28 febrero 2011

Perros y niños

Cómo Establecer una Relación Positiva entre Caninos y Niños

Establecer una relación positiva entre caninos y niños requiere una supervisión adecuada, pero bien vale la pena.
Jamón y huevos, pastel de manzanas y helado, niños y cachorros. Todas estas son cosas que creemo que van juntas naturalmente. Ponga un niño pequeño y un cachorro en su jardín y repentinamente veremos imágenes de tardes de verano en el parque.

Si se maneja adecuadamente, esta puede ser una experiencia verdaderamente valiosa para todos los involucrados: el niño, los adultos y el perro. Si no se maneja adecuadamente, sin embargo, la relación entre perros y niños puede rápidamente volverse poco amistosa. Frecuentemente se asume que fue el perro el que falló y que "simplemente se volvió agresivo".

Debería quedar claro que, como entrenador profesional, estoy escribiendo aquí como partidario de los perros, y a pesar que amo a los niños, mi propósito en este artículo es darle a usted la perspectiva del perro.
Permitámonos regresar por un momento al comienzo de la vida de un cachorro, antes de que comience el contacto con humanos, cuando  primero aprende a jugar.
Entre los 21 y 49 días de edad, su cachorro, con sus hermanos de camada, aprende los comportamientos sociales que lo transforman en un perro.
Una gran porción de su experiencia de aprendizaje es el resultado de juegos de peleas con sus hermanos y hermanas. La diversión de un cachorro, a menudo incluye utilizar sus dientes. Antes de luchar con los niños en el jardín, los cachorros necesitan aprender la diferencia entre socializar con perros y socializar con humanos.

Contrariamente a la opinión popular, los perros y los chicos no se llevan bien juntos automáticamente. Todo lo contrario. El comportamiento normal diario de un niño, tiene una fuerte tendencia a enloquecer a los perros. Aún los adultos confunden a los perros ya que lo que nosotros consideramos un comportamiento amistoso, normal, el perro a menudo lo considera todo lo contrario.

Desde la perspectiva de un perro, podría ser algo así: "Oh, no! aquí viene Juancito otra vez. Yo sé que él va a correr por todo mi territorio con sus juguetes, tomarme de la cara como si fuera el perro alfa, y probablemente tirará de mis orejas como lo hizo la última vez. Ustedes saben, siempre comienza como una gracia."
"Luego cuando yo me canso, le doy al todas las señales para que comprenda que ya terminé de jugar y quiero descansar, pero la continúa por horas. Luego él comienza con su dominante-agresiva rutina, y yo simplemente debo hacerle entender que significa esto."
"Entonces yo gruño o le doy un tarascón y adivinen que sucede? Yo soy el que se metió en problemas con el "líder de la manada" (La mamá de Juancito). Cada vez que interactúo con este pequeño humano, algo malo sucede en mi vida. Yo creo que él no me gusta mucho que digamos."

Antes de seguir adelante, permítanme clarificar que soy obviamente, una persona influenciada por los perros y creo que ¡cada niño debería crecer con un perro! 

La recompensa por tener un perro en la vida de un niño, o en la vida de un adulto en lo que a esto concierne, pesa mucho más que la carga de asegurarse que la relación es positiva.
Para llevar a cabo esto, sin embargo, debemos entender como nuestros perros piensan y reaccionan, debemos tener el perro correcto para nuestra situación, y lo más importante, tomar los pasos apropiados para enseñarle a ambos, niño y perro, como comportarse en esta relación.
Entonces regresemos a Juancito en su jardín y analicemos qué estaba sucediendo y por qué el perro estaba molesto.

Agitación excitada
Niños corriendo alrededor en el jardín que el perro normalmente considera su territorio, tiene el efecto de sobreexcitar al perro. Esto hará que un perro hiperactivo sea aún más excitable y puede causar indebido temor en un perro tranquilo.
Ahora, es cierto, los perros aman los juegos de persecución. Los cachorros aprenden a cazar y correr con la manada gracias a jugar a perseguirse. Ellos sin embargo, mordisquearán los talones de la persona o niño a la que están persiguiendo.
A medida que crece, el perro continuará con el juego de persecución aún cuando su peso sea ahora de 60 libras y que cuando lo alcance a usted, posiblemente lo haga volar a través del jardín.
Los perros adultos encuentran en la frenética energía de los chicos una experiencia aterradora.

Reacción temerosa
Todos los perros son mordedores potenciales. En la situación correcta, aún el más dulce muerde.
El compañero más confiable puede verse obligado a morder. La mayoría de las mordeduras son originadas por temor o dolor y no son un acto agresivo de parte del perro. Desde el punto de vista del perro el simplemente está actuando en aceptable autodefensa.
Juancito tienen que entender la diferencia entre un juguete y una mascota. Si Juancito se para sobre su camión de juguete y lo rompe, el camión no se dará vuelta y lo morderá; ¡el perro sí!

Asociación positiva vs. negativa
Los perros aprenden por asociación. Ellos asocian una situación como resultante en una reacción positiva o negativa para sus vidas. Este simple hecho es la base de todo lo que enseñamos en las clases de obediencia. 
Si cada vez que su niño interactúa con el perro, el perro termina siendo castigado, esa asociación podrá hacer que su perro comience a ver no solo a su hijo sino a todos los chicos como una causa de castigo.
El resultado final de esta inter-actuación necesita ser positiva para el perro. Como un ejemplo, si él juega bien durante 10 minutos con Juancito en el jardín, Juancito debe darle un hueso masticable o algún premio y un tiempo de tranquilidad.

Estatus de manada
Los perros son animales de manada. En la manada cada uno tiene un rango desde el perro alfa hasta el último en categoría. Todos los humanos en la casa son parte de la manada y todos los humanos necesitan tener un rango más alto que el perro, y esto incluye a los niños.

Molestando
Los niños se molestan entre ellos, a menudo molestan a los adultos y a menudo molestan a los perros. Ellos se agarran de la cola del perro, tironean sus orejas y se arrojan sobre su cara con toda medida de juguetes, palos y dedos.
Para los perros, este compartimiento por parte de los niños, aun cuando se supone que es parte de una diversión, causa agitación, temor y confusión, tendiente a incrementar los niveles de ansiedad y empujando al perro aun más cerca de una reacción negativa.

