01 diciembre 2018

Perro perdido en Nueva York apareciò a 2.000 km

La historia de Sinatra, un perro Husky, sigue siendo un misterio para su familia: desapareció de su casa en Baltimore, Nueva York, y fue hallado deambulando cerca de Tampa, Florida. Aún nadie sabe cómo hizo para recorrer los casi 2.000 kilómetros que dividen ambos lugares.

Sinatra fue un regalo para la adolescente Zion Willis de parte de sus padres para su cumpleaños número 14. La joven, que era bailarina, era amante de los animales y rápidamente se encariñó con su mascota.

Al perro, de cachorro le encantaba perseguir mapaches y ardillas, y tenía un vínculo fuerte con su dueña. Pero todo cambió en 2015, cuando Zion quedó en medio de un tiroteo en Brooklyn y perdió la vida a los 16 años.

Sus padres siguieron cuidando a Sinatra y por eso fue una tragedia cuando se extravió en mayo de 2017. El animal había salido a la vereda y nunca más lo volvieron a ver. Empapelaran el barrio con folletos y lo buscaron sin éxito por casi toda la ciudad.



Pasaron 18 meses antes de que una adolescente de 13 años llamada Denise Verril, encontrara a Sinatra cerca de su casa, en la localidad de Seffner, en Florida. Sus padres y la amiga de la familia, Jeanne, comenzaron a buscar a los dueños, por lo que lo llevaron a un veterinario quien no logró recuperar el chip de identificación porque estaba averiado.

En consecuencia, se dirigieron al Centro de Recursos para Mascotas del Condado de Hillsborough, donde intentaron descifrar el número que marcaba el chip y allí les dieron un nombre: Willis Les. Jeanne buscó en las redes sociales hasta dar una persona llamada "Lesmore Willis", quien creyó que podría ser el dueño del animal.

“Nunca hubiera pensado que era de Brooklyn. Le envié un mensaje a Lesmore a través de Facebook y no pensé que conduciría a algo cuando vi de dónde era”, contó Jeanne al medio Tampa Bay Times. Unos días después, Willis le responde el mensaje y le dijo que su perro tenía un problema en la pata derecha, de ser así, definitivamente se trataba de Sinatra.

Jeanne le envió una foto y el hombre de Nueva York confirmó que era su perro. “Le dije que estaba seguro y bien cuidado con Denise”. Willis le habló sobre el amor que sintió su hija por su perro y el vínculo fuerte que tuvieron: "Por eso cuando Sinatra se perdió fue como perder una parte de Zion".

Aún nadie sabe cómo hizo Sinatra para ir de Nueva York a Florida. Posiblemente, alguien lo subió a un auto y tuvo la intención de adoptarlo, pero el perro volvió a escapar. O lo abandonaron. La realidad es que Sinatra volverá con su familia de Nueva York en los próximas días, cuando los Willis viajen a reencontrarse con él.

Fuente: Clarín

28 noviembre 2018

Corea del Sur cierra su mayor matadero de perros para consumo humano


Las autoridades surcoreanas comenzaron el jueves 22 de noviembre de 2018 a desmantelar el mayor matadero de perros del país, donde los defensores de los animales luchan por detener el consumo de carne canina. 

La carne de perro forma parte de la tradición culinaria de Corea del Sur, donde se come cerca de un millón de perros al año, según las estimaciones. Sin embargo, este consumo está en declive. Los surcoreanos consideran al perro cada vez más como animal de compañía y no como un animal de granja destinado a terminar en sus mesas. Esta práctica empieza a ser tabú entre los jóvenes y los defensores de los derechos de los animales son cada vez más escuchados. El complejo Taepyeong-dong, ubicado en la localidad de Seongnam, al sur de Seúl, albergaba al menos seis mataderos de perros, que acogían a cientos de perros y era uno de los principales proveedores de carne canina de los restaurantes especializados de todo el país. 



El lugar será desmantelado en dos días y se transformará en un parque público, explicaron las autoridades municipales. Los defensores de los animales denunciaron los malos tratos que infligieron los trabajadores a los perros, y se les acusó de matar de manera cruel, como por ejemplo electrocutándolos antes de matarlos delante de otros canes encerrados en jaulas. Al visitar el matadero el jueves, los activistas encontraron equipos para electrocutar y como cadáveres de perros abandonados, según la organización estadounidense Humane Society International. 

