31 octubre 2018

"Dogs", nueva serie de Netflix

Netflix presenta el primer tráiler de "Dogs", una emotiva serie documental de perros. 

Netflix ha anunciado Dogs, una nueva serie documental de Glen Zipper y Amy Berg que como su nombre lo indica trata sobre el mejor amigo del hombre, el perro. La compañía liberó el primer tráiler junto con la fecha de estreno que será el próximo 16 de noviembre a nivel global.

Dogs es una serie compuesta de seis episodios con historias individuales que "celebran los profundos lazos emocionales entre las personas y sus queridos amigos de cuatro patas" que se cuentan desde diferentes países como Japón, Costa Rica, Italia, Estados Unidos y Siria. Zipper comentó: "Los perros no solo nos hacen sentir amados, nos hacen sentir seguros. En el mundo en que vivimos, no importa lo divididos que estemos, debemos tener cuidado de darnos cuenta de cuánto significan los perros para todos nosotros, y cómo nuestro vínculo con ellos puede ayudarnos a unirnos".

Se menciona que el primer episodio es dirigido por Heidi Ewing y trata sobre una niña de 11 años que sufre de convulsiones traumáticas y de su perra de terapia certificada llamada Rory. Otros episodios tratan sobre un hombre que arriesgó todo para llevar a su perro a través de la frontera de Siria a Líbano, un pescador italiano que confía en su perro como su socio en el negocio, dos famosos peluqueros de perros de Japón que van a California a una competencia, y un refugio en Costa Rica que alberga a miles de perros.



Fuente: FayerWayer

29 octubre 2018

Una joven sanjuanina encontró a su perro luego de cinco años

San Juan, ARGENTINA
Candelaria se reencontró con "Tobi", a quien no veía desde 2013 cuando apenas era un cachorro. Una joven sanjuanina encontró por Instagram a su querido perro después de cinco años de incansable búsqueda. 



"Lo que me pasó es un milagro. Recuperé a mi compañero", dijo emocionada. "Lo reconocí en una foto, por sus ojos, por su mirada", contó Candelaria Martín (23). "El Tobi"  había llegado a la vida de Cande en un momento especial: sus 15 años. "Lo elegimos con mis hermanos entre otros cachorros y compartí con él sus dos primeros años de vida", detalló la chica. Como era juguetón y había aprendido a saltar y abrir con dos de sus patas la puerta-reja del frente de la casa familiar, Tobi huyó y se perdió. 

"Estaba limpiando la vereda con el portón abierto. El perro pasó la puerta-reja y no lo vimos más", recordó Candelaria acerca de aquella triste situación. Si bien siguió varias pistas y compartió fotos en Facebook todo el tiempo, un día se resignó. "Quise creer que lo había adoptado alguna familia y que estaba bien. Me quedé con esa idea y perdí las esperanzas hasta el jueves pasado cuando lo vi y me tembló todo", dijo la joven. 



Candelaria volvió a ver a su amada mascota en una historia de Instagram, que fue subida por "Perritos San Juan". "Cuando ves a tu perro, te das cuenta de que es él por más que pase el tiempo. Mi mamá dudaba pero mi papá y uno de mis hermanos estaban conmigo, creían que era él", contó.Y luego dio el primer paso para constatar lo que le decía su corazón. Le escribió a la mujer que había encontrado al perro: "Seguro te va a parecer una locura lo que te digo pero..." y la sospecha fue confirmada. Tobi había crecido notablemente, pero la sorpresa de Cande fue mayúscula al notar que respondía al llamado por su nombre. 

"El momento del reencuentro no me lo olvido más. La mujer abrió su portón y el perro vino directo hacia mí. Me olfateó, después me dio varios lengüetazos, empezó a lloriquear y se tiró de panza para que le hiciera mimos. Ahí se me fueron las dudas: era ´El Tobi´. Después hizo lo mismo con mi mamá y se vino con nosotras en la camioneta. Sentí que quería volver a su casa", expresó la chica. Cande supone que Tobi no pasó cinco años tirado en la calle, sino que alguien lo cuidó porque apenas tiene algunas lastimaduras y está un poco bajo de peso. "Imagino que volvió a escaparse hace poco. Si esa familia que lo acompañó lee esto, me gustaría que sepa que estoy muy agradecida. También con la mujer que lo tuvo estos días y compartió su foto", dijo.



Fuente: losandes.com.ar

21 octubre 2018

Cómo quitar el miedo a un perro maltratado






Cuando vamos a adoptar a un perro puede que este haya pasado por malas situaciones. Es el caso de los perros que han sido maltratados por sus anteriores dueños. Desgraciadamente todavía se ven casos de este tipo en los que los perros sufren muchos tipos de maltrato, ya sea físico o psicológico. Por ejemplo, tener a un perro atado a una pequeña cadena toda su vida es otro tipo de maltrato aunque exista gente que no lo vea así.

El problema con un perro maltratado es que va a tener muchos miedos y tendrá comportamientos que no son los que debería tener si fuese un perro equilibrado. Es por eso que debemos saber cómo quitar el miedo a un perro maltratado, para darle una segunda oportunidad y que pueda llevar una vida plena con nosotros, sin miedo y con una total felicidad.

