25 enero 2011

¿Qué edad tiene tu perro?

¿Qué edad tiene tu perro... en años humanos?

Tradicionalmente, siempre se ha creído que la fórmula para calcular la edad en "años humanos" de un perro era multiplicando su edad por siete. En realidad, es algo más complicado que eso, y es muy bueno que lo sepas para entender las necesidades en las distintas etapas de la vida de tu perro.

A la izquierda, verás una columna que indica la edad en años "reales" de tu perro. Luego a la derecha, verás una tabla de equivalentes en años humanos, aproximadas de acuerdo al tamaño en kilos de tu mascota. Por ejemplo, si tu perro tiene 11 años y pesa menos de diez kilos, es el equivalente a 55 años humanos. Pero un perro de más de cuarenta kilos, es como un humano de 75 años.


Edad de tu perro
Peso de tu mascota en Kilos
0-10
10-25
25-40
Más de 40
3 meses
9
8
6
5
6 meses
13
12
11
9
1 año
21
18
16
14
2 años
28
25
22
21
3 años
31
28
25
30
4 años
33
30
28
35
5 años
35
36
38
40
6 años
38
40
42
45
7 años
40
45
50
55
8 años
43
50
55
60
9 años
46
55
60
65
10 años
50
60
65
70
11 años
55
65
70
75
12 años
60
70
75
85
13 años
65
75
80
90
14 años
70
80
85
95
15 años
75
85
90
100
16 años
80
90
95

17 años
85
95
100

18 años
90
100


19 años
95



20 años
100





Sabías que... ¿un perro pequeño tiende a madurar más rápidamente, y a envejecer más lentamente? Los perros de mayor tamaño maduran más lentamente, y envejecen antes.
Esta tabla es sólo un aproximado, ya que algunas razas o perros en forma individual podrían variar de esta tabla.




Fuente: ProyectoMascota.com

20 enero 2011

Perro de 9.400 años

Hallan restos de un perro de hace casi 10.000 años ( click ▼)

Una Historia de perros

El perro doméstico más antiguo del mundo era belga y vivió hace 31.700 años. Los expertos creen que los canes americanos se remontan a una especie de lobo euroasiático que cruzó el Estrecho de Bering hasta llegar a América del Norte.

17 enero 2011

Chocolate...¡ no !


Hay mucha gente que les da chocolates a sus perros y gatos y desconoce que en realidad les está haciendo un daño muy grande, un daño que podría causarles la muerte. El chocolate contiene teobromina, que es un alcaloide que no puede ser eliminado rápidamente por los cánidos y otros animales. Es decir, es venenoso para ellos.

La teobromina ( C7H8N4O2) de nombre químico 3,7-dimetilxantina o 3,7-dihidro-3,7-dimetil-1H-purina-2,6-diona) es un alcaloide de la familia de las metilxantinas, familia que incluye también a la teofilina y la cafeína. En estado puro, es un polvo blanco. Es soluble en ácidos y bases, poco soluble en agua y acohol etílico y prácticamente insoluble en éter etílico.
Se sabe que provoca mutaciones en bacterias y en eucariotas simples, pero aparentemente no ocurre así en eucariotas complejas.
Esta sustancia se encuentra en la planta del cacao (Theobroma cacao), principalmente en las semillas, las cuales contienen entre un 1% a un 4% de ésta. Al fermentar y secar las semillas, y luego procesar el extracto obtenido, se obtiene el chocolate. El chocolate negro contiene aproximadamente 450mg de teobromina en 30 g, esto es diez veces más que el chocolate de leche común.

La teobromina también se encuentra en el Guaraná (Paullinia cupana)
Produce efectos similares a las otras metilxantinas, es decir, estimulación del sistema nervioso central, broncodilatación y diversos efectos cardiovasculares; sin embargo, en los humanos no se ven estos efectos al consumir chocolate, siendo muy raras las intoxicaciones, aunque es posible que puede producir dolor de cabeza,inapetencia en personas alérgicas o consumido en grandes cantidades.

En perros, gatos, cerdos, hurones, roedores,caballos y otros animales es tóxica, debido a que éstos la eliminan lentamente de su organismo. Se estima que en perros la dosis letal es de 6-17 gramos de chocolate negro (el que contiene mayor concentración de teobromina) por cada kilogramo de peso.


08 enero 2011

Amigos


A veces esta amistad dura para siempre. A veces no, y generalmente por culpa del hombre.

