31 octubre 2014

Bentley

Dallas, Texas. EE.UU.
Nina Pham, la enfermera que superó el ébola, se reencontrará con su perro 'Bentley', que está en cuarentena desde que su dueña enfermó, tras las  pruebas que han confirmado que no ha sido contagiado por el virus.

 



El perro —un Cavalier King Charles Spaniel de un año de edad— fue trasladado desde el apartamento de Pham hasta un alojamiento temporal en una base naval, en la que se ha tratado de reproducir el ambiente de una casa normal. El perro pasó 21 días en cuarentena para verificar si había signos de infección después de que su dueña fuese diagnosticada con la enfermedad. 

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han apuntado que hay pruebas, si bien escasas, de que los perros pueden ser infectados por el virus, aunque añaden que no hay pruebas que sugieran que puedan desarrollar la enfermedad. No hay casos conocidos de perros o gatos contagiando el ébola.

Bentley ha sido el centro de atención tras la decisión que se tomó en España de sacrificar a Excalibur, el perro de Teresa Romero, la enfermera contagiada con ébola, en un hecho que levantó una fuerte polémica en el ámbito internacional.

Fuente: 20minutos.es

Nota relacionada: Excalibur... para algunos la vida no vale nada 

30 octubre 2014

Señor y perro



Thomas Mann
En 1918 parecía que se habría conjurado la Primera Guerra Mundial en Europa al dar por terminado el conflicto armado. Un aporte al postconflicto lo ofreció el alemán y premio Nobel de literatura Thomas Mann con su libro: "Señor y perro", con un tema aparentemente idílico.

No se sabe cómo exactamente ocurrió el encuentro solidario entre el perro y el hombre; aunque, etólogos del siglo XXI se inclinan a creer que, fue más por iniciativa de estos nobles animales que por el sometimiento que el hombre ejerció sobre él. Basta encontrarse con un perro callejero para ver esta actitud. 

El título del libro es ya sugerente, nos habla de señor y no de amo. El perro hace un pacto de solidaridad con un señor, que nos remite a nobleza, es decir, es un acuerdo entre nobles. La relación que establece el señor con el perro Bauschan, es de una gran amistad, en la cual el animal no deja su esencia salvaje y el señor no pierde su libertad.
 
                                                                                                                                                                                  
El preámbulo a los largos paseos está lleno de expectativas y alborozo ¡qué sentimientos de contento expresa el animal! Como dos compinches van a la aventura donde en la mayoría de los casos el perro toma la delantera e invita a su compañero a explorar nuevas rutas.
En casa, el animal está siempre atento a su señor y si lo siente triste o malgeniado hará todo lo posible por mitigar esas malas energías con sus cabriolas y ladridos mimosos.
Sin embargo hoy, se tiene una idea distorsionada del perro. Se considera que somos sus propietarios y por ello podemos disponer de estos de una manera cruel. Decimos que son fieles porque los sometemos y los torturamos, y su respuesta es, permanecer a nuestro lado sin resentimiento. En realidad ellos no son fieles sino nobles.
Dicha relación de sometimiento genera odio hacia el animal porque no satisface los caprichos de sus desalmados amos, en este sentido, se vuelven esclavos del mismo animal al intentar exhibir ante los otros que el perro les obedece.


El perro nos da una lección de convivencia en la cual lo que prima es la solidaridad. Nos invita a compartir pacíficamente en el tortuoso viaje de la vida, nuestras vidas.


Fuente: Cronicadelquindio / Jairo Urrea Henao

Un perro del K-9 recibe una emocionante despedida

DiOGi, un Pastor Alemán del K-9 de New Jersey fue diagnosticado con un cáncer inoperable y terminal.

 


El perro, de casi 9 años, pasó 7 años de su vida con su entrenador y compañero, el oficial Joseph Van Pelt, en el Departamento de Policía de New Jersey, EE.UU, . 

Los oficiales del K-9 con sus perros acompañaron a DiOGi al Hospital Veterinario donde fue puesto a dormir. Van Pelt lo acompañó hasta último momento y se despidió de su amigo y compañero con un beso. Luego se realizó una breve ceremonia donde destacaron las cualidades, la lealtad y el coraje de DiOGi.






Video:


Nota del E. 
El nombre del perro era D.O.G. (pronúnciese di-o-gi)

28 octubre 2014

Los perros en la tradición hindú



Nepal
Diwali, una de las grandes celebraciones en el calendario hindú, es un festival de otoño de cinco días, generalmente  conocido como 'el festival de las luces'. 


Cada día tiene su propio enfoque, y las observancias específicas varían de una denominación del hinduismo a otra. Independientemente de las diferencias regionales y confesionales, Diwali es un período de entrega de regalos, narración de cuentos y el reconocimiento de las relaciones que los seres humanos tienen con todas las cosas.
 

En Nepal, Diwali se llama Tihar. Al igual que en otras celebraciones de Diwali, las lámparas se encienden en la noche durante el Tihar. El festival de las luces celebra el triunfo de la luz sobre las tinieblas, del conocimiento sobre la ignorancia y la disolución de las barreras que separan a los humanos de la experiencia auténtica del mundo. 

En el segundo día de Tihar, fiesta religiosa de otoño en Nepal, los perros son honrados e incluso adorados.

 



Los perros son especialmente importantes para los practicantes hindúes de Nepal. Durante el segundo día de Tihar, Kukur Tihar, el papel de los perros en la vida humana y el largo de la historia se celebra. En el Rig Veda, uno de los mayores textos antiguos del hinduismo, Samara —la madre de los perros— ayuda a Indra, el rey de los cielos, en la recuperación del ganado robado.
La tradición hindú sostiene que un perro es el guardián y mensajero de Yama, el señor y juez de los muertos. Un perro también cuida las puertas de la vida futura. 





