acercarse a ayudar a una asociación protectora de animales como voluntarios, o recordar lo importante que es adoptar y ayudar a los canes y felinos que son encontrados en la calle.

El Día Mundial de los Animales se celebra desde 1931, gracias a la iniciativa de un grupo de ecologistas reunidos en Florencia (Italia) aquel año. La fecha escogida fue el 4 de octubre, que coincide con la festividad de San Francisco de Asís, santo patrono de los animales

En un congreso celebrado en Viena en el año 1929, la Organización Mundial de Protección a los Animales, también declaró el 4 de octubre como el Día Mundial de los Animales y en el año 1980 el papa Juan Pablo II declaró a San Francisco de Asís como el patrono de los animales y ecologistas.

Este día quiere celebrar la vida animal en todas sus formas, pero también la relación positiva de los humanos que los quieren y cuidan", explican desde la organización oficial de este evento mundial, World Animal Day, que cuenta con su propio sitio web

"Los animales enriquecen nuestras vidas, nos sirven de apoyo y nos ofrecen su ayuda", recuerdan los organizadores de las celebraciones del Día Mundial de los Animales. Para ello, perros y gatos (y otros animales) lo hacen de distintos modos. Acompañan, ofrecen amor, nos hacen más felices y mejoran las relaciones sociales de los humanos. Pero, además, canes y felinos enseñan valiosas lecciones a los niños, entre ellas, cómo mejorar los hábitos infantiles de lectura y aprender a respetar otras formas de vida distintas de las suyas.

El Día Mundial de los Animales pretende, además, convertirse en una ocasión para extender el amor hacia los perros y gatos, pero además para frenar el cruel (e ilegal) maltrato hacia todos los animales.

Fuente: Eroski Consumer

03 octubre 2018

Síndrome de disfunción cognitiva en perros



El Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros o demencia canina, es una enfermedad progresiva que afecta a los perros viejos, similar al Alzheimer del humano, y que comienza con cambios de comportamiento.
 

Del mismo modo que sucede con las personas, en los perros viejitos ocurren cambios cerebrales capaces de afectar tanto la memoria como la comprensión. El cincuenta por ciento de los perros mayores de 10 años de edad presentará uno o más síntomas del Síndrome de Disfunción Cognitiva.


SÍNTOMAS:
Los sintomas que se presentan en este síndrome, pueden también observarse en otras enfermedades (ceguera, sordera, infección del tracto urinario, insuficiencia renal, artrosis y otras), por ende es imprescindible realizar un correcto diagnóstico diferencial antes de prescribir un tratamiento.

* Desorientación o confusión general
* Inquietud, insomnio durante las noches
* Desorientación, mirada perdida
* Quedarse parado en los rincones o espacios pequeños de la casa
* El perro parece como “perdido” dentro de su casa
* No responde cuando se lo llama por su nombre
* Caminar hacia el lado equivocado
* El perro se aisla de su familia y entorno y deja de interactuar con ellos.
* Olvida los lugares donde puede hacer sus necesidades y comienza a hacerlas en áreas  donde nunca las hizo antes


Generalmente los síntomas se desarrollan gradualmente y empeoran con el tiempo

CAUSAS:
A ciencia cierta, no se conocen aun las causas que llevan a que se produzca este síndrome en algunos perros seniles, pero lo más probable es que la función del cerebro se vea afectada por los cambios físicos y químicos que ocurren junto con el proceso natural de envejecimiento.
Hay una fuerte evidencia que asocia al síndrome de disfunción cognitiva con el agotamiento del neurotransmisor dopamina.
 

Como se desconocen las causas, tampoco existe una forma efectiva de prevenir esta afección, sin embargo se ha podido comprobar que aquellos perros que se mantienen activos física y mentalmente a través de estimulación mediante la enseñanza de trucos divertidos, de la realización de juegos y de ejercicio físico diario, resultan ampliamente beneficiados al mantener sus mentes activas y en mejor estado por más tiempo.


TRATAMIENTO:
No existe en la actualidad un tratamiento capaz de curar esta enfermedad, además como se trata de una afección de tipo degenerativa y progresiva, es decir que empeora con el paso del tiempo, solo puede mejorarse la calidad de vida.
 
El tratamiento médico más efectivo es con selegilina (Anipryl) utilizado en medicina humana para el Parkinson. Este medicamento actúa prolongando la actividad de la dopamina, cuyos niveles están muy bajos en perros con el síndrome de disfunción cognitiva.
Se administra por via bucal y un comprimido por dia.
Como terapia complementaria, se utilizan vitaminas, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.



Fuente: veterinaria-online.net 

Síndrome de Disfunción Cognitiva —en PDF — (▼)