Peleas entre perros

Pregunta: ¿Qué se debe hacer ante una pelea de perros? 
Respuesta: ¡ Todo depende..!


Advertencia: 
Algunas de las imágenes mostradas en este artículo pueden resultar demasiado gráficas y herir la sensibilidad de algunas personas.

Por qué pelean los perros.
Existen varios tipos de peleas de perros. Cada cual tiene sus propias características, y es necesario que conozcas la diferencia entre unas y otras antes de intentar tomar el control sobre esa situación.

Disputas de jerarquía entre dos machos
Este tipo de pelea es, por lejos, el tipo más común de pelea en el entorno natural del perro. También es el tipo de pelea en la que - generalmente - no hace falta que intervengas, porque si las cosas son como deben ser y como manda la Naturaleza, el resultado no debería causar daños importantes a ninguno de los contendientes. Seguro, esas peleas suenan como si se estuvieran masacrando docenas de perros, pero es más que nada una muestra de poder que una agresión real. Los perros machos por lo general inhiben su mordida y no desean causar daño serio (las excepciones aquí son las razas típicamente usadas como razas de pelea, bull terrier, pitbull, mastiff, dogo argentino, dogo canario, etc).

Disputas de jerarquía entre dos hembras.
Esto sí es cosa seria. Dos perras que se pelean lo hacen a muerte. Las perras no inhiben la mordida como los machos. Por lo general las hembras no tienen gran predisposición a pelear, por lo que este tipo de peleas, si bien raras, son extremadamente peligrosas cuando ocurren. (Otra nota especial: puedes considerar cualquier pelea en la que alguno de los perros - hembra o macho - es una raza de pelea, como si se tratara de una pelea entre hembras).




Disputas de jerarquía entre un macho y una hembra.
Esto es muy raro. Las hembras normalmente aceptan la dominación natural de los machos. Un macho nunca lastimaría a una hembra, incluso a expensas de su propia vida. Esto hace que una pelea entre un macho y una hembra sea extremadamente peligrosa para el macho. Si no puede huir, es muy probable que muera ante la hembra, a pesar de ser mucho más grande y fuerte que ella.


Disputas de jerarquía entre dos cachorros.
Diviértete! Y no te preocupes... si son compañeros de camada (hermanos) o de igual edad y tamaño comparable. De otra manera, puede ser algo serio. La naturaleza no tiene forma de resolver el problema con dos cachorros de distintas edades y tamaño. Y los cachorros no inhiben su mordida. Esta se desarrolla en la pubertad. Por lo que un cachorro de cinco meses podría matar accidentalmente a uno de dos meses con facilidad. Igual dos cachorros de cuatro meses que son significativamente distintos en tamaño, puede significar un peligro para el más pequeño.


Disputas entre un cachorro y un adulto.
Siempre que el adulto tenga la fuerza física para vencer, no habrá problema. Incluso una hembra jamás lastimaría un cachorro. Pero piensa en el hecho que la naturaleza considera un cachorro como "un perro que no ha llegado a la pubertad". Un perro de 8 meses ya no es un "cachorro". Es un joven adulto, y no adquiere la "protección a cachorros" por parte de otros perros.


Algunas excepciones a la regla.
En ocasiones, los perros pelean por otras razones, diferentes a las disputas de jerarquía. En raras ocasiones (aunque sí ocurre). Disputas territoriales son un ejemplo de esto. Estas peleas no suelen ser severas, en términos de consecuencias, ya que el más débil normalmente huirá de la escena, y el ganador quedará solo ante el abandono.

Otras peleas se desatan por la posesión de un tesoro de alguna clase, como un juguete, comida, o la atención del amo. Se relacionan a disputas de jerarquía, ya que normalmente son la excusa para que se desate una pelea.
Dos machos que se pelean por "el derecho" de montar una hembra también se considera una disputa de jerarquía. Por lo general son raras. Los machos "enamorados" suelen ser pacíficos.
En términos de peleas, como señalé anteriormente, nunca confiaría en aquellas razas criadas por el hombre para pelear. Uno de los rasgos más salientes de esas razas es que no inhiben su mordida. Es un gen que se ha extinguido. Como todo lo que se extinguió, ya no puede regresarse, sin importar lo que hagas en la cria.
También está la situación en la que un perro pequeño es atacado por un perro más grande. Esto representa un serio riesgo ya que el perro pequeño por lo general se asustará, y se reconocerá a sí mismo como posible presa del perro más grande, lo que lo hará huir. Esto a su vez, dispara el instinto de cacería en el perro más grande, y no sus instintos de interacción social! Esto es extremadamente peligroso para el perro pequeño.