Al cierre del Mahabharata, el rey de justicia Yudhisthira, se niega a entrar en el cielo sin su perro fiel
(*).
El perro se revela para representar el concepto de dharma, el camino de la rectitud.

 (*)"Hacia el fin del Mahabharata, Indra ofrece su carro de oro al último hijo de Pandu para ascender al cielo; sin embargo, en cuanto su perro sube al carro, Indra lo baja de una patada. Yudhisthira se niega a dejarlo, pero el dios le dice que sus hermanos y su esposa ya le esperan: “Ellos están muertos, yo no puedo resucitarlos”, responde Yudhisthira, “este perro está vivo. Nunca podré abandonar a quien tiene miedo, a quien me quiere, a quien es débil y me pide ayuda”. Y al renunciar al cielo Yudhisthira gana el cielo, pues ésa era la última prueba de Indra". Quiera la pesada historia que aún haya esperanza para la humanidad.


Durante el Tihar, cada día se dedica a honrar un concepto o entidad diferente: cuervos, perros, vacas, bueyes y las relaciones fraternas, respectivamente. 
En el segundo día, Kukur Tihar, todos los perros son reconocidos, honrados y adorados.



Durante el Kukur Tihar, las relaciones mitológicas y reales entre los humanos y los perros constituyen el foco principal de la jornada. Una guirnalda de flores se pone alrededor del cuello de cada perro; no sólo los que tienen casa, también a los callejeros,

En Kukur Tihar, una marca de color rojo se aplica a la frente de cada perro. En Nepal, esta marca se llama tika, una pasta hecha de abir —un polvo colorante rojo— junto con el arroz y yogur. La tika se aplica en un solo golpe en la frente al alza de los ojos.
 

Al igual que las guirnaldas al cuello, la tika roja marca al perro tanto como un devoto del camino recto, como objeto de devoción. El tika imbuye al perro con un aire de santidad y actúa como una bendición para aquellos que se encuentran con el perro durante Kukur Tihar.





Diwali para perros: ofrendas de comida

Las oraciones y las flores son ciertamente agradables, pero en lo que se refiere a los perros, su parte favorita de Kukur Tihar debe ser la comida. En el primer día de Diwali, Kaag Tihar, los alimentos se colocan en los techos de las casas como ofrendas a los cuervos. En el segundo día, ofrendas de comida son puestas para los perros en el hogar, así como en las calles para los perros callejeros.

Estas ofrendas de comida toman una variedad de formas. Dependiendo del celebrante, pueden incluir leche, huevos, carne, o alimentos para perros de alta calidad. Algunos incluso pueden ofrecer un poco de roti sel, un dulce frito similar a una rosquilla.

 



Esta es una visión muy general de Kukur Tihar. Si bien sus orígenes se remontan al hinduismo en Nepal, las variantes del día del perro son celebrados por distintas denominaciones del hinduismo y el budismo en todo el mundo. Kukur Tihar honra a los perros en todos sus aspectos: como guardianes, compañeros y amigos.

En 2014, la antigua alianza entre la humanidad y los perros se celebra el 22 de octubre.

Fuente: dogster.com


Video

27 octubre 2014

Perra adoptó chimpancé bebé


Sucedió en 2010 en Rusia. En un zoológico una chimpancé murió y dejó huérfano a un pequeño chimpancé (Hay otras versiones sobre esta noticia que dicen que la mamá chimpancé abandonó a su cría por razones que se desconocen)

El tema es que un empleado del zoológico llevó al pequeño chimpancé a su casa. Su perra Mastín había parido hacía poco tiempo y enseguida adoptó al bebé chimpancé. Ahora es uno más de la camada.










Otra de Loukanikos

En Atenas el artista urbano Billy Gee, que firma como Smart, con N_Grams y Alex Martínez pintaron un mural en homenaje a Loukanikos, el perro de las protestas en Grecia, recientemente fallecido.



 A la izquierda abajo se puede leer "ALL DOGS GO TO HEAVEN" (Todos los perros van al cielo)






Enlaces: Billy Gee
                Loukanikos 1              
                Loukanikos 2

El FBI califica la crueldad a animales como delito grave



EE.UU.
El maltrato animal en EU pasa de ser una infracción menor a un delito grave, como el homicidio o el asalto

Al igual que el homicidio y el asalto, el maltrato animal ahora será considerado por el FBI como un delito grave. 

Durante años, la agencia estadounidense calificó el maltrato animal como una infracción menor, por lo que era difícil rastrearlo e identificar conductas violentas antes de que fueran dirigidas a personas.
Ahora la policía deberá denunciar incidentes y arrestos por abandono; abuso intencional y tortura; abusos organizados, incluidos peleas de gallos o de perros, y abuso sexual de animales, dijo el FBI en un comunicado.

Esta clasificación ayudará a identificar a los infractores juveniles, y un acusado podría comprender que “si recibe ayuda ahora, no se convertirá en (el asesino en serie) Jeffrey Dahmer”, consideró la presidenta de la filial en Los Angeles de la Sociedad para Prevenir la Crueldad hacia los Animales.

Y es que numerosos estudios han comprobado que los jóvenes que torturan animales tienden a ejercer violencia contra la gente cuando son mayores si no se los controla.
“El beneficio inmediato es que estará presente todos los meses en los informes policiales de delitos”, dijo el representante de comisarios John Thompson. (Fuente: AP)


20 octubre 2014

Crueldad sin límites...