Dominancia
Lo que la mayoría de nosotros consideramos como normal para mimar y acercarnos a nuestro perro (o peor aún, a un perro extraño), los perros lo ven como una postura dominante. Damos palmadas en su cabeza, ponemos nuestras manos encima de él.
Desde la forma de pensar de un perro, estos y otros actos son despliegue de dominancia. Como líder de la manada el adulto de la familia debería poder hacer esto. Los niños, como otros miembros de la manada, aún con un ligero rango superior al del perro, no deberían.
El perro puede ver estos mismos actos por parte de los niños como una trasgresión.

Mirar fijamente
Los niños, en parte debido a una curiosidad natural, a menudo se paran frente a la cara misma del perro y lo miran fijamente. ¡Usted adivinó! ¡Dominancia! Solo el líder de la manada puede mirar así al perro. Inténtelo con su perro.
Si usted es, en la mente de su perro, realmente el líder de la manada, él desviará la mirada luego de unos pocos segundos, especialmente si la expresión de su cara es un tanto severa.

Una palabra de cautela aquí : Si usted no es el perro alfa (en la mente del perro), su reacción puede ser un ladrido o gruñido. Preste atención al aviso, mire hacia otro lado y llévelo a una escuela de obediencia.

Ahora que tenemos a juancito mirando fijamente directo a la cara del perro, Juancito le brinda al simpático perrito una gran sonrisa. Para la gente, esta es la más amistosa de las expresiones, solamente que los perros no sonríen. Para un perro, sonreír es mostrar los dientes, para un perro esto significa: "adivina para que son estas grandes cosas blancas".
Dominancia nuevamente, ¿Correcto? ¡No! Esta vez es un poco más serio. Es llamado agresión. Sonreír está bien, pero no muestre demasiado "blanco" y no lo haga cuando está mirando a su perro fijamente hacia abajo.
Así, después de todas estas precauciones, ¿es el agregar un perro a la familia tan complejo y riesgoso que usted debería "tirar la toalla" y regalarle a Juancito un pececito dorado? No, no realmente.
Los peces no pueden jugar a la pelota o agarrar el frisbee o correr con usted en el parque, y es difícil acurrucarse en el sofá con Robert en una noche fría si Robert es un pez.!
Ya hemos discutido la gran mayoría de trampas negativas con las que debemos tener precaución, y hemos visto que con un poco de manejo y entrenamiento, un perro puede ser una gran experiencia.

Selección
En un artículo posterior hablaremos en detalle sobre la correcta elección de un compañero canino, de acuerdo con su situación y estilo de vida. Por ahora, permítanme simplemente decir que esta selección es aún más importante si hay niños en el hogar y las tres características más importantes para tener en cuenta en el proceso de selección son: temperamento, temperamento y temperamento.

Entrenamiento
Ambos, humanos y perros, en una ecuación canina necesitan ser entrenados. En primer lugar, los adultos y el perro necesitan tener un claro entendimiento de las reglas de coexistencia. Luego usted necesita entrenar a Juancito en su rol, su manejo y comportamiento con la mascota de la familia.
Entrenamiento de obediencia debería ser un requerimiento obligatorio. Busque un entrenador competente en su área para obtener consejos profesionales y clases de obediencia acordes a sus requerimientos. Las clases de obediencia de PETsMart son excelentes, una solución económica a los requerimientos de su mascota.

Lleve a Juancito a las clases con usted
 La mayoría de los entrenadores no se opondrán a que los niños permanezcan en la clase si son tranquilos, atentos y están supervisados. Los niños deberían entender, sin embargo, que correr hacia perros extraños no es una buena idea.
Recuerde, sus compañeros de clase están allí porque necesitan entrenamiento también, y su presencia no es una indicación de que sus perros están ya bien educados.
Si su hijo se descontrola o continuamente interrumpe la clase, nosotros los instructores de obediencia podemos mostrarnos maniáticos. Tengo niños en la mayoría, sino en todas mis clases, pero handlers únicamente adultos.

Supervisión
Cuando su perro es nuevo en la casa, toda interacción entre el perro y los niños debería ser supervisada por un adulto. Esto es tanto para cachorros como para perros adultos.
Los cachorros requieren supervisor porque ellos están también aprendiendo modelos de comportamiento e impresiones que sostendrán por el resto de sus vidas, y los cachorros realmente tienden a ser "bocones" y les encanta jugar utilizando sus dientes.
Los perros adultos necesitan supervisión hasta que sean entrenados y acepten el rango de la manada hogareña y hasta que conozcamos más sobre el temperamento del perro ante determinadas situaciones. Debemos ser cautos. Los cachorros pellizcan. Los adultos muerden.
Con un entendimiento apropiado de su compañero canino, precaución al principio, supervisión y entrenamiento para ambos, niños y perro, la relación puede ser una experiencia inigualable de amor y compañerismo.
Ahora el monólogo de su perro en el jardín sería algo así: "¡Qué bueno! Aquí viene Juancito. La parte favorita de mi día. Podremos jugar a la pelota y pasar un buen rato y luego me dará un huesito para roer. Y puede ser que si soy realmente bueno hoy, él me lleve al parque.
Juancito es realmente agradable para mí y siempre suceden cosas buenas cuando él está a mi alrededor. ¡Realmente quiero a Juancito!"

Fuente: http://www.drromero.com.ar
Dr. Juan Enrique Romero

                                                                   


 

27 febrero 2011

Perros trabajando

Perros al servicio de la conservación de especies.

El olfato los guía más allá de lo que podría llegar el investigador más arriesgado por la conservación de especies en peligro de extinción. Son perros capaces de detectar mínimos rastros biológicos en los hábitats más difíciles de recorrer; algo así como un grupo de elite para hallar aquello que está oculto o pasa inadvertido para el ojo humano... y todo con poco margen de error.