“Es un momento histórico”, declaró la asociación de los defensores coreanos de los derechos de los animales, Kara, en su blog. “Esto abrirá el camino a nuevos cierres de mataderos de perros en todo el país, y acelerará el declive de la industria de la carne canina en su conjunto”. Según un estudio realizado el año pasado, el 70% de los surcoreanos no come carne de perro, pero solo el 40% considera que hay que prohibirla. 

Alrededor del 65% de las personas encuestadas creía que había que criar y matar a los perros en las mejores condiciones. No existe una ley que regule el sacrificio de perros en Corea del Sur. Los criadores piden al gobierno someter a este sector a la misma normativa que el ganado, pero los defensores de la causa animal exigen su abolición total.

Fuente: elcomercio.com

El tétanos en perros y gatos

Una enfermedad letal que se puede prevenir

El tétanos (o tétano) en perros y gatos es una enfermedad frecuentemente mortal provocada por una potente neurotoxina, la exotoxina tetanospasmina, que es producida por una bacteria del género Clostridium.

La bacteria prolifera en condiciones anaeróbicas, es decir, en ausencia de oxígeno y segrega sustancias tóxicas (toxinas) que penetran en las fibras nerviosas motoras periféricas hasta llegar al sistema nervioso central con afectación inhibitoria de neuronas productoras del neurotransmisor GABA y el aminoácido glicina, provocando la típica parálisis y espasmos musculares. 

La bacteria produce esporas resistentes y provienen de casi cualquier parte, incluso del polvo de la calle o el suelo del jardín. La infección ocurre por la penetración de las esporas en las heridas contaminadas.

¿Cuándo y cómo se produce la enfermedad?

La enfermedad es producida por el Clostridium Tetani, microorganismo que se encuentra en el medio ambiente bajo su forma de "resistencia" llamada "esporos". Estos esporos penetran al organismo a través de heridas punzantes y una vez instalados desarrollan su forma "agresiva", en realidad lo que ocurre es que éstos esporos germinan. A partir de ese acontecimiento el Clostridium Tetani comienza a producir dos tipos de toxinas que son las que ejercen su efecto nocivo sobre el organismo. Las toxinas se denominan: Tetanolisina y Tetanopasmina. La primera produce ruptura de los glóbulos rojos (efecto hemolítico) y la segunda es la responsable de la sintomatología nerviosa de esta enfermedad.

¿Por qué las heridas deben ser "punzantes"?

Para que los esporos desarrollen su forma agresiva en el organismo, deben estar en un medio sin oxígeno. Las heridas profundas y con poca abertura al exterior son las que posibilitan ésta falta de oxígeno.
Una herida desgarrada o con amplia superficie de contacto con el exterior será indudablemente una herida "aireada", entonces el microorganismo quedará protegido en su forma de resistencia o esporo.

¿Cuales son los síntomas de esta enfermedad?

Los signos clínicos se producen aproximadamente a los 5-10 días del traumatismo. El tétanos localizado es el más común en los caninos. La rigidez de un miembro es la primera manifestación, luego puede extenderse al miembro opuesto y progresar en un período variable de tiempo hasta alcanzar el Sistema Nervioso Central. El paciente tiene dificultades para mantenerse en pie o para echarse debido a la "extrema rigidez muscular". Los reflejos miotácticos (respuestas del músculo al tacto) se encuentran acentuados, es decir, ante leves estímulos táctiles se desencadenan numerosas contracciones de la musculatura. Se observa protrusión del tercer párpado y exoftalmos (globos oculares exteriorizados).
Las orejas estarán erectas, los labios con "risa sardónica" , se observa rechinar de dientes por la contractura de los músculos masticatorios, hay exceso de salivación. Los pacientes están aprehensivos y reaccionan violentamente a estímulos táctiles o auditivos, pudiendo llegar a estadios convulsivos. Se puede reconocer fácilmente a un perro con tétanos por la postura de "caballito de madera" que adoptan. Los pacientes no pueden comer debido a la dificultad de aprehender los alimentos sólidos. Hay retención urinaria y constipación.

¿Es una enfermedad tan mortal como en los seres humanos?

La muerte se produce con la misma frecuencia que en los seres humanos y se debe a la rigidez de los músculos respiratorios y posterior paro respiratorio por intoxicación o anoxia (falta de oxígeno en los tejidos).

¿Cómo se realiza su diagnóstico?

La historia de una herida reciente y la sintomatología antes descripta permiten sospechar Tétanos. La electromiografía es reveladora por la excesiva respuesta muscular a leves estímulos táctiles.Se puede realizar la medición de anticuerpos antitoxina tetánica en sangre especialmente para confirmar casos dudosos.