Villa Allende (Pcia. de Córdoba) Argentina
Un hombre arrastró a su perro atado a una motocicleta

El cruel maltrato a un perro Dogo Argentino fue captado por un fotógrafo en Córdoba, quien además alertó a la policía. Las imágenes muestran a un hombre arrastrando al perro, atado a una moto. Tras la intervención del fotógrafo, el dueño del animal fue capturado y el can permanece internado. 
La publicación de las fotografías que hizo Juan Marcelo Cáceres en Facebook permitió que saliera a la luz la cruel historia de maltrato que ganó las portadas de varios medios en todo el país.




Cáceres documentó con su cámara el brutal caso en la localidad cordobesa de Villa Allende el sábado. Alrededor de las 10, el joven salía de su trabajo cuando observó al hombre que llevaba arrastrando al agotado animal.
Los rastros de sangre en el pavimento mostraban que el perro no había logrado resistir la carrera. “El perro no pudo resistir más. Estaba muy cansado y con sus cuatro patas lastimadas, quemadas por el asfalto. No podía estar de pie. Fue arrastrado unos tres metros y el señor seguía conduciendo como si nada", escribió Cáceres en su cuenta de la red social.



"Yo le decía que frenara. Paró y empezó a explicarme que lo había llevado a la veterinaria. Le decía al perro que lo obedeciera, que siguiera caminando", relató Cáceres al diario La Voz del Interior.
Mientras tanto, el fotógrafo había llamado al departamento de Seguridad Ciudadana del municipio. Los inspectores pidieron apoyo a la Policía, por lo que se hizo presente la Patrulla Ambiental.



El hombre, de 71 años, fue detenido por infracción a la Ley Sarmiento y estuvo bajo arresto hasta anoche, según precisó el diario cordobés.
En tanto, el perro fue derivado al Instituto Antirrábico de Córdoba con lesiones en las las patas, por las quemaduras con el asfalto.


18 octubre 2014

Último deseo: ver a su perra una vez más


Condado de Withley, Kentucky, EE.UU.
 

James Wathern, un anciano que padece una enfermedad terminal, hospitalizado durante varias semanas, sólo tiene un deseo: ver a su perrita una vez más. 


James fue hospitalizado hace más de un mes en el Baptist Health Corbin. Además de su enfermedad no comía y estaba muy triste porque lo separaron de Bubba, su perrita Chihuahua, a quien además le falta un ojito. Bubba fue recogida  por Control Animal y llevada al Refugio de Knox-Whitley, después de que James fuera hospitalizado.

 
El personal del hospital hizo todo lo posible para que el deseo del hombre se haga realidad y el sábado pasado, juntamente con personal del Refugio, llevaron a Bubba al hospital y la reunieron con su dueño. 
James se echó a llorar cuando vio a su perrita otra vez y ésta se acurrucó a su lado. 


El estado de ánimo del anciano comenzó a mejorar de manera significativa. Ahora el plan es hacer las visitas como algo habitual.
 



A pesar de que las normas impiden el acceso de animales a los hospitales y centros sanitarios, salvo que sean perros de servicio, el Baptist Health Corbin desde ahora comenzará a implementar una política de visitas de mascotas contemplando situaciones como ésta.


Fuente: wkyt.com

15 octubre 2014

Un perro cambió la vida de un niño autista


Toby Turner es un niño autista de nueve años de edad que fue excluido de la escuela por tercera vez por golpear y patear a sus maestros.


Toby se sintió tan molesto por su propia agresión, que le dijo a sus padres que estarían mejor sin él y temían que quisiera suicidarse.
La madre de Toby tuvo que renunciar a su trabajo como enfermera infantil para cuidar a Toby en su casa mientras encontraban un lugar para él en una escuela especial. La única manera de sacar a pasear a Toby fuera de la casa era poniéndole auriculares, gafas de sol y una gorra para bloquear el mundo.

Sin embargo, hace 16 meses, la familia recibió la ayuda de  la organización “Dogs for the disableded" (UK), la cual le presentó a Toby uno de sus perros llamado Sox.
El perro de tres años de edad, mezcla de Labrador y Golden Retriever, fue entrenado por la organización benéfica para ayudar a los niños con autismo.



Vikky, la madre de Toby, dice: "Sabíamos que Toby tenía afinidad por los animales, ya que antes habíamos estado en lugares con animales. Cuando vio al perro quedó como hipnotizado y era casi como si no existiera el mundo que lo rodeaba."Toby se acercó a Sox inmediatamente. Le habló, lo acarició, lo besó y dijo que quería cuidar de él". "Fue una amistad instantánea, un vínculo inmediato. Era extraño, Sox acababa de romper la necesidad de 'burbuja' de Toby quien dejó de usar sus auriculares, gafas de sol y gorra".

Vikky recordó: "Cuando fuimos a buscar a Sox nos llevó una hora llegar a casa porque Toby se estaba paraba y charlaba con la gente sobre su perro. Nos quedamos impresionados. Todos esperábamos que habría un cambio en Toby, pero que no imaginábamos que iba a suceder de inmediato. Pensamos que cualquier progreso llevaría mucho tiempo. El psicólogo incluso le ha dado el alta por el impacto increíble de Sox". 
"Tener este enorme perro constantemente a su lado le ha dado Toby la confianza que nunca tuvo". 


"Toda su actitud ante la vida se ha dado vuelta. Nos hemos quedado con un niño confiado y feliz, que ama la escuela. Sox va a todas partes con Toby —excepto a la escuela— y actúa como una influencia tranquilizadora. Por la mañana Toby se sienta y acaricia a su perro antes de ir a la escuela, asegurando que está listo para afrontar el día. Y tan pronto como llega a casa Toby, Sox se apresura a verlo. Si estamos fuera de casa puedo ver la ansiedad de Toby en aumento, Sox sabe bastantes pequeños trucos para distraerlo. Y si estamos en un restaurante, Sox se sentará y pondrá su cabeza en el regazo de Toby para tranquilizarlo".