El trabajo de los perros de Working Dogs for Conservation (WDC), una ONG que funciona desde hace una década en los Estados Unidos y participa en decenas de proyectos anuales de investigación, recorre el mundo. Sus hocicos adiestrados identificaron rastros del oso del Himalaya en China, el leopardo de la nieve en Vietnam, el caracol caníbal en Hawaii, el gato andino en la Argentina, la serpiente marrón del árbol en Guam y hasta plantas exóticas. La mayoría integra la lista de especies amenazadas.
"En general, nos convocan agencias gubernamentales, centros de investigación, organizaciones conservacionistas y universidades porque los métodos actuales de estudio o monitoreo de estas especies son insuficientes", explicó a La Nación la bióloga Alice Whitelaw, cofundadora y directora de programas de WDC.



Estos perros están entrenados para olfatear rastros de excremento, orina, pelaje, escamas y hasta hojas, sin prestar atención a otras distracciones en el camino. Según un estudio que publicó el mes pasado Journal of Wildlife Management , son capaces de detectar a diez metros de distancia esos olores aprendidos. Y lo hace correctamente en el 75-100% de las veces. Aunque no es un trabajo para todos los perros.
Según WDC, uno de cada 200-300 perros es un buen "candidato" y sólo el 40% supera con éxito el entrenamiento, que dura tres meses y comienza no antes del año de vida.
Collies, labradores, ovejeros, pastores belgas o australianos y mestizos. Lo importante no es la raza, sino que el animal tenga ciertas características, como una naturaleza hiperactiva y obsesión por obtener una recompensa. "Tenemos ocho perros y dos en proceso de entrenamiento, pero aún no sabemos cómo resultarán", dijo Whitelaw por vía telefónica desde la sede de WDC, en Montana ( www.workingdogsforconservation.org ).


La técnica combina elementos de las utilizadas para entrenar a los perros en detección de drogas, rescate de personas y búsqueda de cadáveres. "Cuando aprenden el primer olor de una especie, es más fácil enseñarles otros, lo que demora algo así como dos semanas. Una vez que el perro comprende que el olor es igual a la pelota, que se usa como recompensa para jugar, se acelera el proceso", precisó la bióloga.


Catorce fue la máxima cantidad de olores que dos perros de WDC pudieron aprender a detectar. "Fueron animales excepcionales", recordó. El límite aceptable es entre siete y diez; si son más, y varias de esas especies coinciden en el mismo hábitat, los perros tenderán a buscar todos los olores al mismo tiempo.
Los materiales que encuentran sirven para obtener información. La posibilidad de extraer y usar el ADN que contienen los excrementos, por ejemplo, hizo que los científicos valoraran el trabajo de estos perros como una forma no invasiva de monitorear la ubicación de poblaciones difíciles de encontrar, y de estudiar su alimentación, si se tratan de hembras o machos y hasta los niveles de ciertas hormonas, como la del estrés. "El perro va a hacia el material y se sienta. Rara vez vemos al animal que buscamos", finalizó Whitelaw.
Nota: Fabiola Czubaj 





En el norte argentino:
Hace cuatro años, por un proyecto conjunto entre la Universidad de Oxford y el Museo de Ciencias Naturales de Salta, una entrenadora de WDC, Megan Parker, llegó al país para enseñar a entrenar perros que integrantes de la Alianza Gato Andino habían rescatado de refugios de Salta. Allí participó el doctor Claudio Sillero-Zubiri, actual vicedirector de la Unidad de Investigación para la Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Oxford, Londres. Desde Etiopía, donde está por estos días, recordó: "Trabajamos con WDC en 2006 en el altiplano del NOA, donde estudiamos la ecología del gato andino, una especie amenazada que habita las cumbres de los Andes desde Mendoza hasta Perú. Muy difíciles de ver, nuestro trabajo depende del uso de cámaras trampa"                                                   
       
                                                      
Fue esa limitación la que los llevó a optar por un recurso menos invasivo. "Los perros sabueso, como los que entrena WDC, ofrecen una técnica adicional, novedosa y con mucho potencial para el estudio de carnívoros silvestres, como nuestro gato andino -dijo por e-mail -. Para mí, que trabajo en la conservación de cánidos silvestres desde hace muchos años, utilizar a un perro doméstico para ayudarnos a estudiar a sus parientes silvestres me parece fabuloso."
Como entrenador de Bruno, un macho blanco con una enorme mancha negra en un ojo y que hoy está "jubilado" en Jujuy, explicó que en los perros se busca "un carácter cuasi obsesivo a la hora de jugar con una pelota, ¡algo que muchos dueños reconocerán...!" Con entrenamiento, se canaliza esa «obsesión» para premiarlo cuando identifica la muestra correcta en el campo. "El cariño y la devoción del perro al final de un largo día es invalorable", escribió.


Fuente: “La Nación” 27/02/2011

24 febrero 2011

Santa Rita

                                       Como manto que gravita
                              cae -mórbida y lujosa-
                              en catarata suntuosa,
                              la morada Santarrita.
                              

                              Bizantina y exquisita,
                              con geometría sutil
                              y ternura femenil
                              guarda de la brisa inquieta
                              como en un cofre violeta,
                              tres estrellas de marfil.





"La Santarrita" del "Libro de las flores", de León Benarós

Perros ¿ fuera o dentro de la casa?

Habitualmente, los perros que viven en las ciudades suelen permanecer en el interior de los pisos y se muestran felices. Cuando las casas de sus propietarios tienen un patio o jardín, siempre surge la duda de dónde se encontrará mejor el animal.


                                                

Tradicionalmente, siempre se ha pensado que los animales son más felices viviendo en el exterior. Sin embargo nuestra opinión es que todos los perros se sienten más felices, sanos y seguros cuando pasan la mayor parte del tiempo en el interior de los hogares conviviendo con las personas, ya que también necesitan una intensa vida social. En la mayoría de los hogares en las ciudades los perros se alojan en el interior de los pisos y se muestran felices. Pero en otras ocasiones, donde las casas tienen patio o jardín exterior, surge la duda de dónde estará mejor el perro.

Necesidad de “vida social”
Las mascotas necesitan pasar tiempo con la familia para aprender sus normas y cómo llevarse bien. Es posible que si pasan la mayor parte del tiempo en el jardín, solos o en compañía de otros perros únicamente, se acaben comportando temerosos, hiperactivos e incluso agresivos con la familia y otras personas, debido a la falta de socialización con ellas.