¿Qué hacer cuando los perros se pelean?
Lo primero que tienes que considerar es: "Esta pelea, ¿está poniendo en riesgo serio a alguno de los dos perros?" Si la respuesta es no, no hagas nada. Permite que los perros resuelvan sus problemas de manera natural.
Si la respuesta es , debes actuar rápido. Ante la duda, actúa como si se tratara de una pelea peligrosa.


La pregunta del millón es... ¿cómo lo hago?
Primer error: agarrar los perros por su collar. Es una solución muy peligrosa. En el calor de la pelea, ningún perro notará la presencia de tu mano y puedes apostar que llevarás la peor parte en la pelea.
Segundo error: gritos y alaridos. Sólo provocarás que los perros peleen en forma más encarnizada.
Tercer error: golpearlos o patearlos. Las mismas consecuencias que los gritos y los alaridos, solo empeorará las cosas. 

La manera correcta de hacerlo es entre dos personas. Cada uno agarrará al mismo tiempo y firmemente  un perro por las patas traseras, y les levantarán a la vez las patas del piso (no a todo el perro, sólo las patas traseras), y los harán caminar hacia atrás alejándose de la escena. Bajo ninguna circunstancia soltarán a los perros. Luego de uno o dos minutos de contención, los perros se calmarán. Es importantísimo aquí no castigar a los perros. Recuerda:  los perros viven en el presente,  ¡ si los castigas ellos no sabrán que el castigo es por la pelea que ocurrió hace apenas un minuto!
La situación es más compleja si sólo estás tú para separar a ambos perros. Aquí deberás actuar rápido, y tomar una decisión sobre a qué perro levantarás.
Deberás considerar que el perro al que levantes estará en completa desventaja, y a la merced del otro perro. Si levantas un perro que está siendo atacado por un perro de pelea, lo estarás condenando a muerte. En ese caso, levanta al perro de pelea. Lo más probable es que el otro perro también deje de pelear.


Lo más importante, por supuesto, es saber...
Cómo evitar las peleas de perros (o al menos minimizar el riesgo de que ocurran)
Primero, ten cuidado en la elección de la raza. Si deseas una raza "de riña", debes estar dispuesto a aceptar tus responsabilidades.


Una pelea entre dos perros enfurecidos puede causar lesiones gravísimas, e incluso la muerte. Debes estar preparado para actuar rápidamente y saber lo que haces, para no resultar 
herido tú también



Asegúrate que tu perro aprenda desde su infancia que ante la dominación de un perro mayor debe responder con sumisión, no con agresión. Tienes una ventana muy estrecha para esto. En el período de 8 a 12 semanas tu cachorro debe aprender esto de varios perros adultos. Si no lo hace, dificilmente lo hará después, y será un perro que tendrá problemas de comportamiento con otros perros, ya sea por miedo excesivo, o por agresión. Es vital que socialices a tu perro.
Finalmente, ¡ sé un buen líder de tu perro! Esto significa que si lo entrenas bien, de tal forma que puedas llamarlo siempre, incluso en medio de una distracción como estar jugando con otros perros, te responderá.
También significa que evitarás los enfrentamientos con otros perros, o bien, que tú mismo te encargarás de esos enfrentamientos!
¿Cómo enfrentas un perro desconocido? Si el dueño está con él, intenta primero resolver esta disputa potencial directamente con el dueño, pidiéndole que aleje a su perro. Pero si el dueño no está, o no coopera...

Alternativas que podrías considerar:

[Atención: Estos métodos son para uso como último recurso ante el ataque de un perro, y sólo deberán emplearse si se considera que el perro representa un peligro grave hacia ti, otra persona, o tu mascota. La decisión de utilizar un método (o ninguno) de los que mencionamos, es a consideración del lector.]

