26 diciembre 2016

Argentina: Hospedaje con perros


El 70% de las cabañas, departamentos y casas de verano del país ya aceptan mascotas. En los hoteles el tema es un poco más restrictivo aunque ya hay 600 en el país que los permiten.
 





La Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (ADDA) difunde información para el cuidado de las mascotas durante las vacaciones.
Argentina es el país con más mascotas por habitante del mundo. Mientras que la mitad de la población a nivel global tiene al menos un animal doméstico por hogar (56%), en Argentina 80% de los ciudadanos declaró tener al menos una mascota en su hogar, y 66% son perros, según un estudio difundido por Gfk Group a mediados de este año.


Por ese motivo, qué hacer con las mascotas cuando llegan las vacaciones es un problema para los turistas de todo el mundo, pero principalmente para los argentinos. Se sabe que los gatos son más independientes, el  problema son los
perros.


Cada vez más son las personas que deciden llevar sus mascotas a sus vacaciones y año tras año, el negocio del turismo ha empezado a adaptarse a esta tendencia. Ya sea por marketing o por una oferta genuina, el año pasado se inauguró en Mar del Plata la primera playa canina. El balneario Yes! Cuenta con espacios exclusivos para perros, como un "pipi room",  servicio de cuidadores, dispensadores de bolsas y palas, y están a punto de inaugurar una pileta especial para perros. 

En lo que respecta a los hospedajes, en general las casas de veraneo y cabañas son más pet-friendly (tolerantes con las mascotas) que los hoteles, por cuestión de comodidad y porque los huéspedes no comparten espacios con otros desconocidos. El 71% de las cabañas y casas de veraneo de AlquilerArgentina.com aceptan mascotas, y la oferta de este tipo de hospedaje creció  30% en las últimas temporadas. Y lo importante es que ninguna de las casas de veraneo cobra un cargo adicional por la admisión de mascotas. Esta política es más restrictiva en los hoteles, donde hay espacios comunes con otros huéspedes que pueden o no amar a los animales. Y en general, hospedar a la mascota tiene un costo adicional. 


Hay cerca de 600 hoteles que aceptan mascotas a lo largo de todo el país. Si buscamos a través de Booking. com hoteles para la primera quincena  de enero en Mar del Plata que acepten mascotas, sólo hay 15 opciones disponibles, entre las que se encuentra el Hotel Sheraton, algunos hoteles de dos estrellas y el resto son cabañas.
 

En Buenos Aires, el Palacio Duhau Park Hyatt  tiene un programa llamado VIP Program (Very Important Pets) que ofrece estadía de lujo para las mascotas, con un menú específico, servicio de peluquería, servicio de paseo en la ciudad, etc. Admite hasta perros de 5 kg. El Four Seasons también acepta mascotas de hasta 7 kilos y ofrece un servicio de niñera para perros.



Traslado

Otro tema a tener en cuenta es el traslado de las mascotas, que varía según el medio de transporte elegido. 
En Argentina, SENASA establece que siempre que una persona decida irse de vacaciones con su mascota, incluso si viaja en auto particular, debe llevar el certificado de vacunación antirrábica. En los colectivos de larga distancia, no están permitidas las mascotas por una disposición de la Comisión Nacional de Transporte. Y en el caso de los aviones, depende de cada compañía y/o de legislaciones de cada país. Por ejemplo, países como Inglaterra, Nueva Zelanda, Australia o las Galápagos no admiten el ingreso de mascotas. 


En Argentina, a partir del 15 de enero de 2015, Aerolíneas Argentinas admitió que los pasajeros viajen con perros y gatos pequeños. Aerolíneas permite el traslado de mascotas en cabina para vuelos de cabotaje y regionales, siempre que el animal tenga más de 45 días de vida, no exceda los 9 kilos, debe tener certificado de salud extendido por un veterinario, tener vacuna antirrábica, estar desparasitado y debe viajar en una jaula que se ubica debajo del asiento delantero del pasajero. 

Los perros lazarillos que guían a personas ciegas pueden viajar en cabina, sin cargo, a los pies de su dueño. Requiere de un trámite y pedido explícito en la aerolínea por parte del pasajero, previo al viaje. En el caso de LATAM también se pueden llevar perros y gatos en cabina o bodega, según disponibilidad. El animal tiene que viajar en su contenedor y no puede estar sedado. Si viaja en cabina, se necesita certificado del veterinario con una vigencia máxima de 10 días antes del viaje. Si va en bodega, la vigencia la define la entidad sanitaria del país de destino. 

Hay algunas razas de perros y gatos que están restringidas para viajar en las bodegas de los aviones, por una cuestión de seguridad. Se trata de los "braquicéfalos" comúnmente llamados de nariz chata, como son el Bulldog, Pekinés, Shar Pei o Boxer  entre otros, ya que son muy sensibles al calor y tienen dificultades respiratorias.

