11 diciembre 2011

Aloe Vera

 

Aloe Vera también para nuestros perros

Los propietarios de animales y criadores nunca se han visto ante un reto como el de hoy en día para cuidar la salud de los animales. Muchos problemas fundamentales de nutrición de los animales se deben a la falta de nutrientes básicos. También a menudo la bien intencionada sobrealimentación, es el detonante de problemas de salud. Demasiada comida o una combinación incorrecta de los alimentos llevan al sobrepeso y a disfunciones, como las siguientes:

  • Disminución del rendimiento
  • Problemas del aparato locomotor
  • Enfermedades de la piel
  • Daños en la flora intestinal, etc. 

 

Muchas de las molestias que experimentan los animales domésticos pueden mejorarse añadiendo gel de Aloe Vera a su comida habitual; sin embargo la planta no es un medio de curación universal, sino un proveedor de micronutrientes que, dentro de una terapia global, realiza una importante función profiláctica, recuperadora y coadyuvante en el tratamiento de enfermedades. 

 

Aplicaciones internas

El jugo de Aloe puede usarse en todos los animales mezclándolo con la comida. Aunque algunos animales, como los gatos, prefieren tomarlo con el agua.
  • Es estimulante, contribuye al buen apetito y aumenta el potencial energético para que el animal esté activo y lleno de vida. 
  • Contribuye a la regeneración, potencia la vitalidad, el sistema inmunológico y previene enfermedades. 
  • El tracto digestivo se fortalece especialmente y con ello toda la constitución. 
  • Hay éxito en mejorar alergias (eczema de verano), pereza intestinal, problemas del metabolismo, dolores articulares, etc. 

Indicaciones para la ingestión del Gel de Aloe Vera: 

  • Propensión a infecciones (frecuentes resfriados)
  • Desintoxicación o eliminación de toxinas en todo el organismo
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Enfermedades por hongos en el tracto digestivo
  • Pereza intestinal y problemas metabólicos
  • Coadyuvante en infecciones con tos (calma la tos)
  • Coadyuvante en problemas respiratorios
  • Molestias en las articulaciones, problemas en la generación de cartílago, alivia el dolor y la inflamación y mejora la vitalidad y el bienestar
  • Para incrementar la fuerza física y psíquica
  • Molestias en las vías urinarias

Aplicaciones externas

Aplicado externamente, el Aloe Vera es perfecto para cuidar el pelo y la epidermis de perros, gatos, caballos, etc. La epidermis está expuesta a muchos agentes externos que son nocivos y hay que protegerla contra impactos medioamabientales como el calor, frío, humedad, tóxicos, bacterias, parásitos y rayos ultravioleta.
Las afecciones de la piel, que consta de diversas capas y tipos de células, pueden acarrear graves enfermedades en forma de infecciones y alergias.  Se puede emplear Aloe Vera como coadyuvante en casi todos los tipos de irritación de la piel. La magnífica armonía de las distintas sustancias ayuda en el proceso de curación en lesiones como: 
  • heridas por quemaduras, cortes y raspaduras,
  • eczemas, abcesos y tumores.
Incluso viejas cicatrices pueden aplanarse y palidecer aplicando repetidamente Aloe Vera.

 

Efectos:

  • cicatrizante
  • antiinflamatorio
  • mejora la circulación
  • hidratante
  • refrescante
  • analgésico
  • calma la hemorragia y el picor
  • antibacteriano
  • antimicótico
  • antivírico
  • a veces repelente de parásitos (mosquitos, pulgas, garrapatas)cuida y abrillanta el pelo y relaja la epidermis

 

El saneamiento intestinal del perro 

El Aloe Vera es excelente para la limpieza intestinal en animales. Para la eliminación y desintoxicación de todo el organismo se debe suministrar al perro 1 ml de jugo puro de Aloe Vera por kg. de peso (mezclarlo con la comida) por día y durante un mínimo de tres meses. Ej: un animal de 30 kg de peso recibe 30 ml de jugo al día. 

