13 julio 2013

El ronroneo de los gatos

Existe registro de la relación entre gatos y personas desde la antigua civilización egipcia, donde ya se sabía sobre los efectos terapéuticos del ronroneo, pero... ¿Sabe usted qué es? ¿por qué se produce? y ¿qué quiere transmitir un gato cuando ronronea? He aquí parte de las respuestas.



El ronroneo es un elemento de comunicación y forma de expresión felina que, si bien no significa en todas las ocasiones un signo de satisfacción, puede presentarse en gatos cuando se relajan al ser acariciados,cuando comen e incluso cuando una madre llama a sus cachorros. Sin embargo se conocen casos de gatos domésticos que ronronean cuando están heridos, enfermos, adoloridos o muriendo; de hecho, Paul Leyhausen, reconocido etólogo alemán, lo interpreta como una señal donde el felino comunica “que no es una amenaza”.
A pesar de ser un fenómeno universalmente conocido, el mecanismo a través del cual los gatos ronronean es impreciso; hasta ahora la hipótesis de mayor aceptación tiene que ver con su origen hemodinámico que es responsable de producir vibraciones a la altura del diafragma que son transmitidas por los bronquios; lo que sí está documentado es el hecho de que esta vibración aumenta el volumen de aire respirado y de la sangre bombeada desde el corazón, mejorando la circulación del animal, y generando además una sensación de confort en el mismo, dado que también libera endorfinas de placer en el encéfalo (sistema nervioso central). Esta teoría cobra sentido si tomamos en cuenta el hecho del ronroneo en gatos muy lastimados o al borde de la muerte.
Ronroneo único y expresivo                                                                   
Cada gato tiene una forma peculiar de ronronear y varía ampliamente de uno a otro espécimen tanto en la intensidad como en la situación que lo induce. Algunos gatos son ronroneadores habituales; otros sólo susurran quietos o “para sí”, sintiendo más que escuchando las vibraciones emitidas.
Muchas veces los ronroneos nos parecen iguales, pero existen diferencias en los  Hertz de cada uno, que los transforman en un verdadero lenguaje que comunica a su entorno un estado de necesidad. Por esto muchos gatos ronronean frente al susto o dolor; en los adultos, puede ser usado como una señal de sumisión frente a otro dominante para reducir la posibilidad de un ataque distrayendo al agresor, e incluso algunas hembras pueden ronronear antes y durante del apareamiento; en el alumbramiento y para llamar a sus crías.



Vibraciones antiestrés
Jean-Yves Gauchet, veterinario francés, reivindica la utilidad del “ronroneo terapéutico”, pues asegura que el sonido felino “apacigua” y actúa como un medicamento sin efectos secundarios.
“Cuando el organismo lucha contra situaciones difíciles, como el estrés, el ronroneo del gato, que emite vibraciones sonoras, tranquilizan, un poco como sucede con la música”, explica Gauchet. “Es el primer signo que la madre envía a los cachorros, una llamada al reconocimiento y a la calma que también funciona con el hombre”, generando incluso pensamientos positivos y de bienestar.


Fuente: AVD/ Mariale Suárez