En el caso de los cachorros se tiende a dejarlos solos, en casa o en el jardín, durante las ausencias prolongadas del hogar. Esta situación puede provocar que no tengan suficiente relación social cuando son jóvenes y puedan desarrollar posteriormente temores o agresividad con las personas y otros animales. Además, si se alojan en el exterior, los cachorros son más sensibles a las condiciones climáticas externas que los perros adultos, lo que puede implicar un riesgo sanitario extra.
Dejar a los perros fuera de casa puede conllevar riesgos añadidos, ya que podrían escaparse, extraviarse y ser robados o envenenados por personas desconsideradas.

Además, los perros que pasan mucho tiempo en el jardín se pueden aburrir y sentirse solos y frustrados. Como consecuencia podrían aparecer comportamientos anormales como el de hacer agujeros por el jardín o ladrar excesivamente. En otros casos, pueden comportarse amistosamente con cualquier persona extraña que los acaricie o les dé algo de comer, perdiendo entonces la utilidad de protector de la casa, si esta actividad es la que se busca en ellos. Por contra, se pueden volver excesivamente territoriales y sentir la necesidad de proteger su territorio, incluso de la familia y amigos.

Si a los perros no se les permite la entrada en casa de manera habitual, podría resultarles difícil distinguir entre los miembros de la familia o los amigos, y los extraños.

Otra práctica es alojar a los perros en el garage. Lugar poco adecuado para el perro, donde además puede sentirse aislado, con los consiguientes problemas de conducta asociados. Los garages son lugares oscuros, húmedos y poco ventilados, donde a menudo se almacenan herramientas y sustancias químicas o emanaciones de combustión potencialmente dañinas para los perros.

¿Y si no queda otro remedio que dejarlo en el exterior?
Si el propietario se ve obligado a dejar a su perro en el exterior durante tiempos prolongados, no debe olvidarse de proporcionarle una "cucha" bien aislada o una buena sombra, sobre todo en verano; alimento y agua fresca a diario, y pasearlo diariamente varias veces.

En la vida de ciudad, donde prima el trabajo principalmente, también se utiliza a veces la terraza como lugar de espera hasta la vuelta a casa después de una larga jornada. Si el propietario dispone de terraza debe permitir a su perro el acceso a ella, y el acceso a ver cuanto sucede en la calle. Si por el contrario sólo dispone de ventanas o ventanales, hay que facilitarle la forma de ver el exterior a través de ellas. Esto permitirá una socialización con el entorno y el ambiente en la calle, favoreciendo el entretenimiento de los perros que pasan mucho tiempo solos dentro de casa.

El entrenamiento y la educación son básicos, ¡otra vez!
Por contra, puede aparecer el inconveniente de conductas molestas, como destrucción de objetos caseros, ladridos excesivos o territorialidad. Por ello es fundamental la elección de la vista más tranquila y sosegada del exterior, combinada con una correcta educación.

Sabemos de sobra que la mayoría de los perros disfrutan estando fuera de casa. Pero debe existir un equilibrio entre el tiempo que pasen en el jardín o en la terraza solos y los buenos momentos junto a su familia. Con un poco de educación y entrenamiento los perros pueden aprender a portarse bien con las personas y a respetar las normas del hogar. Pueden quedarse dentro solos sin preocupación, y ser compañeros leales y de confianza perfectamente integrados en la familia.

                                                   


Fuente: ARGOS portal veterinaria




Parvovirus

Historia – Antecedentes – Situación Actual
                                                                                                  

El parvovirus canino apareció a fines de la década del ´70 y la primera cepa descripta fue denominada CPV2. Posiblemente este virus haya sido una mutación del virus de la panleucopenia felina, aunque no es esto seguro. Hacia 1978 se había difundido por todo el mundo. En 1979 se describe una primera mutación y se denomina CPV2-a.

Hacia 1984 aparece un nuevo mutante (genotipo) denominado CPV2-b. La aparición de vacunas vivas atenuadas llevó a encontrar un nuevo equilibrio entre el virus y la población canina mundial. Hacia el año 2000 se describe en Italia un brote de parvovirus en un criadero de Boyeros de Berna, en animales vacunados y al investigar el genoma viral, descubren una nueva mutación que pasó a denominarse CPV2-c. Numerosos estudios científicos demostraron que el nuevo genotipo NO ERA UNA MUTACION DE LA VACUNA DE PANLEUCOPENIA FELINA y que posiblemente haya sido una adaptación del virus de la parvovirosis del zorro rojo europeo. El primer antecedente de parvovirus CPV2-c es del año 2003, proveniente de una veterinaria de Caseros, sobre un canino que había sido vacunado y había enfermado de parvovirus (fui yo, personalmente quien tomara esa muestra que fuera procesada en el año 2009 por PCR en el Centro de Virología Animal – CEVAN, Conicet).

Las empresas fabricantes de vacunas (europeas y norteamericanas) conocían la existencia de este genotipo, pero jamás advirtieron de su existencia y desde su descripción en el año 2000 no han podido cultivarlo “in vitro” para su posterior atenuación y fabricación de una nueva vacuna. Si esto hubiera sido de otra manera, ya alguna empresa nos hubiese vendido esta vacuna y se habría diferenciado con una agresiva campaña de marketing, como lo hizo Ford Dodge con su genotipo atenuado CPV2-b.
Este año el CEVAN chequeó por PCR todas las vacunas contra parvovirus canino y todas, excepto la de Ford Dodge, poseen como cepa vacunal virus atenuado correspondiente a CPV2 (la cepa original de 1978) y Ford Dodge, tal como lo declara su publicidad posee como cepa vacunal una variante atenuada de CPV2-b.
                                                        

Animales Vacunados y enfermos de parvovirus CPV2-c
En el mundo y también en Argentina hemos detectado cachorros enfermos de parvovirus con esquemas de vacunación completos e incompletos. Básicamente estamos observando brotes en criaderos, aunque hemos detectado casos que llamamos domésticos en algunas veterinarias en animales que no son de criadero.
Las principales empresas fabricantes de vacunas nos han entregado en muchos eventos tanto de criadores como veterinarios literatura científica donde dicen que sus vacunas protegen contra esta nueva variante de parvovirus, en todos se hace mención que realizaron experimentos sobre perros (generalmente beagles). Los animales de experimentación elegidos son beagles provenientes de bioterios criados bajo condiciones especiales denominadas “libres de patógenos específicos” o “SPF”. Básicamente estos son perros nacidos por cesárea y criados en “burbujas” donde están totalmente aislados de patógenos ambientales. Es importante destacar esto, ya que en condiciones experimentales los animales vacunados y posteriormente desafiados (expuestos) a virus salvaje, han sobrevivido a la infección experimental y los animales no vacunados (grupo control) desarrollaron en 2 a 5 días la infección.

