24 enero 2015

Head pressing

Este comportamiento se caracteriza por el acto compulsivo de presionar la cabeza contra algo sólido durante largos períodos de tiempo




Generalmente indica daños en el sistema nervioso o una enfermedad neurológica y es muy importante llevar a su perro o gato a un veterinario para el diagnóstico.

 Las causas pueden variar, pero pueden incluir:

—Enfermedad prosencéfalo (en el que las partes del cerebro anterior y el tálamo del cerebro están
    dañados
—Tumores cerebrales
—Desviación del hígado
—Envenenamiento tóxico (por ejemplo, por plomo)
—Trastorno metabólico, tales como hiper o hiponatremia (demasiado, o poco sodio en el plasma
    sanguíneo)
—Encefalitis (inflamación del cerebro y la médula espinal. Muchas cosas pueden causar encefalitis. Las 
    causas infecciosas incluyen bacterias, virus, parásitos, hongos y enfermedades de transmisión por 
    garrapatas)
—Encefalopatía hepática (trastorno metabólico como resultado de enfermedad del hígado)
—Infección del sistema nervioso (rabia, parásitos, infección bacteriana, viral o fúngica)
—Trauma en la cabeza





El head pressing no debe confundirse con el "headbutting", donde un perro o un gato frota cariñosamente la cabeza contra una persona u otro animal.

Otros comportamientos o síntomas pueden ser:

—Ritmo constante
—Caminar en círculos
—Empujar la cabeza contra el suelo
—Reflejos dañados
—Problemas visuales
—Convulsiones
—Quedarse atascado en las esquinas de las paredes



Por eso es URGENTE que ante cualquiera de estos síntomas concurra al veterinario. Un diagnóstico temprano puede salvar la vida de su querido animal.

Fuente: dogheirs.com