20 noviembre 2011

El olor a perro

El “olor a perro” se produce por varias causas. Generalmente se debe a la grasitud de la piel; este olor se hace más evidente cuando el perro está mojado. 
 

El perro debe ser bañado una vez por mes. Para el baño utilizar un champú específico para perros, nunca el champú que usamos para nosotros, ya que es irritante para la piel del perro. A la medida de champú añadir unos 150 cc (un pocillo o taza pequeña) de vinagre de manzana. Se debe masajear bien a fondo el pelo hasta las raíces y luego enjuagar hasta que no quede rastros de champú. Secar inmediatamente ; no hay que dejar que el perro se seque solo, ya que además de ensuciarse porque tratará de secarse contra el piso, el pelo mojado y la piel húmeda hacen que se desarrollen bacterias, las que producirían olor al cabo de unas horas.


También hay olores debido a problemas dentales como caries o gingivitis, secreciones de los ojos, oídos, glándulas perianales, dermatitis producidas por hongos y levaduras, alergias,etc.  Las mordeduras infectadas también generan olor, así como cualquier tipo de
herida o irritación causada por pulgas  y garrapatas produce mayor secreción en la piel. El exceso de secreción hace que se reproduzcan microorganismos.

El olor bucal se puede combatir primeramente cuidando la dentadura de nuestro perro. Si no lo hemos hecho desde cachorro, debemos llevarlo al veterinario a verificar si hay caries, realizar una limpieza de su dentadura,  y luego mantenerla cepillándola semanalmente. La salud dental de nuestro perro, más allá del tema del olor, es fundamental para mantener su calidad de vida, lo cual le ahorrará problemas mayores a medida que envejezca. Los juguetes, como los huesos de cuero o los palitos comestibles, también ayudan a mantener los dientes limpios.

Olores producidos por problemas digestivos o insuficiencia renal, también deben ser tratados por el veterinario, quien indicará la dieta adecuada en cada caso.
El lugar donde duerme el perro se puede espolvorear  con bicarbonato de sodio, dejarlo actuar durante 2 ó 3 horas y luego retirarlo con aspiradora. También hay polvos y talcos especiales al efecto.