¿Qué podemos rescatar de estos trabajos?
Que las vacunas, todas, protegen, al menos parcialmente y digo, parcialmente ya que la realidad de los criaderos no es la de un bioterio SPF, ya que los animales conviven con diversos patógenos ambientales y reciben de su madre inmunidad por anticuerpos tanto de placenta como por calostro (primera leche en las 24 a 36 hs de un neonato). Entonces al vacunar un cachorro en un criadero puede haber inicialmente
diversas parasitosis internas (coccidios, áscaris, ancilostomas y otros) o externas (demodeccia, sarna) o infecciones fúngicas (malasezia, tiña) o infecciones bacterianas (estreptococos, estafilococos, bordetela u otros) o infecciones virales (parvovirus, coronavirus, distemper u otros) que comprometan el desarrollo de una inmunidad efectiva. Por otro lado al recibir anticuerpos maternos por calostro, los mismos pueden bloquear la vacuna viva, neutralizando los virus atenuados. Y éste es el quid de la cuestión. Intento mostrar los múltiples factores presentes al momento de vacunar un cachorro que pueden conducir al éxito o fracaso de una correcta protección. Sumemos a este comentario que hay una nueva variedad viral que es mucho más astuta que sus antecesores.
La última gran observación en este combo explosivo es el estrés, estamos vacunando un cachorro aproximadamente a los 45 días que fue o está siendo destetado, con cambios en su entorno social (desmadre, separación de sus hermanos, nueva casa) también cambios en la dieta (pasa de la lactancia a comida sólida) y frente a grandes requerimientos propios de la edad… debe crecer, construir músculos y desarrollar órganos claves para toda su vida.

 Vacunar o no vacunar… Esa es la cuestión…

INDUDABLEMENTE DEBEMOS VACUNAR.
 ¿Cuándo, cuánto y cómo? Cada criador deberá establecer un plan inmunoprofiláctico junto a un profesional que pueda tomar decisiones sobre inmunidad poblacional, bioseguridad y nuevas tecnologías disponibles.

Algunos consejos generales:
  • Iniciar la vacunación de la lechigada entre los 40 a 45 días. Podemos anticipar la vacunación a los 30 días bajo determinadas condiciones.
  • Revacunar cada 21 días pudiendo extender el lapso a 30 días, según condiciones.
  • Contar con un adecuado plan alimenticio y antiparasitario de todo el criadero.
  • Frente a la sospecha de infección por parvovirus realizar un correcto diagnóstico, esto es remitir para PCR un hisopado rectal en seco y a temperatura ambiente (Cátedra de Virología FCV-UBA o CEVAN).
  • Retirar precozmente los cachorros del criadero frente a un brote de parvovirus.
  • Utilizar citocinas (IFN e IL2) en los cachorros enfermos, junto con el tratamiento sintomático.
  • El uso de interferón (IFN) alfa – beta oral antes de la vacunación proveerá al cachorro de un estado virostático que le dará más chances de sobrevivir si está en contacto con el virus salvaje.
  • Reforzar las vacunas con una dosis de IL2 permitirá aumentar la potencia vacunal como se demostró en otras especies.
  • El uso de Inmunoalfa® en el alimento de los cachorros, madres y recría permitirá reducir la circulación viral en el criadero.
  • La aplicación de una dosis semanal de IFN por vía intramuscular potenciará el efecto virostático.
  • Toda medida de bioseguridad física – química es poca y mejorará las chances de que nuestros cachorros no se enfermen. Me refiero al uso de desinfectantes, barreras de aislamiento, uso de fuego o formol.
Nuevas Tecnologías desarrolladas por el CIV

Interferón alfa – beta (IFNα-β) oral: el uso de una combinación de ambos interferones (IFNs) en una dosis de 100 UI (50 de IFNα y 50 de IFN β) permite desarrollar una fuerte inmunidad inespecífica en mucosas, sin observarse una absorción sanguínea del mismo, con lo cual no se inhibe la vacuna a virus atenuados, ya que ingresan por vía subcutánea y la respuesta se monta en los ganglios linfáticos. En 15 horas de la primera toma oral, cualquier virus no podrá replicarse con facilidad en la puerta de entrada (boca, nariz o conjuntiva ocular). El uso de IFNs oral permite en las primeras 24 hs tener un estado virostático en todas las mucosas, ya que las células activadas en la orofaringe viajan a otras mucosas (respiratorias, oculares, digestivas, genitales) e incluso piel.

Inmunoalfa®: es un polvo termoestable que posee una combinación de IFNs y Lectinas que promueven una vigorosa respuesta inmune innata, puede mezclarse en el alimento balanceado de cualquier categoría, nosotros sugerimos utilizarlo en hembras con cachorros al pie, en cachorros de destete y en animales de recría. El CIV está en contacto con una empresa de balanceados para poder desarrollar un alimento que ya tenga incorporado Inmunoalfa® en el mismo. Hemos terminado la etapa experimental que se prolongó por dos años con muy buenos resultados.

IFN alfa inyectable (IFNα): el uso de IFNα semanal en todos los animales de distintas categorías permite bajar la circulación viral. Además es un agente terapéutico para el tratamiento de animales enfermos o sospechados de estar infectados. Debemos tener en cuenta que el IFNα inyectable a diferencia del IFNs oral sí pueden interferir las vacunas, con lo cual la administración del mismo debe hacerse bajo supervisación veterinaria.

