20 mayo 2013

Frío... ¿abrigo sí o no?

Qué hacer a la hora de los paseos
 
Ya hemos dicho muchas veces que los perros, son los perros y sus circunstancias.
No es lo mismo el perro en la ciudad, el perro en el campo, el perro del Sr. de 90 años o el perro del chico de 20. Ni el que pasea en bicicleta o que el que va con correa corta. 
Esto es, su circunstancia.
 
Luego, los perros son definitivamente diferentes: Su anatomía, su comportamiento, el pelo doble o simple, corto o largo, etc, etc.
 
Entonces, no hay una fórmula. Hay que pensar con la cabeza.
 
 
Lo que hay que reflexionar antes de ponerle un tapado de piel al Husky Siberiano, es qué es lo que haría ese perro en su medio natural (donde posiblemente debería estar).
 
El perro con capa doble de pelo semi largo como el Husky, posiblemente no pase frío en invierno y ponerle un abrigo, sería por lo menos, ridículo.
 
El perro de pelo corto y flaco, se la pasaría corriendo (entrando en calor) y dormiría bien guardado en algún refugio natural o acurrucado con otros perros.
 
Entonces, si el señor de 90 sale a caminar a su ritmo (posiblemente lento) con un Chihuahua pelo corto y con una correa también corta, muy posiblemente el pichicho tenga frío y esté mejor si se lo abriga… O simplemente deba comprar una correa larga y dejar que se mueva a gusto.
 
De todas formas y como siempre decimos, si tiene dudas hable con su veterinario de cabecera. 
 
 
Fuente: Dr. Romero/drromero.com.ar