"Sox ha salvado la vida de Toby y a nuestra familia. Antes, estábamos sobreviviendo literalmente. Tampoco podíamos salir en familia o visitar amigos". 

Las cosas han mejorado tanto que Toby y sus padres acaban de regresar de un fin de semana e incluso de pasar dos noches en un hotel, algo que nunca podrían haber intentado antes de que Sox llegara. Y mañana, Toby podrá celebrar su 10° cumpleaños con amigos, lo que era inimaginable en años anteriores. 



Fuente:  mirror.co.uk /  Nicola Fifield, Warren Manger

12 octubre 2014

El ébola y los perros


El mayor experto mundial en brotes de ébola en perros: “No hay que matar al perro de la contagiada de ébola, es importante para la ciencia”



Eric Leroy, el mayor experto mundial en el papel de los perros en los brotes de ébola, ha opinado sobre la decisión de la Comunidad de Madrid de sacrificar al perro Excálibur. Fue tajante: “No hay que matar al perro, porque es importante desde el punto de vista científico”.

Después de saberse que la mujer contagiada de ébola convivía con un perro, la Comunidad de Madrid ordenó sacrificar a Excálibur, el marido de la mujer afectada por el ébola  publicó un vídeo haciendo un llamamiento a toda la población para intentar salvar a su perro.

Eric Leroy es el director general del Centro Internacional de Investigaciones Médicas de Franceville, en Gabón, África. Leroy es el principal autor del único estudio sobre el tema: "Ebola Virus Antibody Prevalence in Dogs and Human Risk“, que analizó a posteriori un brote de ébola en Gabón entre el año 2001 y 2002. El trabajo, publicado en una revista científica de los Centros Para El Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, sugería que “los perros pueden ser infectados por el virus del ébola y que su presunta infección es asintomática”.


“Al perro de Madrid hay que aislarlo, hacerle un seguimiento, estudiar sus parámetros biológicos, ver si está infectado y averiguar si excreta virus. Es muy interesante desde el punto de vista científico, no sirve para nada matarlo”, dijo Eric Leroy.



El estudio de Eric Leroy en Gabón investigó una zona epidémica, con perros asilvestrados que llegaron a comer animales salvajes con alto riesgo de estar infectados, como simios y murciélagos de la fruta. En pueblos de Gabón en los que se habían registrado casos humanos de ébola por contacto con animales salvajes, el 32% de los perros presentaba anticuerpos específicos contra el virus.

“Estos animales domésticos pueden por lo tanto infectarse y excretar el virus durante un periodo determinado, convirtiéndose así en una fuente potencial de infección para el ser humano”, explicó en un comunicado en el año 2005 el Instituto de Investigación para el Desarrollo de París. “Ahora parece necesario evaluar el papel de los perros en los brotes de ébola y tener en cuenta este riesgo en las medidas de control de la epidemia”.

Sin embargo, subraya Leroy, “fue un estudio a posteriori, en Madrid tenemos un posible caso activo del que podemos aprender muchas cosas, como si los perros efectivamente representan un foco de infección en los brotes de ébola”
Conocer el papel de los canes en las epidemias del ébola es fundamental, porque las aldeas africanas afectadas están llenas de perros, añade este experto en enfermedades emergentes.

A juicio de Leroy, si se comprueba que Excalibur no está infectado, basta con liberarlo. Y si está contagiado por el ébola, “se va a recuperar y cuando esté curado habrá eliminado completamente el virus".


El perro ya ha sido sacrificado, pero ni el Ministerio de Sanidad español ni la Comunidad de Madrid han consultado a este experto antes de decidir su muerte. “No he recibido ninguna llamada”, confirmó Eric Leroy. 
Fuente: schnauzi.com


Nota relacionada:  Excalibur... para algunos la vida no vale nada 


10 octubre 2014

Murió Loukanikos, el perro de las protestas en Grecia

Loukanikos (o Lukánikos), el perro que en 2011 se convirtió en la mascota de las manifestaciones contra el programa de ajuste draconiano impuesto a Grecia por sus acreedores, ha muerto de un fallo cardiaco.


Loukanikos (Λουκάνικος, salchicha en griego), también conocido como "Canelos" fue un perro callejero que saltó a la fama porque siempre se le encontraba en la vanguardia de la protesta de los manifestantes en Grecia desde diciembre de 2008.
El carismático can falleció a los 10 años, por un ataque cardiaco, además presentaba problemas respiratorios por la exposición prolongada a los gases lacrimógenos.
"La mascota oficial" de los manifestantes helenos, ganó notoriedad en 2010 cuando el diario The Guardian publicó una galería donde se mostraban sus hazañas.


En 2011, Loukanikos fue elegido "persona del año" bajo el seudónimo "The riot dog" o El perro de los disturbios, por la revista Time, cuya portada fue protagonizada por las protestas de aquel año.

Aunque el perro estaba en la calle, no terminó en una perrera debido a las políticas de protección animal: fue vacunado, castrado y registrado con una chapa, además parece que los griegos respetan mucho a los perros callejeros, les proporcionan cubos de agua y alimentos.

Los propios manifestantes describían a "Canelos" como un perro sin amo que aceptaba el cariño de cualquiera que pasara a su lado; el apodo lo obtuvo por su color de pelaje y se volvió un ícono de la plaza de Syntagma, frente al Parlamento, donde todos los días se reunían los manifestantes.
La crisis económica del país le costó la cuarta parte de su producto interno bruto y propició un paro que superó el 27%.

Loukanikos también fue protagonista de reportajes de la CNN, BBC o Al Jazeera, incluso logró lo que los manifestantes no: fue elegido personalidad de 2011 por el semanario progubernamental To Vima.