Interlukina dos (IL2): diversos estudios científicos en el mundo demostraron en diversas especies que la aplicación simultánea de IL2 con antígenos vacunales incrementaba la potencia de los mismos al momento de montar una respuesta inmune efectora. Hace meses que en diversas sedes del CIV nuestros profesionales vacunan cachorros con IL2 como potenciador de la vacuna. También diversos criaderos incorporaron esta práctica. Junto con el IFNα inyectable es una importante herramienta terapéutica en animales infectados por virus, ya que la IL2 es el principal agente de multiplicación de linfocitos y los virus provocan linfopenia.

Asesoramiento a criaderos =  Estrategias Inmunoprofilácticas
Hoy en el CIV estamos formando profesionales que puedan asesorar a criadores sobre el desarrollo de diversas estrategias inmunoprofilácticas sobre los siguientes ejes.
  1. Planes sanitarios (vacunación y desparasitación)
  2. Uso de citocinas como inmunomoduladores en planos preventivos y terapéuticos.
  3. Protocolos de bioseguridad
  4. Diagnóstico.
                                                        

MSA-MV Pablo F. Maure
CIV (Centro de Inmunoterapia Veterinaria)
Fuente: http://portaldog.com

22 febrero 2011

Determinar la edad del perro por su dentadura


Introducción:
En innumerables ocasiones muchos de nosotros habremos sentido la curiosidad de averiguar cuál es la edad de un animal que nos acabamos de encontrar. Este conocimiento tiene aún mayor importancia si se trata de un cachorro, dado que la vacunación se determina por la edad. 


La determinación de la edad de un perro puede establecerse, de forma aproximada, atendiendo al desarrollo de su dentadura.
Debemos saber en primer lugar que los dientes de los perros  pueden ser :

Dientes de leche (32 piezas: 12 incisivos, 4 caninos, 16 molares)
Dientes definitivos (42 piezas: 12 incisivos, 4 caninos, 16 posmolares y 10 molares).



Incisivos:
 Son 12, 6 para cada mandíbula, denominados también de acuerdo con el lugar de su implantación, pinzas, medianos y extremos. En el cachorro, los incisivos que nacen primero son los extremos, luego los medianos y finalmente las pinzas. La parte libre del diente o corona, ofrece en su borde libre tres lóbulos separados por dos escotaduras, de los cuales el lóbulo central es el más voluminoso; esta disposición trilobulada recibe el nombre de FLOR DE LIS, y nos va a permitir determinar la edad en muchos de los casos.





Colmillos:
 En número de 4, dos para cada mandíbula, en la primera dentición son finos, y fuertes y largos en la dentición definitiva.

Molares:
 En número de 26 se distribuyen igualmente en las dos mandíbulas; 12 corresponden a la mandíbula inferior y 14 a la mandíbula superior, y tanto en una como en otra ocupando el 4º lugar en la arcada superior y el 5º lugar en la arcada inferior existe una muela llamada MUELA CARNICERA, más grande que las demás y de constitución fuerte y bilobulada.


Determinación de la edad en el perro:

- Nacimiento: No existe generalmente ningún diente; los animales nacen con los ojos cerrados.

- 12 a 15 días: Apertura de los párpados y aparición del sentido auditivo.

- 15 a 21 días: Erupción de los colmillos.

El día 15 se produce la erupción de los colmillos superiores, mientras que en el día 20 se produce la de los colmillos inferiores.

Día 17: Erupción de los extremos de la mandíbula superior

Día 18: Erupción medianos (superior)              Día 20: Erupción pinzas (superior)



Día 21: Erupción colmillos inferiores.               Día 25 erupción de los extremos inferiores


28 días: Erupción de los medianos inferiores    30 días erupción de las pinzas inferiores


Del mes a los dos meses y medio: Se produce el nivelamiento (rasamiento)de las pinzas de
ambas mandíbulas (superior e inferior)


A los tres meses:  Se ha producido el nivelamiento (rasamiento) de los medianos de ambas mandíbulas.


A los tres meses y medio:  Empieza la erupción de las pinzas inferiores definitivas.

A los 4 meses: Erupción de las pinzas superiores y nivelamiento de los extremos.


A los 4 meses y medio: Erupción de los medianos de ambas mandíbulas definitivos y de los caninos inferiores definitivos.


A los 5 meses se produce la erupción de los colmillos superiores.


Al año la dentición de la arcada incisiva está completa. Los dientes son blancos y se observa la flor de lis nítidamente en cada uno de los incisivos.



A los Dos años y medio: Desaparición de la flor de lis en las pinzas de la mandíbula inferior.


Tres años y medio: Desaparición de la flor de lis en los medianos inferiores.



Cuatro años y medio: Pinzas superiores e inferiores nivelados (desaparece la flor de lis).


5 años y medio: Las pinzas y los medianos están nivelados y han desaparecido en todas ellas la flor de lis.



Seis años y medio: Además de lo anterior los colmillos han dejado de ser agudos para empezar a ser romos.


A partir de esta edad el desgaste progresivo de los incisivos continúa ininterrumpidamente, pero los signos son tan deficientes por su notable fluctuación que prácticamente no deben de ser tomados en cuenta, además de los signos generales de la vejez, el color amarillento de los dientes, la presencia de pelos blancos en las diversas regiones de la cabeza, comisuras de los labios francamente caídas, etc. que pueden completar nuestra impresión sobre la edad del animal que examinemos.


Fuente:http://essobreperros.blogspot.com


19 febrero 2011

Torsión gástrica.

Torsión de estómago en los perros
Razas con predisposición a sufrirla y cómo evitarla

Es desagradable escuchar tantas anécdotas de vecinos y amigos relatando desgraciadas muertes por esta enfermedad. Lo primero que nos surge pensar es qué podemos hacer para evitarla, para esto es imprescindible saber de qué se trata.

Con la intención de darles información útil vamos a mencionar a modo de resumen cuales son las raza con más predisposición, cual es el mecanismo por el que se produce y cuales son las medidas preventivas a tomar.

Razas más predispuestas: En general animales delgados de pecho profundo , tanto mestizos con estas características o razas como: Ovejero Alemán, Dobermann, Setter Irlandés, Galgos, Gran Danés, Schnauzer Gigante, San Bernardo, Airedale Terrier, etc. Este tipo de animales tienen el estómago mas caído y con mayor laxitud de los ligamentos que lo sostienen a la cavidad abdominal.
Esto no significa que esta enfermedad no se pueda dar en animales medianos o chicos, solo que la probabilidad de que ocurra es menor que en el caso de los antes mencionados. El mediano de mayor predisposición es el Cocker.