Jaulas transportadoras
 

En LATAM admiten jaulas rígidas o blandas que no pueden superar los 36 x 33 deben tener  ventilación adecuada, base impermeable y un cierre. El animal debe caber con comodidad y poder moverse sin problemas. 




Recomendaciones de ADDA para viajar con mascota al turismo, la industria del turismo, como a cada dueño del animal y también al Estado. 

ADDA, Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (www.adda.org.ar), viene trabajando en este tema desde hace más de 36 años y fue la entidad elegida para participar en el Operativo Sol de la Provincia de Buenos Aires durante muchos años y elaboró una serie de recomendaciones para el cuidado de las mascotas durante las vacaciones y para promover un turismo pet-friendly responsable: 

El asiento del transporte debe estar cómodamente acondicionado, con una manta o una toalla que servirán también para proteger la tapicería del automóvil. No dejes que tu perro saque la cabeza por la ventanilla durante el viaje. La mascota no debe viajar suelta dentro del auto. Si el viaje es largo, es importante hacer paradas cada tanto para que al animal haga sus necesidades y reducir su nivel de estrés. Cuando hagas una parada, no dejes a tu mascota adentro del auto abajo del sol, pero tampoco  en la sombra o con la ventanilla baja. Lleva un Certificado Sanitario de buena salud expedido por un veterinario. Ante posibles accidentes con terceros (ya sea con perros o personas).
 

Antes de partir, identifica a tu mascota con un número telefónico para que se contacten en el caso de extravío. El perro debe salir con collar y correa  guiado por adulto responsable en cualquier parte del país. No hagas cambio tan brusco de sus costumbres ya que esto puede ocasionar que tu mascota se sienta incómoda y ocasione disturbios, es preferible no cambiar la dieta para no provocar trastornos digestivos. Es recomendable que antes de viajar tu mascota esté en ayunas; es importante que le des agua a tu mascota por lo menos cada 4 o 5 horas durante el viaje.
 

Cómo debe ser la jaula transportadora adecuada

Si el perro viaja en transportadora esta debe darle lugar para tomar distintas posiciones sobre el piso de la misma y tener el tamaño máximo posible. Si el animal vomitara, su responsable debe limpiar el espacio donde cayó y también al animal, por lo cual llevar una toalla de mano o un rollo de papel de cocina es necesario. Lleve siempre bolsitas para levantar la materia fecal.

LUGAR DE DESTINO: CIUDAD- PLAYA- MONTAÑA 

Si el lugar de destino es una ciudad, el perro tiene que salir siempre con collar y correa guiado por adulto responsable. Si el perro acostumbra a ladrar y podría morder a los extraños, se agregará un bozal del tipo jaulita que le permita jadear. Al concurrir a locales de comida que permitan mascotas, se implementará lo mismo para que el perro no tenga contacto con las personas que pasan junto a la mesa. 

Playa:  
No todas las playas permiten animales. Observe las prohibiciones. Lea los carteles. Concurra a lugares donde el animal sea bienvenido. Para dejarlo suelto, no le quite el collar con su identificación, sino solo la correa. Asegúrese de soltarlo en lugares donde el perro pueda  oírlo. Lleve siempre bolsitas para recoger la materia fecal de su animal.

Montaña: 
Tenga el animal siempre a la vista, los perros pueden también caer de un risco, la  seguridad  es siempre el collar y  la correa.

Lugar de alojamiento: 
En primera instancia,  el que nos alojemos con nuestro perro en calidad de miembro de la familia, no significa que no tengamos la obligación de controlarlo. El animalito no deberá salir suelto de nuestras dependencias privadas. El collar y la correa son siempre una manera de dar seguridad al animal y a los demás, especialmente para las personas  que no tienen porque saber que nuestro perro no morderá o que se irá sobre un niño pequeño, aunque sea para jugar y empujarlo y tirarlo.


Almohadón para el perro:
Si el perro duerme en la habitación con sus responsables, debiera tener un almohadón o una manta limpios que el animalito use en la vida diaria, para colocarla en el cuarto.
Es aconsejable que tras esa temporada, sea de 15 días, de un mes o por la temporada, quede para quienes alquilaron o  alojaron a los responsables del animal bajo las condiciones Pet-friendly, la mejor de las opiniones sobre la familia y muy especialmente sobre esta tendencia a recibir animales en sus departamentos, hoteles, cabañas o lo que sea que brinden. Esto hará que esta tendencia que beneficia a los animales y a sus responsables, crezca.
 

(Martha Gutiérrez.  Presidenta de ADDA - Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal)                          
Fuente: mercado.com.ar