Un palo para la defensa. Suena tentador, pero si lo usas para golpear a otro perro, es posible que las consecuencias sean desagradables, tales como causar daños severos o hacer que la pelea empeore más.
Usando la correa. Esta es una solución mucho mejor. Una buena correa de cuero puede convertirse en un arma excelente y relativamente sin riesgos. Puedes hacerla girar en el aire (como las aspas de un helicóptero) sosteniéndola de la hebilla, con lo que espantarás a casi cualquier perro. Si no retroceden y avanzan con agresividad, puedes golpearlos en las patas delanteras, lo que causa mucho dolor y no implica ningún daño serio. La gran mayoría de los perros, aunque estén con ánimos de pelear, optarán por huir. Es muy importante que cuentes con un perro obediente, a quien puedas ordenar que se quede mientras tú actúas.
Gas Pimienta (Pepper Spray). Es una de las defensas más efectivas contra el ataque de animales. Es económico, se consigue fácilmente (hasta en algunos supermercados) y es fácil de cargar. Debe ser apuntado hacia los ojos y hocico del perro. Asegúrate de no estar ubicado contra el viento o el gas también te inhabilitará a ti. En cuanto lo apliques, vete rápidamente. El gas pimienta es muy irritante, pero sus efectos son pasajeros y no causan daños permamentes. El uso del gas pimienta no está permitido en algunos lugares.

Conclusión :
Sin importar el tipo de defensa que elijas, lo más probable es que el dueño del otro perro te de lata al ver lo que has hecho. Los idiotas que permiten que sus perros agresivos anden sueltos y que pongan en peligro a otras personas y animales suelen ser gente de carácter poco amigable, y hasta aprovecharán la oportunidad de buscar pelea contigo! Y, si tu perro está en medio de una pelea con otro perro, no vendrá a defenderte de dicho ataque.
Lo que un ciudadano 100% obediente de la ley  haría, es simplemente tomar su celular, y llamar a la policía, y esperar a ver lo que queda de su perro al finalizar la pelea.


Entonces, ¿Qué hacer? 
Depende. La decisión es tuya y sólo tuya. No puedo hacerte otra recomendación, a excepción de: EVITA TODA CONFRONTACIÓN.  Los perros ya saben esto, y si sus instintos están intactos, obedecerán esa regla. Tú necesitas hacer lo mismo.



Fuentes: ProyectoMascota- Mogens Eliasen (k9joy.com), Ed Frawrley (leerburg.com)

Ah....¿sí...?

Lobo



Puede andar muchos kilómetros con la comida en su estómago y llevarla a la compañera y su prole. Luego regurgitará el contenido, y a veces directamente comen de su boca.

04 enero 2011

Lactancia artificial y alimentación.

                       



Muchas veces se nos presenta la ocasión en la que tenemos que hacernos cargo de un cachorro, porque la madre no puede alimentarlo por diferentes motivos (fallecimiento, mal comportamiento materno, o por abandono).-
En general, la mayoría de la gente tiende a alimentarlos con leche común solamente, pero ¿qué ocurre con esto?; la leche de vaca que nosotros tomamos no es lo suficientemente completa como para que el pequeño cachorro bebé tenga un normal crecimiento.
Una receta casera sustituta puede ser la siguiente:


 
                                                    
                                * Leche líquida común................800 ml
                                * Yema de huevo (sola)...............2
                                * Crema de leche......................200 grs.

                                * Miel ..............................2 cucharadas


Esta fórmula parecida a la leche de la madre se mezcla en frío y se conserva en un recipiente limpio en la heladera lista para usar; cada vez que se necesita, separamos lo necesario para colocarlo en la mamadera y el resto lo volvemos a refrigerar. Antes de suministrarla se debe entibiar a baño Maria a 38º C.-
La frecuencia de tomas más adecuada es cada 2 - 3 hrs. (por lo menos 8 veces por día) y se debe suministrar con una mamadera para lactantes o en su defecto con un pequeño frasco gotero directamente en la boca.-
La cantidad a suministrar diariamente debe ser aproximadamente el 10 % del peso vivo del cachorro cada 24 hrs.

Otros cuidados a considerar son la defecación, que se debe producir momentos después del suministro de alimentos, la que de no ocurrir, hay que estimularla con masajes suaves en el ano con un algodón con agua tibia simulando el lamido de la madre; de no tener resultados en un tiempo prudente, consultar.-
Es importante cuidar en todo momento la temperatura corporal del cachorro pues la misma puede bajar a niveles subnormales y dejar de comer, lo cual produce el síndrome de depresión, muy difícil de superar. La temperatura ambiente no debe ser inferior a los 32 º C.-
Usemos un ejemplo práctico: si el cachorro pesa 1 Kg. el 10% de su peso es 100 gr., por lo tanto la cantidad a suministrar por día de dicha formula serian 100 ml repartidos en varias tomas, cada 2-3 hrs.-