Lo más frecuente es que la torsión se produzca después de comer, lo que nos obliga a prestar especial atención a la comida en su calidad y cantidad como lo más importante a tener en cuenta como elemento preventivo, a saber:


1.- Evitar grandes volúmenes de comida.
2.- Alimentar dos veces por día; si no come una de las raciones NO duplicar la siguiente.
3.- No alimentar a un perro agitado por cualquier motivo.
4.- Evitar que tomen agua en exceso después de comer, sobre todo en invierno con el agua helada del exterior.
5.- Ayuno previo a animales que serán sometidos a estrés como viajes, servicios, paseos largos etc.
6.- No alimentar al animal a última hora de la noche.
7 - Es convenente ponerle la comida un poco elevada, no al ras del piso.

Sucede con frecuencia que encuentran a la mañana animales muertos porque el proceso se dio a la madrugada mientras todos duermen. La pregunta que seguramente se estarán haciendo es ¿cómo sucede esto?
Veamos a modo de ejemplo: Tenemos un animal que viene de un paseo después de jugar mucho, excitado; come compulsivamente y luego toma agua en cantidad, el estómago se dilata en exceso y pierde capacidad de generar las contracciones normales que hacen al mezclado del alimento y vaciado hacia el intestino delgado; esto sigue con una tendencia marcada del animal a tragar aire lo que hace que se dilate aun más el estómago.


Este proceso puede detenerse aquí si el animal recupera la capacidad de eructar y de movilizar el estómago, o bien éste puede seguir paralizado; en estas instancias el veterinario tiene la posibilidad de resolver el problema colocando una sonda gástrica y vaciando el estómago de aire y su contenido. Si el proceso continúa, lo que sucede es que el bazo (que está pegado al estómago) se congestiona, hace peso como un péndulo y el estómago gira en sí mismo.
Es aquí donde se generan las principales complicaciones a causa de la congestión generalizada; si no se realiza la cirugía correspondiente a tiempo junto con una serie de procedimientos médicos dirigidos a resolver las complicaciones clínicas generales, indefectiblemente lleva al animal a la muerte.
Este proceso puede suceder en el lapso de 2 a 4 horas con un desenlace fatal.


Otra de las causas predisponentes son los animales con tendencia a comer basura; luego el desenlace es igual a lo antes mencionado.
Existe una causa de origen neurológico que se suele dar en animales viejos o en animales con compresiones de médula espinal. Esto genera un defecto en la inervación del estómago y por lo tanto una función defectuosa del mismo, lo que hace que sus contracciones fisiológicas no se realicen con normalidad y se desencadene lo mismo que en los casos anteriores. Lamentablemente esto suele ser irreversible, pero las medidas a tomar serán acordes a cada caso en particular en base al criterio del profesional a cargo.


Pero lo más importante es saber cuales son los primeros síntomas para poder recurrir en forma urgente a nuestro veterinario de cabecera y/o a una clínica de urgencia.




1.-El animal camina nervioso mirando y rascando el piso babeando, tratando de vomitar infructuosamente y sin poder eructar.
2.-Lo notamos hinchado, golpeamos su abdomen con la palma de la mano inmediatamente por detrás de las costillas y escuchamos un sonido hueco como un tambor.

Bajo estas circunstancia acudir urgentemente al veterinario. En ningún caso recurrir a medicación casera o intentar producir el vómito y menos aún presionar el abdomen.
Los animales que hayan tenido algún episodio tanto de dilatación y/o torsión deben seguir las indicaciones de su médico veterinario de cabecera en lo que respecta a la dieta y el manejo de la misma (horarios, volúmenes, etc.)

Dres. Mariana Falbo y Fernando Calcagno
Fuente: Portaldog.com.ar 

07 febrero 2011

Adherido

Adherido en esferoide,
detenido,
contenido.
Perpendicular al infinito
transito,
mecánicos caminos.

Adherido en esferoide,
distendido,
convertido.
Oblicuo al infinito
palpito,
orgánicos caminos.

Adherido en esferoide,
devenido,
expandido.
Paralelo al infinito
medito,
oníricos destinos.


Carn Edeluz

Baltasar y Kümelen

04 febrero 2011

Fluir

  
                    
                         Fluir en el devenir,
                 sutil equilibrio...
                
                Cubrir con lógico robot
                al mono loco en su sufrir.

                Fluir en el devenir...
                Amor, luz, pan, paz,
                Amén.




                      Carn Edeluz

01 febrero 2011

Borges y su gato



 "A un gato"
 
No son más silenciosos los espejos
Ni más furtiva el alba aventurera
Eres bajo la luna esa pantera 
Que nos es dado divisar de lejos
Por obra indispensable de un decreto
Divino te buscamos vanamente
Más remoto que el Ganges y el Oriente 
Tuya es la soledad, tuyo el secreto
Tu lomo condesciende a la morosa
Caricia de mi mano. Has admitido
Desde esa eternidad que ya es olvido
El amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
De un ámbito cerrado como un sueño.

Jorge Luis Borges
                                        
                                   

Pit Bull, ¿ángel o demonio?


Es un tema complicado definir a los perros Pitbull, también conocidos como American Pit Bull Terrier o con las siglas APBT. Para quienes los crían son nobles y cariñosos como cualquier perro, pero para la mayoría de la gente los Pitbull son animales que inspiran temor o respeto y, según los sociólogos, en algunos sectores de la población tener un ejemplar de Pitbull les da status de poder y fuerza, incluso algunos se pasean con ellos como si cargaran un arma para enfrentar su propia inseguridad ante los demás.


El Pitbull según los expertos
 
Como sea, según los expertos el Pitbull es un perro que depende su actitud de cómo sea entrenado, de quién lo críe y para qué. El Pitbull es dócil por naturaleza y muy sociable con el hombre, pero debe ser entrenado por un experto con mucha paciencia y cuidado, no obstante, su genética desciende de muchas generaciones que fueron utilizadas para la lucha.