Saber si el perro ha sido maltratado

Cuando adoptamos a un perro no sabemos sobre su vida anterior. Hay casos en los que sí se sabe con quién estuvo el perro y el trato que recibió, pero en la gran mayoría de los casos son abandonados sin explicaciones, por lo que debemos saber ver si ha sido un perro que ha sufrido algún tipo de maltrato. Los perros que han sufrido maltrato, ya fuese físico o psicológico, tienen muchos comportamientos que indican lo que les ha pasado. Un ejemplo es cuando el perro tiene miedo si hacemos un movimiento brusco o hablamos alto. Hay algunas cosas que nos indican que el perro pudo ser maltratado. Lo más habitual es que el animal evite el contacto con las personas, que se quede en una esquina y nos de la espalda. Muchos de ellos también tiemblan, no controlan los esfínteres o bien muestran los dientes en un intento por defenderse ante algo que les da miedo. Es fácil saber si ese perro ha sufrido maltrato porque no tendrá curiosidad por la persona, algo que es natural en los perros, sino que le tendrá miedo.

Darle su espacio



Si vamos a adoptar a un perro de este tipo lo primero que debemos hacer es darle su espacio. Tanto si muestra los dientes como si tiene miedo, lo mejor es que se acostumbre a nuestra presencia sin resultar invasivos, ya que muchos perros, si se sienten acorralados en este sentido pueden llegar a morder por puro miedo. Sentarnos cerca pero con distancia suficiente para que el perro se sienta seguro es un buen comienzo. No debemos mirarlo directamente ni acariciarlo o invadir su espacio. Simplemente debemos mostrarnos tranquilos y hablarle con voz baja y conciliadora. La natural curiosidad de los perros saldrá a flote y veremos cómo se irá acercando poco a poco para conocer a ese humano que se encuentra cerca.

Es importante que se habitúe a nuestra presencia, pues la habituación es la única forma que se tiene de ir abriendo una brecha en ese miedo. Al pasar el tiempo se darán cuenta de que no somos una amenaza para ellos porque no le hemos hecho nada, y comenzarán a usar su olfato y a sentir curiosidad hacia nosotros. Este proceso puede llevar tiempo, pero debemos saber que con un perro que ha sido maltratado toda paciencia es poca. Debemos dejar que el perro lleve su propio ritmo sin atosigarlo, solo así irá perdiendo su miedo.

Dejar que sienta curiosidad




Los perros sentirán curiosidad por su entorno, ya que es algo habitual que deseen olerlo todo y conocer a las personas. Los perros con traumas y miedos dejan de usar su olfato porque se bloquean. Es por eso que debemos dejar que usen su olfato con nosotros, que nos huelan y que curioseen por la casa. De esta forma comenzarán a conocer su entorno y todo lo que les rodea. Es la forma que tienen de conocer su espacio. Así podrán comenzar a sentirse como en casa. Debemos dejar que explore y huela todo, ya que esta fase es una buena señal. Indica que el perro va perdiendo el miedo y queriendo conocer todo porque ya tiene más confianza. No hay que frustrarse si por momentos el perro vuelve a sentir miedo y a quedarse en una esquina o si nos ladra cada vez que aparezcamos como si no nos conociera. Este proceso es largo y cuenta con pequeños cambios que se van dando a diario, hasta lograr que sea un perro equilibrado.

Darle cariño




Los perros maltratados están realmente faltos de cariño. Muchos de ellos no saben lo que es una caricia y tristemente se encogen cuando vamos a acariciar su pelaje. Poco a poco, cuando veamos que el perro tiene confianza suficiente y se acerca a nosotros, debemos iniciar el contacto físico, que es la parte que más les cuesta. Las caricias pueden ir ganando su confianza y veremos cómo con el tiempo se acerca en busca de más. La confianza se irá ganando día a día, pero sabremos que el perro confiará en nosotros desde ese momento hasta el fin de sus días.

Salir a la calle



Este puede llegar a ser un reto para los perros que han sido maltratados. En la calle no podemos controlar los ruidos o a otras personas, por lo que puede ser algo difícil al principio. Es mejor iniciar las salidas a la calle en lugares en los que vamos a ver a poca gente y a horas en las que hay poco tráfico. De esta forma el perro se verá menos expuesto a ruidos y cambios que pueden asustarlo.

Es muy importante que se vaya habituando también a los ruidos de la calle y a otras personas y otros animales para que aprenda a relacionarse de nuevo. No solo deben comunicarse con nosotros, sino con mucha más gente, para que vuelvan a ser sociables y totalmente equilibrados. Muchos de estos perros maltratados pueden tener problemas de comportamiento con otros perros, por lo que primero debemos acercarlo con cautela a otro perro de alguien conocido avisando con anterioridad para ver su reacción. Así sabremos si se lleva bien con otros perros. El contacto con otros animales puede mejorar mucho su estado de ánimo y facilitar sus salidas.

