28 octubre 2014

Los perros en la tradición hindú



Nepal
Diwali, una de las grandes celebraciones en el calendario hindú, es un festival de otoño de cinco días, generalmente  conocido como 'el festival de las luces'. 


Cada día tiene su propio enfoque, y las observancias específicas varían de una denominación del hinduismo a otra. Independientemente de las diferencias regionales y confesionales, Diwali es un período de entrega de regalos, narración de cuentos y el reconocimiento de las relaciones que los seres humanos tienen con todas las cosas.
 

En Nepal, Diwali se llama Tihar. Al igual que en otras celebraciones de Diwali, las lámparas se encienden en la noche durante el Tihar. El festival de las luces celebra el triunfo de la luz sobre las tinieblas, del conocimiento sobre la ignorancia y la disolución de las barreras que separan a los humanos de la experiencia auténtica del mundo. 

En el segundo día de Tihar, fiesta religiosa de otoño en Nepal, los perros son honrados e incluso adorados.

Los perros son especialmente importantes para los practicantes hindúes de Nepal. Durante el segundo día de Tihar, Kukur Tihar, el papel de los perros en la vida humana y el largo de la historia se celebra. En el Rig Veda, uno de los mayores textos antiguos del hinduismo, Samara —la madre de los perros— ayuda a Indra, el rey de los cielos, en la recuperación del ganado robado.
La tradición hindú sostiene que un perro es el guardián y mensajero de Yama, el señor y juez de los muertos. Un perro también cuida las puertas de la vida futura. 



Al cierre del Mahabharata, el rey de justicia Yudhisthira, se niega a entrar en el cielo sin su perro fiel (*).
El perro se revela para representar el concepto de dharma, el camino de la rectitud.

 (*)"Hacia el fin del Mahabharata, Indra ofrece su carro de oro al último hijo de Pandu para ascender al cielo; sin embargo, en cuanto su perro sube al carro, Indra lo baja de una patada. Yudhisthira se niega a dejarlo, pero el dios le dice que sus hermanos y su esposa ya le esperan: “Ellos están muertos, yo no puedo resucitarlos”, responde Yudhisthira, “este perro está vivo. Nunca podré abandonar a quien tiene miedo, a quien me quiere, a quien es débil y me pide ayuda”. Y al renunciar al cielo Yudhisthira gana el cielo, pues ésa era la última prueba de Indra". Quiera la pesada historia que aún haya esperanza para la humanidad.


Durante el Tihar, cada día se dedica a honrar un concepto o entidad diferente: cuervos, perros, vacas, bueyes y las relaciones fraternas, respectivamente. 
En el segundo día, Kukur Tihar, todos los perros son reconocidos, honrados y adorados.


Durante el Kukur Tihar, las relaciones mitológicas y reales entre los humanos y los perros constituyen el foco principal de la jornada. Una guirnalda de flores se pone alrededor del cuello de cada perro; no sólo los que tienen casa, también a los callejeros,

En Kukur Tihar, una marca de color rojo se aplica a la frente de cada perro. En Nepal, esta marca se llama tika, una pasta hecha de abir —un polvo colorante rojo— junto con el arroz y yogur. La tika se aplica en un solo golpe en la frente al alza de los ojos.
 

Al igual que las guirnaldas al cuello, la tika roja marca al perro tanto como un devoto del camino recto, como objeto de devoción. El tika imbuye al perro con un aire de santidad y actúa como una bendición para aquellos que se encuentran con el perro durante Kukur Tihar.





Diwali para perros: ofrendas de comida

Las oraciones y las flores son ciertamente agradables, pero en lo que se refiere a los perros, su parte favorita de Kukur Tihar debe ser la comida. En el primer día de Diwali, Kaag Tihar, los alimentos se colocan en los techos de las casas como ofrendas a los cuervos. En el segundo día, ofrendas de comida son puestas para los perros en el hogar, así como en las calles para los perros callejeros.

Estas ofrendas de comida toman una variedad de formas. Dependiendo del celebrante, pueden incluir leche, huevos, carne, o alimentos para perros de alta calidad. Algunos incluso pueden ofrecer un poco de roti sel, un dulce frito similar a una rosquilla.


Esta es una visión muy general de Kukur Tihar. Si bien sus orígenes se remontan al hinduismo en Nepal, las variantes del día del perro son celebrados por distintas denominaciones del hinduismo y el budismo en todo el mundo. Kukur Tihar honra a los perros en todos sus aspectos: como guardianes, compañeros y amigos.

En 2014, la antigua alianza entre la humanidad y los perros se celebra el 22 de octubre.

Fuente: dogster.com


Video