 

El cuidado de la epidermis y el pelaje  

El Aloe Vera es muy apropiado para el cuidado de la epidermis y el pelaje. Antes del cepillado rociar el pelaje con aloe vera, masajear hasta llegar a la epidermis y dejar actuar brevemente. Después será más fácil peinar el pelo largo y tendrá más brillo. El spray de aloe vera puede usarse también como repelente de mosquitos, pulgas y garrapatas. Por ejemplo rocíe a su perro poco antes del paseo. Si al animal no le gusta el ruido del spray, puede untarlo con la mano y masajear.  

 

Primeros auxilios en caso de heridas

Puede ocurrir prácticamente todos los días. Corriendo por campo abierto o jugando con otros perros su perro puede herirse. Las heridas deben lavarse primero con el champú de aloe vera o un jabón, para evitar una infección secundaria de la herida por restos de suciedad, tierra, pelo pegado, etc. Con estos cuidados previos, la herida sanará con la aplicación de gel de Aloe Vera tres veces más rápido que con otros preparados. Sus componentes aceleran el proceso de renovación de células y evitan infecciones secundarias.


Su historia en la medicina veterinaria

 

El comienzo...

Debido a que antiguamente el Aloe Vera  era empleado con éxito contra diversas molestias de los caballos, la planta recibió por primera vez un atributo animal, llegando a llamarse "Aloe Caballar". George Skevington y F.D. Day, ambos de profesión herreros,  publicaron en 1840 sus experiencias con la aplicación de aloe vera en caballos. Trataron la enfermedad de Mauke, la psoriasis y enfermedades de la piel causadas por alergias, como el eczema solar. También trataron problemas del tracto digestivo y enfermedades de origen parasitario. 

En 1950, un equipo de investigadores informó por primera vez, en una revista de medicina veterinaria, sobre el efecto antibacteriano del Aloe Vera. 

El año 1975 marcó un hito en la historia del Aloe Vera empleado en animales:
El Dr. Robert T. Northway de California (USA) pudo concluir el primer estudio clínico sobre la aplicación interna de Aloe Vera. Había investigado su efecto administrando por vía oral a 42 perros, 25 gatos y 4 caballos durante un período de seis años. Los componentes de la planta desplegaron sus propiedades antiinflamatorias en infecciones bacterianas agudas y crónicas. Pudieron frenar la propagación de la mayoría de los hongos de levadura, como la cándida, y de bacterias como estalifilococos, estreptococos y corinebacterias.  En 67 de los 71 casos tratados, el Dr. Northway consiguió resultados igualmente buenos o mejores como con las terapias clásicas. Además, no se constató ningún tipo de efectos secundarios. Peter Green, veterinario inglés, aplicó en 1996 Aloe Vera con éxito en el tratamiento de la enfermedad PVLS (Post Viral Lethargy Syndrome), hasta entonces poco conocida, en caballos. La enfermedad PVLS se describió como un estado crónico de fatiga, aunque los síntomas no estaban muy claros. Además de Peter Green, el también veterinario inglés David Urch, pudo alcanzar considerables éxitos al aplicar la ingesta de Aloe Vera para combatir PVLS. En el 80% de los casos tratados se alcanzó la curación. 

Una comparación:
Empleando de forma prolongada las medicinas convencionales, tal solo se han podido reducir los síntomas en un 40 % de los casos. En el libro "Aloe Vera - Nature`s Gift" (Aloe Vera - un regalo de la naturaleza), publicado en 1999, David Urch ha publicado sus experiencias del tratamiento en animales. Este libro se ha convertido en una obra clásica y documenta los extraordinarios éxitos en animales domésticos.  




(Fuente: Ratgeber "Aloe Vera - Mehr Gesundheit und Vitalität für Tiere", Michaela Krenz)