El origen del Pitbull se remonta aproximadamente a los siglos XVIII y XIX en Inglaterra. Se criaban para un “deporte” llamado bull baiting o peleas con toros. Los cazadores los utilizaban para capturar presas. Los carniceros y los granjeros para controlar ganado. Por entonces se los llamaba bulldogs y eran descendientes de razas antiguas de perros que se destacaban en bull baiting. En 1835 comenzaron las peleas de un perro contra otro, luego de que el bull baiting fuera abolido.
El origen del Pitbull esta asociado a los Bulldogs y Terriers, razas que fueron desarrollados en las islas británicas. Ambas razas aumentaron su popularidad a comienzos del siglo 16, cuando fueron fueron utilizados para la caza mayor. Así, grandes y atléticos Bulldogs particiban en la caza animales como toros y jabalíes; mientras los pequeños Terrier fueron utilizados para cazar ratas, tejones, lobos y comadrejas.


Pit Bull, perro de pelea


La combinación del Bull y Terrier fue creada cuando los "Deportes sangrientos", asociados a apuestas y entretenimeiento, como el Bull - baiting (perros contra toros amarrados) y las peleas de perros, se comenzaron a popularizar. Estos mismos ejemplares protagonizaban peleas en una arena cerrada llamada "Pit", y de ahí vino el nombre pit fighter (peleador de pit) pit dog (perro de pit), lo que finalmente derivaría en Pit Bull. Afortunadamente en 1835 los deportes Pit se convirtieron en ilegales en Inglaterra.

Desde ese momento también comenzó la selección y cruce del Pitbull bajo la perspectiva de la estética, naciendo ejemplares que dieron origen a las actuales razas American Staffordshire Terrier, Staffordshire Bull Terrier, Terrier Inglés y Bull Terrier Inglés Miniatura.

Paralelamente, se seguirían criando ejemplares Pitbull para peleas ilegales, en la clandestinidad. Finalmente, los perros Pit Bull llegaron a América a través de los colonos de Inglaterra, Irlanda y Escocia, países de fuerte tradición en la crianza de ejemplares de pelea, ya con linajes establecidos que darían origen a los Pit Bull Terriers y a los actuales American Pitbull Terriers.




La raza Pitbull


El nombre oficial de la raza se debe a  Mr.Bennet, al fundar el organismo oficial United Kennel Club (UKC) en 1888, reconociendo al American Pit bull Terrier como raza canina pura, registrándolo en sus listas y otorgándole pedigree. La FCI (Federación Cinológica Internacional), aún no reconoce como raza pura a los Pitbull.



Esta raza no es recomendable para todo tipo de personas, siendo deseable que su dueño posea experiencia en la tenencia de perros de defensa. Su amo debe demostrar autoridad y determinación, y por último una predisposición para educarlos y socializarlos desde pequeños. 






  
Hoy en día se discute que el Pitbull haya sido una nueva raza creada especialmente para las peleas con toros y que el nombre American Pit Bull Terrier es un error, debido a que el perro no es de origen americano y no es un terrier. Algunos investigadores aseguran que el Pitbull es una cruza de perros bull baiting y terriers y que la raza como tal conocida con sus características sólo aparece reconocida a mediados del siglo XIX.



Características comunes y algunos consejos
 
* Lo ideal es que el Pitbull viva en una casa con jardín, pero se puede adaptar en un departamento si se respetan ciertas normas en su crianza, tales como sacarlo de paseo diariamente (con collar y correa "siempre") y con frecuencia llevarlo a correr a campo abierto, ya que necesita hacer mucho ejercicio para mantener su salud mental. Por otra parte, es un perro de pelo corto que no babea y ladra muy poco, lo cual es bastante adecuado para quienes viven en departamentos.


* La convivencia del Pitbull con otros perros es difícil. Por ser un animal de pelea, no se aconseja dejarlo suelto en el parque si hay personas con sus perros, sobre todo si hay otros de su raza, ya que es de naturaleza dominante (en estos casos, el uso de bozal puede ser muy conveniente). En cambio, sí se lleva bien con las hembras, tomando precaución en el periodo de celo y que el amo sea el sujeto alfa (líder de la manada) imponiendo las leyes. Y jamás dejar que jueguen al “juego de la presa” entre macho y hembra, pues no suelta al mordedor y esto puede provocar una pelea.

* En caso de pelea, para separarlos se aconseja utilizar un palo de madera delgado para hacer giro y palanca en la zona detrás de los colmillos y tirar de ambos perros y separarlos. Es contraproducente golpearlos, ya que el animal creerá que el dolor se lo causa el contrincante y morderá más aún.

* Si surge un combate y la persona se encuentra sola, es mejor esperar a que el fragor del inicio de la pelea cese un poco, y después se ata con una cuerda por la cintura a uno de ellos, preferentemente el que vaya dominando la lucha. Luego se le ata a su vez a un árbol o reja y se procede a separalos. Mucho cuidado al separarlos, pues manipular la zona de su cuello puede ocasionar accidentes involuntarios y perder un dedo fácilmente.

* A diferencia de otras razas como los Dobermann, Pastor alemán, Rottweiller o mastines, esta raza no es territorial y eso no lo hace adecuado para tenerlo como guardián, tiene otras aptitudes que se pueden reforzar con un buen adiestramiento.

* El perro no distingue edades en el humano y por naturaleza es sociable con él independientemente de su edad. Podría llegar a atacar a un niño antes que a un adulto. Su tamaño pequeño y espontáneos movimientos, lo asemeja más a una presa motivando en el perro su instinto de caza. La ingenuidad de un niño le hace no temer al can y poder llegarlo a molestar en un momento dado. Dado que la consistencia física de un niño es más vulnerable que la de un adulto en caso de ataque, debemos asegurarnos al 100% sobre la seguridad del perro en concreto si es ajeno a nosotros y aún así extremar las precauciones si se trata de un animal potencialmente peligroso. Por otro lado, si niño y perro conviven en el mismo hogar, la posibilidad de ataque es menor.

* Es un mito que los de pelaje atigrado son más fieros, es una creencia que asocia el color con la fuerza de los felinos, pero el pelaje no influye para nada en su temperamento, salvo en la impresión que dan ante la gente por su apariencia intimidatoria.

Fuente: Conciencia-Animal


Estándard de la F:C:A (Federación Cinológica Argentina) (▼)