¿Es factible un tratamiento?

El tratamiento es costoso, muchas veces infructuoso y requiere la hospitalización. 
Se utiliza: 
-Antitoxina tetánica intravenosa, con la salvedad que primero debe efectuarse una prueba intradérmica para evitar posibles reacciones alérgicas. 
-Antibióticos por vía oral o sistémica, como ser: Penicilina G, Metronidazol, Tetraciclina o Clindamicina. Sedantes como las benzodiacepinas diazepam o midazolam. 
También puede resultar efectivo el pentotal, administrado según demanda por vía EV. La cirugía puede ser necesaria para eliminar tejidos necróticos o para tratar los abscesos.
Tratamiento de soporte: 
El paciente debe estar en lugar tranquilo, oscuro, en cama blanda y debido a su imposibilidad de comer deben ser sondeados.

¿Cuáles son las complicaciones de esta enfermedad?
Las más frecuentes son: fracturas de huesos largos, de las vértebras o cráneo; cistitis e infección por el uso de catéteres no estériles.

¿Cuándo se observan los resultados del tratamiento?
Las mejorías se observan a la semana de comenzado el tratamiento y la recuperación completa se produce a las 3 o 4 semanas.

Fuente: FOYEL

11 noviembre 2018

¿Por qué los perros grandes viven menos que los pequeños?


La correlación entre el tamaño y la esperanza de vida en los perros está bien documentada, pero los científicos aún no están en claro acerca de las razones. ¿Por qué, por ejemplo un Gran Danés de 150 libras sólo vive unos 7 años, mientras que el promedio de vida de un Caniche Toy de 9 libras es de 14 años?

"Esto se ha conocido desde hace mucho tiempo, pero no se ha investigado el mecanismo  subyacente", dijo Cornelia Kraus, doctora en biología evolutiva de  la Universidad de Göttingen en Alemania.




Por ejemplo, los veterinarios recomiendan comenzar los chequeos geriátricos para perros pequeños alrededor de los 11 años, para los perros de tamaño medio en torno a los 9 años, y para los perros grandes alrededor de los 7 años.

Se podría suponer de esto que los perros grandes envejecen más rápido, dijo Kraus, pero también podría ser que simplemente empezaron a envejecer antes, y por lo tanto desarrollan antes problemas relacionados con la edad.

Para distinguir entre estas dos hipótesis, Kraus y su equipo analizaron datos demográficos, como la edad y la causa de la muerte, en más de 50.000 perros de 74 razas tomadas de la base de datos de Medicina Veterinaria, una recopilación de datos de animales de compañía de hospitales veterinarios de Norteamérica.

Los investigadores también consideran una tercera posibilidad: los perros grandes pueden tener un mayor riesgo de mortalidad durante toda su vida, independientemente de su edad. En otras palabras, su tasa de mortalidad "línea de base" es mayor que la de las razas más pequeñas.

Cada una de estas tres hipótesis diferentes generan las llamadas "curvas de mortalidad" - un gráfico que se produce cuando el riesgo de mortalidad se representa frente a la edad en una gráfica.

Cuando se grafican los datos de diferentes razas de perro de la base de datos, la curva más alta se corresponde con la hipótesis de más rápido envejecimiento.

"Ahí es donde realmente vemos una fuerte correlación"
, dijo Kraus.

El análisis también indica que la edad de los perros grandes avanza a un ritmo acelerado, de modo que "su vida adulta se desarrolla a un ritmo más acelerado", (nuevo estudio que será publicado en un próximo número de la revista The American Naturalist).

"Los nuevos hallazgos son un valioso primer paso para responder a la pregunta de por qué los perros grandes mueren antes", dijo Cynthia Kenyon, investigadora del envejecimiento en la Universidad de California, San Francisco.

"Creo que lo que es realmente bueno de este estudio es que no se trata de animales de laboratorio", dijo Kenyon, quien no participó en la investigación. "Son animales que viven sus vidas en el mundo real."

Los estudios futuros también podrían investigar por qué los perros más grandes envejecen más rápido, algo que el estudio actual no aborda, añadió Kenyon. Una pista intrigante, obtenida a partir de estudios anteriores, es que los perros pequeños tienen en la sangre concentraciones más bajas de la hormona de crecimiento IGF-1 o factor de crecimiento insulínico tipo 1, que los perros grandes.

