25 abril 2017

Sindrome de disfuncion cognitiva en nuestras mascotas

Analicemos un poco el Síndrome de disfunción cognitiva (SDC) de nuestros perros y gatos 


Al envejecer, son muchos los perros que tienen tendencia a dormir más y a hacer todo más lentamente. Sin embargo, algunos perros también presentarán cambios de comportamiento anormal. Hasta hace poco estos cambios se atribuían al proceso de envejecimiento, contra el cual no se podía hacer gran cosa. Pero según las opiniones más recientes, estos cambios estarían ligados a un trastorno llamado el síndrome de disfunción cognitiva (SDC), o también disfunción cognitiva canina (DCC), que también se denomina a veces más sencillamente como senilidad. Un diagnóstico de SDC se realiza en base a varios signos clínicos cuando un perro presenta varios síntomas aparecidos durante la vejez y que no pueden ser atribuidos en su totalidad a otros problemas médicos o físicos. 

Por ejemplo, los perros afectados de SDC están desorientados en su entorno habitual, cuando están en casa. Pueden deambular o acurrucarse en una esquina. O incluso, los perros limpios durante toda su vida empiezan a tener pequeños “accidentes”. Algunos dejarán de acoger a su dueño a la puerta o de llevarle la pelota, o dan la impresión de mostrarse indiferentes a los gestos afectuosos. Otros pueden pasar el día durmiendo y en cambio estar inquietos por la noche y deambular cada vez más, como si su ritmo biológico estuviera invertido. Cuanto más viejo es un perro, más susceptible será de tener problemas de salud. Por eso es importante llevarlo a una revisión veterinaria periódicamente. 

Solo el veterinario podrá determinar si las modificaciones de comportamiento de su perro se deben al SDC o a otras enfermedades, como por ejemplo una enfermedad del hígado, del corazón o de los riñones. Si el diagnóstico es de SDC, su veterinario será el más indicado para recomendar un tratamiento.



Fuente: Notivet | Foyel