19 junio 2015

Alianza entre lobos y monos


En las praderas de África oriental, lobos etíopes y monos gelada conviven en paz

Lobo etíope (Canis Semensis)

Los geladas –un tipo de babuino– toleran a los lobos errantes que entran en medio de sus manadas, mientras que los lobos ignoran la comida potencial que son los geladas bebé y se dedican a la caza de pequeños roedores, a los que pueden atrapar más fácilmente cuando los monos están presente. 
Este pacto inusual hace eco con la forma en que los perros comenzaron a ser domesticados por el hombre. Este comportamiento fue descubierto por el primatólogo Vivek Venkataraman, del Dartmouth College en New Hampshire, durante un trabajo de campo en la meseta  de Guassa en las tierras altas del centro-norte de Etiopía.

A pesar de que el lobo etíope (llamado también chacal del Simién o caberú) ocasionalmente hace presa a ovejas y cabras jóvenes, normalmente no ataca a los monos. "Usted puede tener un lobo y un gelada a un metro o dos entre ellos y prácticamente se ignoran el uno al otro", dice Venkataraman. Por el contrario, los geladas huyen de inmediato a los acantilados de seguridad cuando ven perros asilvestrados, que se acercan agresivamente y a menudo se aprovechan de ellos.





"Al caminar a través de una manada, que comprende a muchos monos que pastan juntos en grupos de 600 a 700, los lobos parecen cuidarse de comportarse de forma amenazante. Se mueven lentamente y con calma, y evitan el desplazamiento en zigzag que utilizan en otros lugares" –dijo Venkataraman.

Venkataraman observando a un gelada

Asociación deliberada
Esto sugirió que se estaban asociando deliberadamente con los geladas. Los lobos suelen introducirse en los grupos de monos gelada durante la mitad del día, cuando los ratones están más activos. Se pregunta si los geladas facilitan a los lobos atrapar a los roedores, su presa principal. Venkataraman y sus colegas siguieron a lobos individuales durante 17 días, registrando cada intento de captura de un roedor. Los lobos tuvieron éxito en 67% de los intentos estando dentro de un rebaño gelada, pero sólo el 25% de las veces fuera de la pesencia de los monos.

"Todavía no está claro lo que hace que los lobos tengan más éxito cuando cazan dentro de grupos gelada. Podría ser que los monos de pastoreo al escarbar ahuyentasen a los roedores de sus madrigueras" –sugiere Venkataraman . "Otra posibilidad es que los monos, que son aproximadamente del mismo tamaño y color que los lobos, distraigan a los roedores y que sea más fácil para los lobos acercarse sin ser detectados". 


Dentadura de un mono gelada (Theropithecus gelada)

"Me gusta pensar en ello como una piel móvil" –dice Claudio Sillero, un biólogo conservacionista de la Universidad de Oxford que estudia los lobos etíopes en peligro crítico. "Los lobos se benefician de su escondite en la manada. Cualquiera que sea el mecanismo, el impulso a la búsqueda de alimento de los lobos parece ser lo suficientemente significativo y los lobos casi nunca ceden a la tentación de tomar como aperitivo un pequeño gelada. Sólo una vez se ha visto un lobo aprovecharse de un joven gelada; otros monos rápidamente lo atacaron y obligaron a soltar al mono bebé, luego cercaron al lobo infractor, lo echaron, registraron sus características e impidieron que ese lobo en específico volviera".
 


Lobo etiope (llamado también chacal de Simién)

Los lobos pueden beneficiarse de la asociación con otras especies también
Sillero ha señalado que también tienden a buscar alimento en las proximidades de los rebaños de ganado, que pueden ayudar a atrapar a los roedores. Otros depredadores también pueden estar haciendo esto sin que nadie lo note, dice Colin Chapman, un primatólogo de la Universidad McGill en Montreal, Canadá. "Creo que no hemos visto mucho al respecto, ya que los depredadores suelen huir ante la presencia del hombre".

 

Domando al mejor amigo del hombre
Los lobos y los primates dando vueltas juntos, tolerándose poco a poco ante la presencia del otro. Esto se parece mucho a los primeros pasos en la domesticación de los perros por los seres humanos. Los perros fueron domesticados entre 40.000 y 11.000 años atrás y aunque el proceso sigue siendo un misterio, una hipótesis es que todo comenzó cuando los lobos comenzaron a seguir tras los grupos humanos para aprovechar los restos que dejaban atrás después de las cacerías. La presencia de los lobos cerca de los hombres puede haber animado a otros carnívoros a mantener distancia, ofreciendo un beneficio para los seres humanos también. 
Finalmente los lobos pueden haber ayudado a los humanos a mejorar la caza, al observar el hombre el comportamiento y estrategias del lobo.

Fuente: newscientist.com


(Nota del E. : El gelada es el único primate no humano con la capacidad de sostener una conversación con sus semejantes a partir de rápidas modulaciones del tono y volumen de la voz. Realiza esto mediante el chasquido de los labios).