Después de los 20 - 25 días los cachorros en general defecan solos sin estimulación extra.-
Cuando aparecen los primeros dientecitos (a partir de los 20 días de edad) podemos pasarlos lentamente a dieta sólida, pero siempre en forma gradual, se puede empezar incorporando a esta formula láctea, nestum, vitina, quaker o lo que es mucho mejor, balanceado para cachorros molido de alta digestibilidad y formar de esta manera papillas semisólidas, se debe gradualmente reemplazar las tomas liquidas por algunas semisólidas hasta que al cabo de una semana podrá empezar a comer algunos pellets de balanceado comercial al principio húmedo (con leche o caldos) y luego secos directamente. Todo gradual.-
Una vez pasada esta etapa de acostumbramiento, continuaremos con alimento balanceado para cachorros de alta digestibilidad y agua solamente, no requiere ninguna otra cosa, salvo indicación específica.-

Para asegurarnos la efectividad de todos estos procedimientos, le sugerimos una REVISACIóN MEDICA COMPLETA: identificación por raza o mestizaje, sexo, peso, temperatura corporal, ojos, nariz, oídos, boca, mucosas, labios, paladar, piel, abdomen, cola, ombligo, ano, reflejos.-

Fuente: Foyel.com

03 enero 2011

Lenguaje corporal en los perros.

Es importante comprender lo que los perros nos dicen con sus cuerpos, no sólo para entender a nuestro propio perro, sino también para predecir lo que están haciendo otros perros.
Hace falta experiencia para comprender realmente el lenguaje corporal de los perros. Observa a tu propio perro y a los de otras personas. Mira a los perros interactuando entre sí. Presta atención a las distintas partes del cuerpo por separado: orejas, colas, ojos, labios, pelos, la postura general. ¿Puedes determinar algunos comportamientos según ciertas actitudes corporales?

Seguro de sí
Signos: postura erecta (erguida), cola hacia arriba, cola que se mueve en forma lenta, orejas hacia arriba o relajadas, mirada directa, relajado, pupilas contraídas.

Miedo o preocupación
Signos: Postura más baja, cola hacia abajo, o "entre las patas", cola que se mueve en una forma rápida y frenética, girar la cabeza hacia otro lado o mirar hacia el otro lado dejando verse lo blanco del ojo ("ojo de ballena"), pupilas dilatadas. A menudo los perros ladran por miedo, como una forma de mantener distancia entre sí mismos y aquello que los asusta, especialmente si están encerrados o amarrados.
Los perros que están asustados a menudo muestran parados los pelos del lomo (pelos de punta), normalmente entre los hombros y hasta la cola. Esto no necesariamente indica agresión, sino que el perro se encuentra en alto sentido de alerta. A algunos perros se les ponen los pelos de punta más fácilmente que a otros.



Dominancia
Posturas de dominancia: colocarse sobre otro perro, mostrarse más alto, colocar el mentón o una pata sobre los hombros de otro perro, aceptar en forma calmada que otro perro lama sus labios, mirar fijamente. Algunos perros dominantes y seguros de sí, pueden girar sobre sus espaldas mostrando sus panzas, como una forma de tranquilizar a un perro más tímido o sumiso, o como invitación a jugar. Se mostrarán relajados al hacer esto, y normalmente mirarán al otro perro a los ojos.
A veces, montar a otro perro es un signo de dominancia, pero no siempre. Este comportamiento muchas veces mal entendido puede ser usado por un perro de más bajo rango para demostrar que es "amigo" de un animal de más alto rango.


Sumisión
Posturas de sumisión: incluyen cabeza y cuerpos hacia abajo, permitir que otros perros se muestren más grandes que ellos o que les pongan sus cabezas sobre los hombros, lamer los labios y las esquinas de la boca de otro perro, alejar la vista de otro perro, girar sobre sus espaldas y alejar la cabeza y la mirada del otro perro, con la cola entre las patas.
Entre perros, las jerarquías se mantienen y se demuestran de forma muy casual, y casi siempre son los miembros sumisos quienes lo hacen. Los miembros con rango más alto raramente muestran su autoridad, a menos que no estén seguros de si mismos. La mayoría de las demostraciones, y casi todas las peleas que se deben al rango, las protagonizan los miembros de rango medio o inseguros de sí mismos.