Los altos niveles de IGF-1, se ha demostrado en una amplia variedad de organismos, incluyendo seres humanos, están asociados con un mayor riesgo de muerte por enfermedades relacionadas con la edad tales como cáncer y enfermedades del corazón. Por el contrario, las manipulaciones que reducen los niveles de IGF-1 en muchas especies animales ralentizan su ritmo de envejecimiento, reducen los riesgos de enfermedades relacionadas con la edad y extienden su vida útil.

Los nuevos hallazgos "podrían dar la sensación de que el motivo de que los perros grandes envejecen más rápido es porque crecen más rápido; pero no sabemos eso", dijo Kenyon.

Podría ser que las razas grandes de perros mueran más jóvenes porque tienen más hormona IGF-1 - su gran tamaño podría ser un efecto secundario de tener concentraciones más altas de la hormona de crecimiento.

Una forma de comprobar esta hipótesis sería la de "tener un perro pequeño y suministrarle altos niveles de IGF-1 cuando es joven, por lo que se conviertiría en un perro grande", dijo Kenyon. "Entonces, cuando es un adulto, volvería a un nivel más bajo [de la hormona], y ver si todavía consigue una larga vida útil. Creo que sería un experimento muy interesante que hacer, pero no se ha hecho."

Tal experimento podría proporcionar una prueba más de que el IGF-1 juega un papel crítico en el proceso de envejecimiento. Por otra parte, el hecho de que los perros pequeños —que naturalmente tienen menores niveles de IGF-1— son a menudo más saludables a lo largo de su vida, sugeriría que la vía de IGF-1 podría ser manipulada para hacer que los organismos vivan más tiempo.

En su estudio la autora Kraus pidió cautela al extrapolar los hallazgos de su equipo a los seres humanos.

Existe alguna evidencia circunstancial de que las personas más altas tienen una vida más corta, pero "es muy difícil de estudiar esto en los seres humanos porque tenemos muchos factores ambientales que afectan nuestra altura"—dijo Kraus.

Fuente: insidescience.org / Ker Than



Nota del E
Actualmente se comercializan fármacos que contienen la hormona IGF-1 (Somatomedina C) y son utilizados mayormente por fisicoculturistas o personas que quieren aumentar su tamaño o masa muscular, con el evidente riesgo de envejecer y morir prematuramente.

10 noviembre 2018

No, un año de vida del perro no equivale a siete años humanos.

Los perros envejecen a ritmos diferentes en comparación con los humanos, pero la regla simple de siete años caninos a un año humano está lejos de ser exacta.



Si los humanos en realidad fueran siete veces más lentos en envejecer que los perros, muchos de nosotros podríamos reproducirnos a los siete años y vivir hasta los 150 años. Obviamente, ese no es el caso. La razón por la que los perros pueden alcanzar la plena madurez sexual después de un año de nacer es porque nuestros amigos caninos envejecen más rápido durante los primeros dos años de su vida. Las razas más pequeñas tienden a madurar más rápido que las razas más grandes. 

En comparación con los humanos, los perros envejecen más rápidamente al comienzo de sus vidas y más lentamente hacia el final. Por lo tanto, calcular la edad de su perro en relación con la suya es un poco complicado, pero afortunadamente es posible. Dado que las razas más pequeñas tienden a vivir más que las razas más grandes, es importante calcular la edad de su perro de acuerdo con la categoría correcta: pequeño (9.5 kg o menos), mediano (9,6 kg - 22 kg), grande (23 kg - 40 kg) o gigante (más de 41 kg).




Aunque se desconocen los orígenes del mito de los siete años, la gente ha estado tratando de encontrar una buena manera de calcular los años de los perros en años humanos desde el 1200. Uno de los primeros ejemplos de esto es una inscripción en la Abadía de Westminster que se remonta a la año 1268 y calcula que un año humano es equivalente a nueve años caninos, lo que formó parte de una extraña manera de calcular el fin del mundo en los años 1200.

Se cree que la regla de los siete años es mucho más reciente. Un veterinario de la Universidad Estatal de Kansas dijo a The Wall Street Journal: "Supongo que fue una estrategia de mercado. Fue una manera de alentar a los propietarios a traer a sus mascotas al menos una vez al año".

Fuente: businessinsider.com.au

08 noviembre 2018

La constipación o estreñimiento en perros y gatos



Los atentos dueños de canes y felinos geriátricos, saben reconocer como señales de buena salud en sus mascotas, tanto un buen apetito como una normal evacuación. Con respecto a este último punto ellos pueden identificar cualquier alteración por dificultad, dolor o incapacidad, como una de las primeras señales de alarma. 