Fuente: mundoperros.es

04 octubre 2018

Día Mundial de los Animales


Para muchos el motivo es recordar lo importante que son para las personas los perros y gatos, cómo ayudan y cuánto amor incondicional les ofrecen cada día. 

Pero, además, el Día Mundial de los Animales, que se conmemora desde 1931, es una oportunidad para frenar el maltrato animal y extender el amor hacia ellos por ciudades y vecindarios. ¿Cómo? No hay más que acercarse a ayudar a una asociación protectora de animales como voluntarios, o recordar lo importante que es adoptar y ayudar a los canes y felinos que son encontrados en la calle.

El Día Mundial de los Animales se celebra desde 1931, gracias a la iniciativa de un grupo de ecologistas reunidos en Florencia (Italia) aquel año. La fecha escogida fue el 4 de octubre, que coincide con la festividad de San Francisco de Asís, santo patrono de los animales

En un congreso celebrado en Viena en el año 1929, la Organización Mundial de Protección a los Animales, también declaró el 4 de octubre como el Día Mundial de los Animales y en el año 1980 el papa Juan Pablo II declaró a San Francisco de Asís como el patrono de los animales y ecologistas.

Este día quiere celebrar la vida animal en todas sus formas, pero también la relación positiva de los humanos que los quieren y cuidan", explican desde la organización oficial de este evento mundial, World Animal Day, que cuenta con su propio sitio web

"Los animales enriquecen nuestras vidas, nos sirven de apoyo y nos ofrecen su ayuda", recuerdan los organizadores de las celebraciones del Día Mundial de los Animales. Para ello, perros y gatos (y otros animales) lo hacen de distintos modos. Acompañan, ofrecen amor, nos hacen más felices y mejoran las relaciones sociales de los humanos. Pero, además, canes y felinos enseñan valiosas lecciones a los niños, entre ellas, cómo mejorar los hábitos infantiles de lectura y aprender a respetar otras formas de vida distintas de las suyas.

El Día Mundial de los Animales pretende, además, convertirse en una ocasión para extender el amor hacia los perros y gatos, pero además para frenar el cruel (e ilegal) maltrato hacia todos los animales.

Fuente: Eroski Consumer

03 octubre 2018

Síndrome de disfunción cognitiva en perros



El Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros o demencia canina, es una enfermedad progresiva que afecta a los perros viejos, similar al Alzheimer del humano, y que comienza con cambios de comportamiento.
 

Del mismo modo que sucede con las personas, en los perros viejitos ocurren cambios cerebrales capaces de afectar tanto la memoria como la comprensión. El cincuenta por ciento de los perros mayores de 10 años de edad presentará uno o más síntomas del Síndrome de Disfunción Cognitiva.


SÍNTOMAS:
Los sintomas que se presentan en este síndrome, pueden también observarse en otras enfermedades (ceguera, sordera, infección del tracto urinario, insuficiencia renal, artrosis y otras), por ende es imprescindible realizar un correcto diagnóstico diferencial antes de prescribir un tratamiento.

* Desorientación o confusión general
* Inquietud, insomnio durante las noches
* Desorientación, mirada perdida
* Quedarse parado en los rincones o espacios pequeños de la casa
* El perro parece como “perdido” dentro de su casa
* No responde cuando se lo llama por su nombre
* Caminar hacia el lado equivocado
* El perro se aisla de su familia y entorno y deja de interactuar con ellos.
* Olvida los lugares donde puede hacer sus necesidades y comienza a hacerlas en áreas  donde nunca las hizo antes


Generalmente los síntomas se desarrollan gradualmente y empeoran con el tiempo

CAUSAS:
A ciencia cierta, no se conocen aun las causas que llevan a que se produzca este síndrome en algunos perros seniles, pero lo más probable es que la función del cerebro se vea afectada por los cambios físicos y químicos que ocurren junto con el proceso natural de envejecimiento.
Hay una fuerte evidencia que asocia al síndrome de disfunción cognitiva con el agotamiento del neurotransmisor dopamina.
 

Como se desconocen las causas, tampoco existe una forma efectiva de prevenir esta afección, sin embargo se ha podido comprobar que aquellos perros que se mantienen activos física y mentalmente a través de estimulación mediante la enseñanza de trucos divertidos, de la realización de juegos y de ejercicio físico diario, resultan ampliamente beneficiados al mantener sus mentes activas y en mejor estado por más tiempo.


TRATAMIENTO:
No existe en la actualidad un tratamiento capaz de curar esta enfermedad, además como se trata de una afección de tipo degenerativa y progresiva, es decir que empeora con el paso del tiempo, solo puede mejorarse la calidad de vida.
 
El tratamiento médico más efectivo es con selegilina (Anipryl) utilizado en medicina humana para el Parkinson. Este medicamento actúa prolongando la actividad de la dopamina, cuyos niveles están muy bajos en perros con el síndrome de disfunción cognitiva.
Se administra por via bucal y un comprimido por dia.
Como terapia complementaria, se utilizan vitaminas, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.



Fuente: veterinaria-online.net 

Síndrome de Disfunción Cognitiva —en PDF — (▼)