22 octubre 2011

Gran danés ciega

La increíble historia de una gran danés ciega y su perro-guía

 

Shrewsbury, Inglaterra.

 

Lily, una gran danés ciega, y Maddison su amiga guía, han conmovido a todo un pueblo. Sus dueños ya son muy ancianos, no pueden ocuparse de ellas y buscan un hogar para ambas.

La adorable pareja necesita un nuevo propietario con un corazón lo suficientemente grande como para cuidar a estas dos amigas, que han sido inseparables los últimos 5 años.

Lily perdió los ojos por una enfermedad incurable que provocaba que sus pestañas crecieran  hacia sus globos oculares, los cuales se infectaban continuamente y estaban tan dañados que un veterinario debió extirparlos.



Después de la operación, la valiente Lily, de 6 años, no tuvo tiempo de deprimirse ni sentir lástima de sí misma debido a que una nueva amiga, Maddison, la tomó bajo su cuidado sin dudarlo ni un segundo.

Maddison tiene 7 años y  ocupa todo su tiempo a cuidar de Lily, paseando a su alrededor, caminando siempre cerca de ella, y tocándola con su hocico para que sepa donde ir.

Lamentablemente los dueños de la inseparable pareja ya no pueden hacerse cargo de ellas, y una fundación (www.dogtrust.org/rehoming) busca reubicarlas.

La presidenta de la fundación, Louise Campbell, dijo: "Maddison no es solo el perro guía de Lily, sino su apoyo para superar la adversidad”.

"Si están fuera de casa, Maddison dirige a Lily dándole toquecitos para que sepa adónde ir.”



"Es hermoso de ver. Maddison es muy atenta y siempre está mirando dónde está o qué hace Lily”.

"Con su falta de vista, los otros sentidos de Lily se han agudizado, y aunque no se separan con frecuencia, Lily siempre sabe si Maddison está cerca."





Fuente: Diario The Sun, UK