Aunque Lukanikos era propiamente un perro callejero, en realidad un tal señor Aquiles Adam lo había adoptado, sin embargo, le gustaba más la vida de calle y fue apenas hace dos años que Loukanikos aceptó vivir en el barrio de Exarjia, en el centro de Atenas con Aquiles. "Luka" ha muerto en su casa mientras dormía plácidamente en un sofá.

Fuente: SDP noticias

Ver VIDEOS en nota anterior : Perro en las protestas de Grecia

“Never say goodbye”: video de un perro abandonado


Refleja la historia de un cachorro Shiba Inu al que abandonan cuando la mujer de la pareja queda embarazada. Sus emotivas frases conmueven al mundo.

Una marca de alimentos para perros hizo una campaña mundial llamada "Never Say Goodbye" contra el abandona de perros, y ahora es furor en las redes sociales.El video muestra la historia de un cachorro abandonado porque se convierte en una “molestia”.

¿Qué pasaría si un perro pudiera escribirles una carta a las personas que lo abandonaron? Ese es el mensaje de la campaña. En el video se puede ver cómo lo dejan atado a un poste, pero logra liberarse y quiere volver a su casa. A pesar de su tristeza, el cachorro nunca pierde las esperanzas de un día volver a encontrarse con sus dueños. 

Los recuerdos de los buenos momentos, con la confusión del abandono intentan concientizar a la gente sobre el abandono de animales. Los sentimientos del perro se reflejan también en pequeñas frases, simulando una carta. 
La perseverancia del animal por regresar a su hogar, provocó la reacción de cientos de miles de internautas, que entre lágrimas, compartieron en las redes sociales las desventuras del perrito.


Video




El video se viralizó con motivo de la celebración el pasado 4 de octubre, del Día Mundial de los Animales, con el objetivo de asumir el compromiso de cuidar y preservar el bienestar de los animales.

Fuente: losandes.com.ar

08 octubre 2014

Excalibur... para algunos la vida no vale nada


Madrid, ESPAÑA
Ni las peticiones a través de las redes sociales, ni las protestas a las puertas de su casa, ni los mensajes de apoyo de los famosos impidieron hoy el sacrificio de Excalibur, el perro de la auxiliar de enfermería contagiada por el ébola.


La decisión de las autoridades españolas de matarlo "para evitar un posible contagio"  desató una gran oleada de reacciones que llevó el mensaje #SalvemosaExcalibur a la máxima posición mundial (trending topic) de la red social Twitter.

Todo comenzó el martes a raíz de un mensaje grabado con cámara y difundido por el marido de la mujer infectada por el ébola, quien pidió apoyo para evitar la muerte de su perro desde el hospital de Madrid en el que se encuentra aislado. "Hola, soy Javier, el marido de Teresa Romero, estoy en el hospital y hago un llamamiento a toda la población para que me ayuden a salvar a mi perro Excálibur", dijo. 

Sus palabras circularon rápidamente por las redes sociales y los partidos defensores de los animales reclamaron que se pusiera a la mascota en cuarentena, medida que se tomó con las personas que tuvieron contacto con la infectada. 

En apenas unas horas, una campaña de change.org a través de Internet recogió miles de firmas de apoyo. Hubo gritos, empujones y altercados con la policía, que cargó contra los manifestantes que intentaron impedir el paso de la furgoneta encargada del traslado

Pedimos que se le haga al perro la prueba diagnóstica y si da positivo, se le puede aislar. El debate, sin embargo, fue hoy más allá del derecho a la vida del animal y se trasladó al ámbito científico. 

Algunos expertos abogaron por no correr riesgos ante un posible contagio mientras otros vieron a Excalibur como una pieza clave en la investigación sobre el ébola. Uno de los mayores expertos internacionales sobre el virus, Eric Leroy, se mostró hoy contrario al sacrificio del perro y la consideró "importante desde el punto de vista científico", según explicó al diario "El País". Hasta ahora no hay estudios que demuestren la transmisión del ébola de un ser humano a un perro, pero algunas investigaciones sugieren que estos animales pueden ser infectados por el virus sin que muestren síntomas.

"Si tanto les preocupa este problema creo que se pueden buscar otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observación como se ha hecho conmigo. ¿O acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso?", se preguntaba en el video grabado el marido de la mujer infectada. Cantantes, actores y diseñadores españoles defendieron a Excálibur en las redes sociales. 

Uno de los mensajes más difundidos fue el del escritor Arturo Pérez Reverte, autor de "El capitán Alatriste", quien escribió en Twitter: "Propongo poner el perro en observación y sacrificar a la ministra. No hay color".


04 octubre 2014

Perros: ¿Por qué los tratamos como hijos?


Nuevo estudio lo explica



  • Los perros se consideran un miembro más de la familia
  • La relación dueña-perro es muy similar a la relación madre-hijo, así que no es raro tratar a los perros como hijos
  • Se activan zonas cerebrales comunes mientras que permanecen algunas diferencias específicas


Quienes tenemos perros sabemos que es muy común que los dueños de perros se refieran a sí mismos como los padres de ellos, sin embargo, investigadores del Hospital General de Massachusetts, EE.UU., se hicieron la pregunta de ¿hasta qué punto la relación humano-perro refleja la relación padre-hijo? Los canes son mascotas muy agradecidas que se ganan fácilmente el cariño de las personas con las que conviven ya sea por sus características como la respuesta humana a su comportamiento.


El estudio de un pequeño grupo publicado en PLoS ONE contribuye a responder a esta pregunta compleja, investigando si las zonas que se activan en el cerebro son diferentes cuando una mujer ve a sus hijos  o a sus perros.

