02 mayo 2018

La vista del perro


¿Ve mi perro lo mismo que yo?



El perro no ve en blanco y negro, como se piensa en ocasiones, pero sí percibe menos colores que las personas.

Los perros tienen una visión distinta a los humanos, más especializada y adaptada a la escasa luminosidad. Sin embargo, los canes tienen menos agudeza visual y perciben menos colores que nosotros. La visión del animal es apropiada para el entorno y necesidades de supervivencia de su especie, es la mirada propia de un depredador especializado en la captura de presas. En este artículo se explica cómo tiene más capacidad para captar el movimiento en la oscuridad, de qué modo ve los colores y los síntomas para reconocer si tiene fotofobia.

La visión del perro es más aguda en la oscuridad 

Los cánidos, entre los que se encuentran los perros y los lobos, tienen mejorr capacidad que las personas para ver en la oscuridad. Esta visión crepuscular les permite cazar con más eficacia por la noche. De esta manera localizan a sus presas con facilidad y también a sus enemigos, lo que les garantiza una huida más rápida.

  
Los perros son capaces de ver cinco veces más que las personas en la oscuridad.

Los canes han heredado del lobo, su antepasado, las características propias de un depredador crepuscular. De hecho el perro es capaz de ver cinco veces más que nosotros en la oscuridad.
Los gatos tienen incluso mejor visión nocturna que los perros. Los felinos resultan cazadores muy eficaces en la oscuridad. Según Manuel Villagrasa, veterinario y oftalmólogo, "la capacidad visual de los gatos en la oscuridad está más desarrollada porque son cazadores solitarios" y necesitan ser muy eficaces para conseguir alimento."

Los colores que ve el can 

Los perros tienen un abanico cromático más reducido que las personas. La visión de los colores es menos importante para que un perro sobreviva en su entorno.

Las personas tienen en los ojos tres tipos de receptores para el color, cada uno especializado en la captación de los tres colores fundamentales o primarios (rojo, amarillo y azul). Su combinación permite la construcción de la escala cromática completa.  


Los perros no ven solo en blanco y negro, pero distinguen menos colores que las personas


Los cánidos, sin embargo, tienen una visión dicromática, que construyen con dos únicos colores. El ojo del perro solo tiene dos tipos de receptores visuales, por lo que no es capaz de recrear la gama completa de tonalidades que tiene el ser humano. Pueden distinguir azules de rojos o azules de verdes. Pero tienen dificultades para captar la diferencia entre verdes y rojos. De forma que una persona percibe el césped de color verde, pero su perro lo ve en tonalidad amarilla.


Un cazador tridimensional

Una de las características más importantes para un depredador como el perro es su visión tridimensional. De esta manera puede calcular mejor la distancia con un objeto determinado, como una presa, y resulta más eficaz y rápido al cazar.
La visión en profundidad se logra por la posición frontal de los ojos, característica de los canes, pero también de las personas. Esto permite una superposición de sus respectivos campos visuales. Según explica Villagrasa, "el cerebro del perro obtiene una visión del objeto desde dos perspectivas diferentes, lo que le permite calcular las distancias con mayor exactitud". 

La visión del perro, la fotofobia y la luz

Los ojos son herramientas imprescindibles para que el perro se desenvuelva sin problemas en su entorno. Por ello es importante cuidar su salud ocular.
Los perros padecen enfermedades oftalmológicas similares a las de las personas. Incluida la fotofobia. Esta afección consiste en la hipersensibilidad frente a la luz. Cuando al perro le molesta la luminosidad, mantiene cerrados los ojos mucho tiempo y le lagrimean.
Frente a estos síntomas, hay que acudir al veterinario, quien determinará la causa de esta afección y aplicará un tratamiento.
La fotofobia puede estar provocada por bacterias, un golpe en el ojo u otra enfermedad oculta que afecte a la visión. La revisión periódica de los ojos del perro es esencial para detectar y tratar a tiempo posibles afecciones que puedan afectar a su agudeza visual.


Fuente: Eroski Consumer/ Carolina Pinedo