17 diciembre 2014

Perro puede correr con prótesis hechas con una impresora 3D

New Hampshire, EE.UU.
La empresa 3D Systems diseñó una solución personalizada para el animal


En un nuevo caso de éxito para la tecnología de impresión 3D, hoy tenemos la historia de Tara Anderson, quien adoptó a un perro con discapacidad para caminar, y que pudo hacerlo gracias a unas ingeniosas prótesis creadas con una impresora 3D que ahora le permiten correr casi como cualquier animal normal.


El perro, llamado Derby, nació con una condición que deformó sus dos patas delanteras, lo que lo obligaba a arrastrarse por el suelo para trasladarse. Estaba en un refugio de animales, siendo uno de los perros "invisibles". Sin embargo, Tara Anderson, quien trabaja en una compañía llamada 3D Systems que se dedica al rubro de la impresión 3D, lo adoptó y puso a trabajar a su equipo para diseñar un par de prótesis que le permitiesen al perro correr, lo que mejoraría considerablemente su vida.

Inicialmente, Anderson intentó solucionar el problema de su mascota mediante un par de ruedas delanteras para desplazarse, pero dicho sistema resultó ser ineficiente e incómodo para el perro. Más tarde optó por un par de prótesis diseñadas por 3D Systems por medio de computadora, las cuales son personalizadas y se ajustan a las patas del animal y que funcionan mucho mejor que otros sistemas antes vistos.
Las prótesis han sido diseñadas inicialmente con una altura baja, para ir acostumbrando a Derby poco a poco al cambio



El siguiente video es un registro del logro de 3D Systems y Tara Anderson, quienes demuestran una vez más que la tecnología de impresión 3D es una solución ideal para resolver problemas que requieren diseños personalizados, económicos y fáciles de fabricar.