 

Los beneficios de tener mascotas


“Las mascotas tienen un lugar especial en los corazones y las vidas de muchas personas, y se están recopilando pruebas convincentes en los estudios clínicos y de laboratorio que la interacción con animales puede ser beneficiosa para el bienestar físico, social y emocional de los seres humanos, dice Lori Palley, DVM, del Centro de Medicina Comparada del Hospital General de Massachusetts, co-autor del informe.

“Varios estudios anteriores han encontrado que los niveles de neurohormonas, como la oxitocina – la cual está involucrada en la vinculación de la pareja y el apego materno – aumentan después de la interacción con los perros, y las nuevas tecnologías de imágenes cerebrales están ayudando a comenzar a entender las bases neurobiológicas de la relación, que es emocionante “.


Con el fin de comparar los patrones de activación del cerebro involucrados en el vínculo humano-animal doméstico con los provocados por el vínculo materno-infantil, el estudio reclutó a un grupo de mujeres con al menos un niño de 2 a 10 años de edad y un perro que había estado en el hogar durante dos años o más. La participación consistió en dos sesiones, la primera fue una visita a la casa durante la cual los participantes completaron varios cuestionarios, incluidas las relativas a sus relaciones tanto con sus hijos y el perro mascota. Los perros y niños también fueron fotografiados en cada casa.

 

Las estructuras cerebrales que se activan muy similares cuando se ven a hijos y perros


La segunda sesión tuvo lugar en el Athinoula A. Martinos Center for Biomedical Imaging en MGH, donde se llevó a cabo la resonancia magnética funcional (fMRI). La resonancia indica los niveles de activación de las estructuras cerebrales específicas mediante la detección de cambios en los niveles de flujo de sangre y oxígeno. Los participantes ponen en un escáner y ven una serie de fotografías.

Las fotos incluían imágenes del propio hijo de cada participante y del propio perro y se alternaban con las de un niño desconocido y perro que pertenece a otro participante en el estudio. Después de la sesión de exploración, cada participante completó evaluaciones adicionales, incluyendo una prueba de reconocimiento de imagen para confirmar que había prestado mucha atención a las fotos que se enseñaron durante la exploración, y la potencia de varias imágenes de cada categoría se muestra durante la sesión sobre los factores relacionados con agrado y emoción.

De 16 mujeres inicialmente inscritas, sólo 14 proporcionaron la información completa y tuvieron datos de RM estaban disponibles. Los estudios de imágenes revelaron similitudes y diferencias en la forma en regiones importantes del cerebro reaccionan a las imágenes los hijos y perros propios. Áreas que se sabe que son importantes para funciones tales como la emoción, la recompensa, la afiliación, el procesamiento visual y la interacción social todos mostraron una mayor actividad cuando los participantes vieron ya sea a su propio niño o su propio perro.

 

Leves diferencias en las estructuras cerebrales que se activan al ver hijos o perros


Sin embargo, una región conocida por su importancia para la formación de vínculos - la sustancia negra / área tegmental ventral (SNI / VTA) – se activa sólo en respuesta a las imágenes del propio hijo. Por otra parte, el giro fusiforme, que está implicado en el reconocimiento facial y otras funciones de procesamiento de gráficos, realidad mostró una mayor respuesta a las imágenes de los perros que a las de los hijos.


“Aunque se trata de un estudio pequeño que no puede aplicarse a otros individuos, los resultados sugieren que existe una red cerebral común importante para la formación de vínculo de pareja y su mantenimiento que se activa cuando las madres vieron imágenes de cualquiera de sus hijos o de sus perros”, dice Lucas Stoeckel, PhD, Departamento de Psiquiatría, co-autor principal del informe.


También observamos diferencias en la activación de algunas regiones que pueden reflejar la variación evolutiva en la función de estas relaciones. Por ejemplo, al igual que el SNi / VTA, el núcleo accumbens ha mostrado tener un papel importante en lazos de pareja, tanto en estudios en humanos y animales. Pero esa región mostró una mayor desactivación cuando las madres vieron imágenes de su perro-en lugar de una mayor activación como fue en respuesta a las imagénes de sus hijos, como uno podría esperar.  

Pensamos que la mayor respuesta de la circunvolución fusiforme a las imágenes de los perros son representativas de la mayor dependencia de señales visuales que verbales en la comunicación entre humanos y animales”.


El co-autor Randy Gollub, añade: “El fMRI es una medida indirecta de la actividad neuronal y sólo se puede correlacionar la actividad cerebral con la experiencia de un individuo. Será interesante ver si los futuros estudios pueden probar directamente si éstos patrones de actividad cerebral se explican por las funciones cognitivas y emocionales específicos implicados en las relaciones entre humanos y animales. Además, las similitudes y diferencias en la actividad cerebral reveladas por neuroimágenes funcionales pueden ayudar a generar hipótesis que proporcionan finalmente una explicación de las complejidades subyacentes en la relación humano-animal”.


Los investigadores señalan que se necesitan más investigaciones para replicar estos hallazgos en una muestra mayor y para ver si se ven en otras poblaciones —como las mujeres sin hijos, padres y madres de niños adoptados— y en las relaciones con otras especies animales. Combinando los estudios de resonancia magnética funcional con medidas de comportamiento y los fisiológicos podría obtener evidencia para apoyar una relación directa entre la actividad cerebral observada y las funciones pretendidas.


En conclusión: parece ser que tratemos a nuestros perros como un verdadero hijo está justificado neurobiológicamente, así que tendremos que pensarlo antes de llamar a alguien loco por tratar a sus perros de forma especial.