La observación de la frecuencia defecatoria, lleva muchas veces a detectar uno de los principales motivos de consulta en las alteraciones gastrointestinales de pacientes ancianos: la constipación, caracterizada por la deposición infrecuente, de heces secas y en poca cantidad. La constipación en las mascotas es un signo de muchas patologías, algunas muy graves y/o dolorosas, otras que pueden tornarse irreversibles o de compleja resolución quirúrgica, por lo que no debe tomarse como un tema menor.


Signos de constipación 
Los perros con constipación  pueden gemir, gritar o intentar frecuente y con poco éxito excretar, caminan unos pasos y vuelven a intentarlo. En muchos casos luego de sus esfuerzos se observa sangre fresca. Los gatos con constipación pueden confundir al dueño, sus infructuosos intentos en las piedras sanitarias, pueden asemejarse tanto en el estreñimiento como en la dificultad para orinar (disuria) debido a obstrucciones, infecciones u otras dolencias genitourinarias, también de pronostico reservado y atención urgente. 

Los animales con constipación que viven en exteriores, al no ser observados, pueden llegar por otro motivo a la consulta: se presentan decaídos, inapetentes, no se movilizan normalmente, tienen vómitos aislados, se encuentran deshidratados y con mal aspecto general. Este problema de constipación lleva a realizar un cuidadoso y amable examen físico, generalmente se requiere contar con el animal anestesiado, para no sumar mas incomodidad y estrés a un paciente ya agobiado, al que seguirán estudios complementarios de laboratorio, radiográficos y ecográficos. A través de ellos podremos evaluar las diferentes alteraciones, desde patologías prostáticas en machos enteros caninos a enfermedades localizadas en colon, recto y ano.

Causas 
Las causas de constipación en pacientes ancianos son múltiples: dietas alteradas por ingestión de huesos (frecuentes después de encuentros familiares y fiestas!), pelos (importante en felinos de manto largo ) y/o material extraño (piedras, madera, etc., en individuos con alteraciones en los comportamientos de ingesta); cambios ambientales, como confinamiento, internación o falta de higiene en animales de pelo largo. 

Cualquier alteración que impida el normal pasaje del contenido intestinal a través del colon (porción que cumple la función de movilizarlo y absorber agua a través de su mucosa) se complicara con el paso de las horas, por que la materia fecal se seca, acumula y distiende la víscera. A medida que el intestino se dilata, en forma importante o reiterada, tanto la actividad contráctil, ya disminuida en individuos añosos, como la neuromuscular, pueden llegar a afectarse irreversiblemente (obstipación). Alteración con pronóstico reservado, que se asocia a un colon de gran tamaño (megacolon)

Todas las afecciones que motiven una defecación dolorosa, como las patologías anorectales, que involucran frecuentemente a las glándulas anales (infecciones, tumores benignos o malignos) ano y periné.
Las enfermedades osteoarticulares (artritis, displasia, fracturas en caderas, etc.) que afectan la posibilidad de desplazarse o mantenerse normalmente en estación.
Alteraciones obstructivas, ya sea por callos óseos posteriores a fracturas pelvianas, por cuerpos extraños en recto o tumores tanto rectales como perineales, benignos o malignos, que con su crecimiento, dolor o ulceración, dificultan la defecación.
Enfermedades metabólicas (hipotiroidismo, hipercalcemia), del sistema nervioso (compresiones medulares, alteraciones disco intervertebral, etc.) o algunos medicamentos (analgésicos, antiespasmódicos) pueden ocasionar este problema.

Tratamiento 
Los tratamientos variarán de acuerdo a la gravedad y causa del mismo, se intenta revertir la situación a través de hidratación, medicación oral, ablandadores fecales, higiene, enemas o supositorios, medicación tópica en la zona y llegado el caso, quimioterapia, corrección o procedimientos quirúrgicos.

Prevención 
En todos los pacientes, especialmente geriátricos, mas sensibles al estrés, preferimos trabajar para prevenir, lo que podemos materializar a través de los chequeos periódicos, de rutina en animales mayores, semestral o anualmente. Luego de los exámenes necesarios, implementamos una serie de medidas sencillas y prácticas, basadas en la observación, dieta y actividad física, que adaptadas al presupuesto y los hábitos de vida tanto del propietario como de su querida mascota, permiten que ambos sigan pasando muy buenos momentos juntos.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a : M.V. Mario Miani - Bariloche - Río Negro - Argentina - 
Fuente: FOYEL