Juego e invitación al juego
El juego entre perros es muy similar a cosas serias tales como pelear, cazar, o reproducirse, por lo que los perros tienen formas ritualísticas muy desarrolladas para demostrar que sus intenciones son pacíficas y para divertirse. El juego entre perros a menudo se inicia por una invitación a jugar, tal como una "reverencia" o levantar la patita (especialmente entre cachorros), y es una manera que parece decir "si te muerdo, te monto, o te persigo, no va en serio, es sólo para divertirnos, ¿sí?"
A pesar que los perros juegan en forma bastante brusca, en general están bastante relajados, sus labios cubren sus dientes. Los perros a menudo ladran como parte del juego, normalmente en un tono más agudo que el ladrido del mismo perro debido a miedo o como advertencia.
A veces los perros se montan jugando. A menudo están excitados, pero no en una forma sexual, y parece ser una forma de vincularse. Ocasionalmente es para mostrar dominancia, pero no siempre. Algunos perros montan perros de más alto rango como forma de encontrar su lugar en un grupo que es mucho más complicado que una jerarquía lineal.



Señales de estrés
Los perros pueden estresarse en situaciones de frustración o miedo (incluso durante una clase o aprendiendo algo nuevo). Busca signos típicos de estres: sacudirse, gemir, orinarse, orejas hacia atrás, pupilas dilatadas, respiración rápida con la esquina de la boca retraída, cola hacia abajo, cuerpo más bajo, transpiración a través de los cojinetes de sus patas, rascarse, un repentino interés en olfatear, bostezar, parpadear, lamerse los labios o la nariz o estirar la lengua hacia adelante, desviar la mirada, o girar la cabeza hacia el otro lado, sacudir el cuerpo.
Los perros frustrados a menudo ladran (vemos esto muy frecuentemente en "peleas a través del cerco", cuando dos perros en lados opuestos de una cerca se ladran mutuamente; otro ejemplo común son los perros en un refugio que ven a otros perros pasar por delante; los perros con correas que deben pasearse a menudo ladran por la frustración).

Señales de calma
Turid Rugaas, un especialista noruego en comportamiento canino, señala que los perros, como animales de jauría, tienen formas altamente desarrolladas para evitar y resolver conflicto y agresión. Los perros, por lo tanto, utilizan señales de calma para reducir el estrés en ellos mismos y en otros con quienes interactúan, incluyendo seres humanos. Las señales de calma incluyen bostezar, desviar la mirada, lamerse los labios, moverse lentamente, moverse en círculos, olfatear el piso, hacerse los "distraídos", sentarse o echarse.  Nota que la mayoría de éstos son el lenguaje opuesto que la atención que se encontraría en una interacción agresiva.

Agresión
Las señales de agresión incluyen: cuerpo y piernas rígidas, gruñidos, cabeza hacia abajo, orejas pegadas hacia atrás cerca de la cabeza, ojos entrecerrados y sin pestañar, a veces veremos los labios levantados mostrando los dientes, pelos de punta (a lo largo del lomo, especialmente sobre los hombros y la grupa), la cola completamente estirada, y mirada fija e intensa (las pupilas pueden estar completamente dilatadas o completamente contraídas!)



Cómo reaccionar
Cuando observes a tu perro interactuar con otros, la regla general es que dejes que los perros decidan qué es apropiado y qué no lo es. Olfatearse la cola, jugar rudo, ladrarse al oído, montarse, y otras cosas que los perros hacen serían inaceptable en la compañía de humanos, pero es comportamiento canino perfectamente normal.

Pero, si ves que lo que tu perro hace molesta, asusta, o enoja a otro perro, es tu responsabilidad   hacer algo al respecto. A menudo, distraer a tu perro llamándolo o salpicándolo con algo de agua es suficiente (esto último es una llamada de atención, no un castigo). Si tu perro está demasiado excitado, llévalo a unos metros de la acción para que se calme un poco. Nuevamente, esto no es un castigo, es un "tiempo fuera" para calmarse.

Si ves que tu perro se la pasa encontrándose con "perros agresivos" que lo quieren morder, deténte a considerar las acciones de tu perro. ¿Tu perro está molestando a otros? ¿Está ignorando las señales de calma, o las indicaciones que el otro perro no tiene interés en interactuar?
Si concluyes que tu perro te está "protegiendo", piensa que tu perro te considera como un recurso valioso al que debe proteger, como un gran hueso. En su mente, tú le perteneces.


Bibliografía: Stacy Braslau. www.wagntrain.com
Fuente:Fernando Borcel- Proyecto Mascota