Fuente: cienciaybiología.com



Konrad Lorenz y Stasi


Fragmento del libro "Cuando el hombre encontró al perro" de Konrad Lorenz (1)



[...]   Mi perra Stasi, producto de uno de los primeros cruces que realicé entre Chow-Chow y Pastor Alemán, reunía en la actitud para con su amo, en feliz conjunción, la fuerte dependencia infantil, propia de su herencia de Canis aureus, con la fidelidad privativa de sus ascendientes de sangre lupina.
    
        Nacida a principios de la primavera de 1940, Stasi tenía siete meses cuando me decidí por ella de entre todos mis perros y comencé a adiestrarla. Tanto en el aspecto exterior como en el carácter, en ella se conjugaban los rasgos del pastor alemán y del chow-chow: por su hocico afilado, el amplio arco cigomático, el corte oblicuo de los ojos, las orejas cortas y peludas, el rabo corto, recto y muy poblado, pero sobre todo por los movimientos elásticos, recordaba de cerca a una lobita, mientras que en el rojo dorado de su piel se apreciaba con toda claridad su ascendencia canina. Pero los rasgos más caninos aparecían en el carácter; con extraordinaria rapidez asimiló los principios fundamentales de la educación canina: cómo caminar sujeta por la correa, permanecer en pie y sentarse sobre las patas traseras; se puede decir que, por naturaleza, era limpia en casa y amiga de las aves, de modo que no hubo necesidad de enseñarle nada de esto.
    
        Mi vinculación con Stasi se vio truncada después de dos meses así que acepté la cátedra de psicología de la universidad de Königsberg. Cuando, en Navidad, volví a casa por unos días, Stasi me recibió con jubilosa alegría y me demostró al momento que su amor hacia mí no había disminuido en lo más mínimo. Recordaba perfectamente todo lo que le había enseñado, de forma que seguía siendo, en definitiva, el perro cariñoso y bueno que había dejado hacía algo más de dos meses.
    
       Pero cuando me dispuse a hacer los preparativos para el viaje, se produjeron algunas escenas realmente trágicas. Ya antes de que empezara a hacer las maletas, Stasi se puso triste y no se separaba ni un instante de mi lado. Tan pronto como salía yo de una habitación, ella se ponía en pie rápidamente y se empeñaba en acompañarme incluso a cierto sitio. Cuando, después, el equipaje estuvo a punto, el dolor de Stasi creció hasta la misma neurosis: dejó de comer, su respiración se hizo entrecortada, irregular, interrumpida a cada momento por profundos suspiros. El día de mi marcha, decidimos encerrarla para impedir que quisiera acompañarme a la fuerza. Pero Stasi ya se había ido a esconder en el jardín; el más fiel de todos mis ejemplares caninos me negaba obediencia cuando lo llamaba. Y fracasaron todos los intentos de acercarme a ella y cogerla.
    
       Cuando, finalmente, se puso en marcha la consabida caravana, con niños, carrito de mano y maletas, un perro de aspecto extraño, con el rabo entre las patas traseras, el pelo revuelto y la mirada esquiva, nos seguía como a unos veinte metros de distancia. Ya en la estación, intenté acercarme a ella y cogerla por última vez, pero todo fue en vano. Cuando subí al tren, Stasi seguía aún allí, a prudente distancia, en la actitud amenazadora del perro rebelde y me miraba con pretendida indiferencia. El tren se puso en movimiento, y Stasi continuó inmóvil, en su sitio; sólo cuando el convoy empezó a coger velocidad, el perro se lanzó con la rapidez del rayo hacia el tren, luego corrió a lo largo de éste y, por último, saltó a él tres vagones delante de Aquel, en cuyo estribo me había quedado yo para impedir que subiera.

       Entonces corrí hacia adelante, cogí a Stasi por el cuello y los cuartos traseros y la arrojé a tierra. El animal cayó ágilmente sobre las patas, sin dar volteretas. Después se quedó inmóvil, pero ya no en actitud amenazadora, y así permaneció, con los ojos fijos en el tren, hasta que éste se perdió en la lejanía.Pronto me llegaron a Königsberg noticias alarmantes. Stasi había hecho auténticos estragos en los gallineros vecinos, ya no tenía en cuenta las normas de limpieza, merodeaba sin descanso por los alrededores y no obedecía a nadie, por todo lo cual hubo que encerrarla.Allí estaba ahora, sentada en la terraza de los tilos, abandonada a su dolor. Pero su soledad era sólo por lo que respecta a la compañía humana, pues compartía su vida con el dingo de que antes he hablado.

       A fines de junio regresé a Altenberg y lo primero que hice fue ir a buscar a Stasi. Cuando subía las escaleras que daban a la terraza, los dos perros me salieron al encuentro con una agresividad propia de animales que han permanecido largo tiempo encerrados o encadenados. Al alcanzar el último escalón me detuve y permanecí inmóvil. Los dos animales daban grandes saltos ladrando y rugiendo. Yo tenía curiosidad por comprobar cuándo iban a reconocerme a través de la vista, ya que, al soplar el viento en dirección adonde yo estaba, no podían hacerlo a través del olfato. De momento no me reconocieron.

       Pero, al cabo de un rato, Stasi percibió de repente mi olor en el ambiente y, en medio mismo de su furioso ataque, quedó rígida, como petrificada. Aún tenía la crin alborotada, el rabo bajo, las orejas caídas hacia atrás; sólo las fosas nasales se habían abierto de golpe y aspiraban con rara avidez el mensaje que le traía el viento. Luego, el pelo de la crin se alisó, un temblor recorrió el cuerpo todo del animal, las orejas se irguieron y permanecieron rígidas. Yo esperaba que ahora la perrita se abalanzara sobre mí en un acceso de alegría incontenible, pero no fue así. Un dolor tan grande como para trastornar su personalidad hasta el punto de hacerle olvidar hábitos y normas, y sumirla en una auténtica neurosis, un dolor así no podía desaparecer en unos segundos. De improviso, el animal se irguió sobre las patas traseras, levantó la cabeza y, con el hocico vuelto al cielo, dio rienda suelta al dolor que torturaba su alma canina en un prolongado aullido tan hermoso como conmovedor.
    
       Pero, después, se abalanzó sobre mí como un vendaval y al momento quedé envuelto, por así decir, en un torbellino de júbilo canino. Stasi saltaba hasta la altura de mis hombros y a poco me arranca la ropa del cuerpo; precisamente ella, de suyo tan reservada y poco amiga de las manifestaciones efusivas, ella que, por lo común, se limitaba a saludarme con unos cuantos golpes de rabo, ella cuya máxima prueba de ternura consistía en descansar la cabeza sobre mis rodillas. Stasi, siempre tan silenciosa, resoplaba ahora como una locomotora a causa de la excitación, lanzaba aullidos agudísimos, más fuertes que nunca. Después me dejó de repente y corrió hacia la puerta y quedó allí mirándome y pidiéndome con muda zalamería que la sacara de su prisión. Ella consideraba natural que, con mi regreso, terminara su encierro y todo volviera a su antiguo orden. ¡Dichoso animal y envidiable solidez la de su sistema nervioso! Una vez eliminada la causa, el trastorno psíquico no había dejado en ella secuela alguna que no pudiera ser borrada por completo con un aullido desgarrador de treinta segundos y una danza jubilosa de un minuto de duración.
    
       Cuando mi esposa me vio llegar con Stasi, gritó asustada: ¡Dios mío, las gallinas! Pero la perrita ya no se dignó echar ni una mirada más a las gallinas. Cuando, por la tarde, la llevaba a mi habitación era tan limpia como lo había sido siempre. Todo lo que le había enseñado tiempo atrás, lo había retenido en la memoria durante aquellos meses marcados por la más grande desventura que puede conocer un perro.
    
       Cuando, por fin, se aproximó el momento de hacer nuevamente las maletas, Stasi se puso triste y silenciosa, y no se separaba ni un momento de mi lado. La pobre bestia conoció días amargos, todo porque no entendía las palabras humanas, pues esta vez yo había decidido llevarla conmigo.
    
       Poco antes de mi partida, Stasi, como la otra vez, se escondió en el jardín con la evidente intención de seguirme incluso contra mi voluntad. Ahora la dejé en paz; únicamente cuando salí de casa para ir a la estación, llamé con el mismo grito que usaba normalmente. Al momento comprendió la situación y se puso a danzar en derredor, loca de alegría.
    
       Pero la alegría de seguir a su amo sólo le duró unos meses; el 10 de octubre de 1941 fui llamado a filas y tuve que marchar. Entonces se repitió la misma tragedia de un año antes en Altenberg. Con la diferencia de que esta vez Stasi se escapó de casa, se independizó por completo y por espacio de dos meses vagó por los alrededores de Königsberg como fiera salvaje. Hizo un estropicio detrás de otro, hasta el punto de que estoy convencido de que fue ella la misteriosa «zorra» que devastó las conejeras de un respetable colega mío que vivía en la Cäcilienallee. Cuando, después de Navidad, Stasi volvió a casa con mi esposa, era sólo hueso y pellejo, y sufría una inflamación purulenta en la zona de los ojos y el hocico.
    
       Una vez curada, y al no haber otra alternativa, fue llevada al jardín zoológico, donde se la apareó con un gigantesco lobo siberiano, pero no tuvo descendencia. Algunos meses después —por entonces yo era neurólogo en el hospital militar de Posen—, me la llevé nuevamente a casa conmigo. Cuando en junio de 1944, fui trasladado al frente, llevamos a Stasi con sus seis cachorros al jardín zoológico de Schönbrunn. Allí fue muerta por una bomba, pocos días antes de que terminara la guerra. Pero uno de sus pequeños había sido enviado a Altenberg, a casa de un vecino nuestro, y de él proceden todos los perros que hemos criado.
    
       Stasi sólo pudo pasar algo menos de la mitad de sus seis años de vida junto a su amo y, no obstante, ha sido con mucho el perro más fiel de cuantos he conocido hasta el presente.




 
(1) Konrad Lorenz  (1903-1989), nacido en Viena, Austria. Doctor en medicina, recibido en la Universidad de Columbia en Nueva York. 
Se dedicó a la zoología y concretamente al comportamiento animal. Está considerado uno de los padres de la etología

Recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1973 tras describir el Imprinting, proceso fisiológico generado tras el nacimiento que garantiza el comportamiento maternal y filial entre madre y cría; estos hallazgos se integraron posteriormente en la teoría del apego humano.

03 octubre 2014

Perra rescatada gracias a Google Street View


Los Ángeles, CA, EE.UU.
Una perra fue rescatada de las calles de Los Ángeles gracias a una mujer que la vio mientras navegaba por Google Maps y por el aspecto le pareció que estaba perdida o abandonada.




La mujer, Jennifer Velásquez, se puso en contacto con "Hope for Paws" para avisar dónde había visto al animal. Estaba sentada frente a lo que parecía un edificio abandonado; ahí fue donde Eldad Agar —integrante de Hope for Paws— la encontró cuando salió a buscarla.



El propietario de un negocio vecino, dijo que la había visto allí durante unos 10 años. Agar finalmente pudo, mediante palabras, caricias y algo de comida, convencer a la perra para que se dejase poner una traílla y así llevarla al automóvil.
La llevó al peluquero y al veterinario, quien le encontró algunos tumores y problemas de salud, entre ellos artritis. Se le dio tratamiento médico y finalmente consiguió una familia de acogida. La llamaron Sonya.




Video

Fuente: dailymail.co.uk